Sociedad | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Cortesía
Sociedad

¿Cómo están viviendo el aislamiento seis familias de la Región Caribe?

Las vidas de estos hogares costeños han sufrido todo tipo de alteraciones debido al confinamiento, que ha afectado su economía.

Los Robledo Diaz Granados son una de esas familias que han tenido que cambiar muchas de sus costumbres a causa de la cuarentena. Este núcleo conformado por cuatro personas ha tenido que adoptar nuevos métodos y dejar de realizar un sinfín de actividades para evitar salir de su casa y disminuir el riesgo de contagio por COVID-19.

Pasar de reunirse todos los viernes en un centro comercial a almorzar juntos, 15 de los integrantes del amplio grupo familiar, a realizar las visitas virtuales a través del celular; o de salir al supermercado para comprar a realizar todo el mercado a través de una aplicación, desinfectar y lavar cada uno de los productos antes de ingresarlos al hogar. Estos son algunos de los cambios que han adoptado los Robledo Diaz Granados para no salir por ningún motivo y protegerse del virus

Para Yolanda, madre del hogar y de tres mujeres, de las cuales dos aún viven con ella, el cambio más difícil que ha tenido que adoptar ha sido el dejar de ver a su primera nieta Elena, hija de la mayor de las tres mujeres.

 “Lo más duro es no poder compartir con Elena, es mi primera nieta y estaba acostumbrada a tenerla todos los días en casa, creo que para todos ha sido lo más difícil porque es la más pequeña de la familia”, dijo.

Sin embargo, asegura que la cuarentena ha servido para compartir más tiempo con su esposo y sus dos hijas, ya que realizan actividades que antes no podían ejecutar tan seguido por la rutina diaria que llevaba cada integrante, como el almorzar juntos todos los días, jugar juegos de mesa, ver películas, entre otras actividades.

“Hemos preferido no salir para cuidar a mi esposo que tuvo un derrame y fue operado de corazón abierto, y por él hemos tenido todas las precauciones y seguiremos en casa sin ningún inconveniente hasta que se acabe toda esta crisis”, expresó Yolanda.

En cuanto al tema económico durante la crisis, además del ingreso de la pensión por invalidez del padre del hogar, Lucía, de 28 años, es quien ha asumido la mayor parte de los gastos durante la cuarentena. .

La joven administradora manifestó que a pesar de que solo hay dos ingresos en el hogar se benefician de las medidas del sector bancario. “Gracias a Dios no nos ha faltado nada, yo pude seguir trabajando desde casa y generando ingresos. Algunas de las deudas que teníamos en los bancos extendieron los plazos y eso ha ayudado para poder mantenernos con lo necesario durante esta crisis”, contó Lucía Robledo.

“La vida nos cambió”, dice familia Madrid

Por Miguel Barrios

Para Osvaldo Madrid, supervisor de un motel en Valledupar, su vida, así como la de su esposa, Kelly Jhoana Niño, y sus tres hijos les cambió por completo por cuenta de la cuarentena .Residen en el barrio Las Rocas, en el noroccidente de esta capital, y desde que comenzó el aislamiento, el motel cerró sus puertas, el salario se lo redujeron en una tercera parte. Ahora él debe permanecer en casa, mientras  Kelly trabaja en el área de servicios generales.

La mayor de sus hijos, Daniela, quedó aislada en Bucaramanga, donde cursa sus estudios universitarios, mientras Moisés y Osvaldo, los dos menores, reciben clases virtuales.“Ahora oriento en las tareas a mis hijos, ayudo en los quehaceres de la casa y cuido mis gallos, una de mis pasiones”, dice Osvaldo, quien reconoce que ha sido un tiempo difícil porque con los ingresos mermados han tenido que priorizar los gastos para sobrevivir.

Su esposa afirma que con lo que ganan pagan los compromisos, “ahora viene otro semestre de la universidad y ahí nos vemos en dificultades, lo importante es la educación de nuestros hijos, por eso hacemos los esfuerzos que sean necesarios”, dice Kelly. Por tradición, el Día de la Madre los visitan numerosos familiares, pero ahora por la pandemia rezarán para que permanezcan sanos.

Los Estrada hicieron de su casa un salón de clases y juegos

Por María V. Bustamante

La sala de la casa es el sitio de encuentro para los juegos y para dictar y recibir clases en la familia Estrada Cruz. Los padres Emiro y Yulieth Paola tienen que velar no solo por el aprendizaje de sus estudiantes del sector oficial, sino por el de sus hijos, lo que hace que las cosas no sean tan fáciles.

Por eso adaptaron espacios de recreación como sala de estudio y sala de cine, en aras de hacer más llevaderas las tensiones y los efectos psicológicos y/o emocionales.

Laboralmente asumen desde casa la orientación de los procesos educativos desde la virtualidad, enfrentando dificultades como la falta de conectividad de estudiantes, lo que a ellos les genera estrés y agotamiento.

“Los trabajos en casa se han aumentado porque orientamos a nuestros estudiantes, hemos convertido nuestra casa en un aula escolar de lunes a viernes. Esto también nos ha llevado a que como padres reorganicemos nuestras responsabilidades al asumir roles de cocineros, cuidadores, psicólogos y hasta animadores para que nuestros hijos se sientan relajados y felices”, dice la docente, quien reconoce que han tenido conflictos entre hermanos, padres e hijos y como pareja, que han hecho sentir momentos de tensión en la convivencia.

