El Heraldo
General Fernando Murillo, comandante del Gaula. Tomada de Internet
Judicial

Director del Gaula de la Policía atiende caso SuperGiros

Este viernes, la empresa SuperGiros reportó la apertura de los puntos que empleados habían decidido cerrar por temor a un atentado.

El general Fernando Murillo, director de Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía Nacional, atiende en Barranquilla el caso de la empresa de chance SuperGiros, relacionado con una supuesta extorsión y que el pasado martes dejó dos chanceros muertos. 

EL HERALDO conoció que desde el jueves el alto oficial cumple con una agenda en la ciudad, en la cual ha tenido varias entrevistas con directivos de la firma y, así mismo, ha estado al frente de los análisis de las hipótesis que se manejan sobre el ataque.  

La noche del pasado martes, José Manuel Chíquez Rojano, ingeniero de sistemas venezolano y vendedor de chance de SuperGiros desde hacía seis meses, fue asesinado en el punto de venta de la calle 30 con carrera 38D, en el barrio Costa Hermosa de Soledad. 

La familia del joven de 27 años dijo que este había llegado del vecino país con la ilusión de mejorar su situación económica y que, además, se trajo a su pareja para que lo acompañara. Esta actualmente tiene siete meses de embarazo. 

Ese mismo día se reportó el asesinato de Martina Luz Villa, chancera de 46 años que tenía como punto de labor un modesto panel en la vereda El Vaivén, jurisdicción de Juan de Acosta. 

Un testigo del hecho manifestó que eran las 7:30 de la noche cuando vio al homicida que se bajó de una moto y caminó en dirección de Martina, que se encontraba atendiendo a un cliente. Le disparó en la sien y dijo “el que se meta le pego un balazo” y se fue caminando.

Este viernes, la empresa SuperGiros reportó la apertura de los puntos que empleados habían decidido cerrar por temor a un atentado. 

Los puntos, según la compañía, tienen permanente monitoreo de la Policía y presencia de vigilancia privada. 

El jueves, una fuente de la empresa informó que la Policía está brindado un acompañamiento policial en la apertura y cierre de 1.500 puntos de venta. También destacó la instalación de cámaras de seguridad para monitoreo permanente y la vinculación de vigilancia privada, como  medidas adoptadas a raíz de los asesinatos de los dos chanceros.

Del mismo modo, la empresa detalló que en las cinco localidades de Barranquilla se estarán adelantando “recorridos de seguridad”. 

Estos consisten en una visita al punto de venta para entrevistar a los empleados. 

En la mañana de ayer, según la firma, se llevaron a cabo visitas en el corredor del bulevar de Simón Bolívar, el barrio Universal y la urbanización El Parque. 

Abrimos, pero se teme. Gloria*, vendedora de chance en el sector del barrio Boston, dijo que se ha atrevido en estos dos días a abrir el punto que administra debido a que está en una zona de alto tráfico. 

Sin embargo, reconoce que siente “cierto temor” por el trágico final de sus dos compañeros de trabajo. 

“Abrí, pero se teme. Acá hay un tema que no se ha hablado y es que la familia sufre por lo que está pasando. Mi esposo me ha llamado hoy (ayer) unas cuatro veces en la mañana para preguntarme si no he visto nada sospechoso. También sé de compañeros que han ido a trabajar acompañados de sus familiares”, anotó la mujer. 

Dijo que tiene unos siete años vendiendo chance, antes con Uniapuestas y ahora con SuperGiros. 

*Nombre cambiado

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.