Asesino de wayuu, primer condenado por feminicidio en La Guajira

Édgar Amaya fue sentenciado a 43 años por matar a su pareja Patricia María Uriana.

Suministrada
Édgar Tobías Amaya, 56 años, es el primer condenado por feminicidio en La Guajira. En el recuadro, Patricia María Uriana. Suministrada
Más contenidos
Por: Sandra Guerrero @sguerrerob
La Guajira

Édgar Amaya fue sentenciado a 43 años por matar a su pareja Patricia María Uriana.

El 17 de febrero del 2018 Patricia María Uriana, una wayuu de 54 años, comenzó a sentir un fuerte dolor de cabeza. Mientras se peinaba en el baño de su casa en el corregimiento de Villa Martín, en Riohacha, iba perdiendo fuerzas hasta que cayó desmayada.

Ocho días antes habían empezado los dolores que se iban intensificando a medida que pasaban las horas.

Su esposo Édgar Tobías Amaya, de 56 años, con quien tuvo ocho hijos, la llevó de inmediato a la clínica Anashiwaya de Riohacha, pero por la gravedad de su estado fue trasladada a la Unidad de Cuidados Intensivos Gyo Medical del municipio de San Juan del Cesar, donde el sábado 24 de marzo falleció.

El deceso se produjo como consecuencia de la fuerte golpiza que Amaya le había propinado la noche del 9 de febrero de este mismo año, contó Aracelys Amaya, uno de sus hijos.
En un fallo sin predentes, la juez Primera Penal del Circuito de Riohacha, Naike Pimienta Reverol,  produjo la primera condena por feminicidio: Amaya, de oficio jornalero, pagará 43 años de prisión por este asesinato.

El fallo. Para la juez, la víctima era sometida a una violencia física y psicológica en el seno de su hogar.

“Este despacho no solamente evalúa el homicidio como lesión al bien jurídico de la vida, sino también la violación a la dignidad, libertad e igualdad de quién ha sido sometida a maltratos de diferentes tipos”, escribió en el fallo.

Según Naike Pimienta,  “la causación de la muerte en este contexto asume un sentido de acto de sometimiento de contenido discriminatorio producto del uso de estereotipos negativos de género y situaciones concurrentes de maltrato, como humillaciones, ridiculización, menosprecio, insultos, celos, para generar en la mujer sentimientos de desvalorización, lo que permite discernir que su muerte fue causada por su condición de mujer, configurándose de esta manera el feminicidio agravado”.

Los hechos. Aracelys narró que el 9 de febrero, su papá golpeó tan violentamente a su mamá, que finalmente le produjo su deceso.

“Yo estaba con mi esposo en el cuarto  que queda en el patio de la casa y mi mamá llegó a las once de la noche, me tocó la puerta asustada, llorando y con signos de violencia”, aseguró Aracelys a la Fiscalía.

Dos de sus hermanas menores que venían detrás de Patricia, le contaron que su papá había llegado borracho y comenzó a discutir con su mamá.

“Él estaba cabrero (molesto) porque mi mamá había ido a un velorio y mientras ella estaba sirviendo la comida, la cogió del pelo, le daba golpes en la nuca, en la cabeza, la empujaba y después la metió en el cuarto a seguir pegándole”, contó una de las niñas a los investigadores.

Patricia María, quien era ama de casa, logró liberarse de su esposo y correr al cuarto de  Aracelys para contarle lo que había sucedido.

Desde ese día, la mujer empezó a sufrir de dolores de cabeza, mareos y a sentirse muy mal.

Aracelys dice que mientras su mamá permaneció en la UCI de San Juan del Cesar, pudo contarle todos los detalles de ese día en que Tobías le dio la golpiza. 

También le relató a los médicos y enfermeras que no era la primera vez que el hombre la agredía, ya que todo el tiempo le pegaba, la humillaba y la amenazaba. 

En medio de su dolor le pidió a su hija que si algo le pasaba, se encargara de sus hermanas menores.

 

“La cogió del pelo, la daba golpes en la nuca, en la cabeza, la empujaba y después la metió en el cuarto para seguir pegándole

Relación tormentosa. Para Aracelis, la relación de su mamá y Édgar era una relación “tormentosa”.

“Una vez le hizo dos tiros y uno de ellos le pegó a un balde que estaba cerca de mi mamá. Cuando estaba recién parida de una de las niñas menores, la golpeó y le rompió la ceja. Una vez la echó de la casa y después la buscó diciéndole que iba a cambiar, pero nunca cambió”,   explicó Aracelys en el juicio oral contra su padrastro.  