“Mejoró el diálogo”, aseguran los Velásquez

Por Agustín Iguarán

Convencidos de que la paz y la armonía constituyen la mayor riqueza de la familia, los Velásquez Anchila viven el aislamiento obligatorio en su casa del barrio Bolívar, en el corregimiento Isla del Rosario, de Puebloviejo.

Coinciden en que esta unión les ha permitido reinventar conductas y cambiar paradigmas.

La televisión y los juegos de mesa son ahora sus aliados para disfrutar del tiempo en casa.

Pero si algo ha servido esta pandemia es para dialogar y trazarse metas.

Afirman que todas estas acciones se dan por la gracia de Dios, a quien invocan en sus oraciones.

Enilda Anchila, de 76 años, es el eje de la familia de cinco integrantes.

“¿Hasta cuándo?”, se pregunta a diario esta matrona que  hoy celebrará el Día de la Madre con un asado de carne, papa y ensalada.

Numidia, enfermera auxiliar y una de sus hijas, es vacunadora en el PAI del hospital San José, de Puebloviejo. Su salario es el ingreso de la casa. “No es mucho, pero nos alcanza para subsistir”, manifestó. Además, la ayuda con mercados por parte de la Alcaldía ha sido fundamental para esa subsistencia. Igualmente el agua que les ha sido regalada.

En su casa no falta el alcohol ni el gel antibacterial, tampoco el cloro que mezcla con el agua para lavar pisos y paredes. Mientras Numidia trabaja, Elda y Silvia, sus hermanas, son las que se encargan del cuidado de Enilda, Maryoris y Lewis, sus sobrinos. “El amor es un lujo difícil de conseguir. Y a nosotros nos sobra”, dice Elda.

“El tiempo es calidad”: los Rhenals

Por Óscar Cuello

Para Sergio Rhenals Benítez, residente en el barrio Edmundo López,  sur de Montería, el actual confinamiento lo ha unido más con su familia.

Casado y con dos hijos, sabe que tiene que trabajar para conseguir el pan de cada día, pero en sus descansos le encanta intercambiar las experiencias de los suyos.

 “Antes cuando llegaba a la casa los niños estaban entretenidos jugando con sus amigos del barrio, mi esposa quizás se ponía a hacer otra cosa y yo me cambiaba de ropa y me iba para la calle. Ahora es diferente, nos sentamos a hablar, hay un mayor interés en saber cómo está haciendo cada uno de nosotros”, explica.

 Sergio es trabajador informal y se define como ‘polifacético’. “Ahora vendo motos de segunda por redes sociales. También entrego elementos de ferretería, reparo tuberías, otros días soy auxiliar de camiones de carga que llevan abastecimiento desde Montería a otros municipios y con mi esposa vendo almuerzos por pedidos”.

Ingrid, su compañera desde hace casi 20 años, sostiene que sus quehaceres cotidianos también han cambiado, pues ella no solamente se encarga de administrar los recursos que aporta Sergio.

Ella guía a sus hijos en las tareas escolares, después cenan y juegan con sus dos hijos, de 14 y 6 años.

“Han sido más las cosas positivos”, aseguran los Bermúdez

Por Sandra Guerrero

Para los estilistas William Cortés y Elena Bermúdez, que tienen su negocio en el centro de Riohacha, el aislamiento obligatorio les ha traído más cosas positivas que negativas.

Aparte del tema económico, Elena dice que la armonía ha reinado en su hogar conformado además por sus hijos William, de 18 años; Ángel, de 14; y Valentina, de 12. “Pensábamos que nuestros hijos no iban a entender la cuarentena, pero hasta ahora lo han tomado muy bien, sobre todo William, quien tiene condiciones especiales y es amiguero y bailarín”, explicó Elena.

Las niñas se han acostumbrado a apoyar en los oficios de la casa. “Hay que estar detrás de ellas, pero lo hacen y muy bien. Ahora combinan el aseo con clases virtuales”, afirma Elena, quien cuenta además que por el cierre de la peluquería  no han recibido ingresos, pero que gracias al apoyo de sus clientes han podido pagar arriendo, deudas y todo lo referente a la alimentación. “Esperamos que todo esto pase para poder volver a abrir el negocio y ponernos al día, pero no podemos quejarnos, hasta ahora no hemos pasado dificultades”, dice.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • Bienestar familiar
  • coronavirus
  • COVID-19
  • cuarentena
  • familias
COVID-19 🚷 Se aplicará en todo el Distrito la medida de toque de queda durante este viernes 3 de julio 🔴 Los nuevos casos se dieron en Bogotá (1402) 🔺 Barranquilla (354) 🔺 Valle (297) 🔺 Antioquia (283) 🔺 Atlántico (253) 🔺 Cartagena (211) 🔺 Nariño (102) 🔺 Cesar (93) 🔺 Cundinamarca (68) 🔺 Sucre (59) 🔺 Tolima (48) 🔺 Santander (35) 🔺 Risaralda (24) 🔺 La Guajira (23) 🔺 Córdoba (22) 🔺 Santa Marta (22) 🔺Casanare (15) 🔺 Chocó (14) 🔺 Bolívar (14) 🔺 Meta (12) 🔺 Cauca (11) 🔺 Magdalena (7) 🔺 Norte de Santander (7) 🔺 Boyacá (7), 🔺 Putumayo (4) 🔺 Huila (4) 🔺 Amazonas (3) 🔺 Quindío (1) 🔴 X
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web