Después de esa conversación durante una de las visitas a UCI, su madre dejó de hablar y a los pocos días murió.   

Otra de las hijas de la víctima, Keila Ballesteros Uriana, hijastra de Édgar  Amaya, testificó en el juicio contra su padrastro. Contó que Amaya la llamó al teléfono. “Me dijo que se la habían llevado para San Juan del Cesar, pero no sabía que estaba tan grave”, indicó.

Describió todo lo sucedido el día que su mamá fue víctima de la golpiza que le produjo una hemorragia cerebral por trauma craneoencefálico que le provocó finalmente la muerte.

“Le dio cuatro puños cerrados, la golpeó contra la pared, la cogió del pelo y la empujó”, aseguró.

Dice que también le sacaba en cara todo lo que le daba, incluso la comida para ella y sus hijos. “Ella me dijo cuando estaba en UCI que quizás esta vez no se salvaba de los golpes que le dio su marido”, contó Keila.

Cuando su mamá murió, explicó que a raíz de esos golpes, la salud desmejoró: perdió el habla, luego la movilidad hasta quedar en estado vegetativo. Después de un mes y seis días de permanecer en el hospital, murió tras sufrir tres paros respiratorios.

Patricia María fue  sepultada  en un cementerio ancestral en el corregimiento de El Pájaro, del municipio de Manaure.

La denuncia contra  Amaya fue formulada por  su propia hija Aracelys Margarita Amaya Uriana y su captura se produjo el 12 de abril de 2018 en su casa de Villa Martín, corregimiento de Riohacha por parte de la Seccional de Investigación Criminal e Interpol (SIJIN), quienes lo notificaron de una orden de captura  en su contra, que había sido emanada por un juzgado penal municipal ambulante con funciones de control de garantías.

Posteriormente, el 8 de junio de ese mismo año, la Fiscal Séptima Seccional de Vida Luz Esperanza gómez radicó el escrito de acusación ante el Centro de Servicios Judiciales de los juzgados penales de Riohacha.

 

“Una vez le hizo dos tiros y uno de ellos le pegó a un balde que estaba cerca de mi mamá

En este indicaba que se le atribuía a Edgar Tobías Amaya la autoría material del delito de Feminicidio Agravado definido en la Ley Penal 599 de 2000.

La Fiscalía aseguró  que los elementos probatorios a lo largo del juicio oral fueron “contundentes” y se pudo demostrar que el esposo fue el autor material  de este crimen. Asegura el ente acusador que así lo corroboraron los testigos presenciales y los peritos, tanto forense como el médico especialista de la UCI Gyo Medical de San Juan del Cesar.   

La representante de la  víctima, Lilibeth Fragozo, aseguró también que la responsabilidad del procesado se demostró con las pruebas testimoniales de las hijas menores, quienes a través de sus declaraciones dijeron que hubo múltiples maltratos físicos y psicológicos. 

“Las declaraciones fueron claras e incluso lloraron por el shock postraumático como consecuencia de estos hechos”, fue su declaración.

Otro testimonio clave fue el de Eder Antonio Real Pérez médico adscrito al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses del municipio de Fonseca, experto forense, quien realizó la necropsia de Patricia María Uriana.

Su explicación fue que la víctima sufrió un edema, lo cual es una hinchazón o engrosamiento que tenía dentro de la cavidad craneal y que fue lo que le ocasionó el deterioro neurológico, porque esto aumenta la presión en el cerebro. Concluyó que fue una muerte violenta.

Parte médico. Robin De Jesús Hernández Cervera médico de la UCI Gyo Medical de San Juan del Cesar, recordó haber atendido a Patricia María Uriana por una hemorragia hipercerebral y crisis hipertensiva.

“Se le hizo tomografía simple y el neurocirujano ordenó una tomografía con contraste computarizada. Le llamó la atención porque no es común la parte donde tenía la hemorragia, considerando que se debía a malformaciones vasculares o procesos de trauma”, explicó.

Dijo que su muerte se debió a un  paro cardiorrespiratorio ya que presentaba una hemorragia intracerebral que no se pudo controlar.  

Aclara que las opciones de causa de muerte eran hipertensión, pero se descartó porque los estudios mostraron un corazón normal, mientras que las personas hipertensas se les van agradando el corazón con los años.

⚡ Aprovecha los descuentos imperdibles que tenemos para tí en 👉 Black Friday Caribe de EL HERALDO 🎁

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN La Guajira
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web