El Heraldo
Valeria Abuchaibe, reina del Carnaval 2018, en la proclamación de su Bando en la Plaza de la Paz. Archivo
Entretenimiento

11 reinas hablan del gran día del Bando

La lectura del 2019 tiene como una de sus características la celebración de los 70 años de su proclamación a la ciudad. Soberanas recuerdan cómo fue.

El Bando del Carnaval de Barranquilla es la primera gran celebración que, de la mano de su reina, otorga a propios y visitantes el permiso de comenzar a vivir la celebración más grande del país. 

Su aparición se dio en el año 1949 y desde entonces, en diferentes representaciones, nunca ha abandonado la esencia de la fiesta de Barranquilla y su gente. Es el comienzo de “quien lo vive es quien lo goza”. 

La existencia de una soberana es un requisito indispensable para la proclamación de los decretos que rigen el jolgorio propio de las festividades. Y es que las leyes del bando solo caducan hasta el fin del Carnaval y la muerte de Joselito. 

Desde sus inicios hasta la fecha, el acto público ha ido cambiando de protagonistas, locaciones y representaciones. 

Tradicionalmente el Bando se realizaba año tras año el 20 de enero –día de San Sebastián– en el Paseo de Bolívar. Era en tarimas poco lujosas y con lecturas no tan elaboradas como las de hoy.

EL HERALDO dialogó con soberanas que han hecho parte de esta historia presidiendo y ordenando a sus seguidores prender las esquinas con música y baile.

“Era muy improvisado y se trataba más que todo de la lectura –por parte del alcalde– del decreto donde se daba permiso a los ciudadanos de comenzar los bailes populares llamados verbenas”, afirma Lucy Abuchaibe, reina de 1965. 

El evento no se trataba de un espectáculo de bailarines, ni de múltiples coreografías. Se realizaba a las 4 de la tarde y, aunque preserva la misma importancia de antaño, no tenía la misma preparación que se le da actualmente. 

Las temáticas del Bando han ido cambiando junto con la forma en que son escritos. Pasó de las manos del alcalde la ciudad a las de la reina, encargada de seguir la tradición proclamando los decretos reales. 

Ana María Donado, soberana de 1980, recuerda que el único traje oficial para el Bando era el de cumbiambera, aquel tradicional de cuadros rojos y blancos y así fue hasta la década de los 90, cuando las nuevas  reinas comenzaron a agregar detalles y colores diferentes a sus vestidos. 

Para Mireya Caballero (1982) el Bando es la “prueba de fuego para demostrar por qué fuiste escogida como reina” y está de acuerdo en que las líderes de la fiesta estén involucradas en la creación de sus órdenes, aunque no necesariamente deban escribirlas ellas mismas.

Maribel Fernández (en 1987) fue la primera en realizar su Bando en la noche, pero conservando el recorrido hasta el Paseo de Bolívar. “La gente se iba abriendo dándole paso a la reina y haciéndole una calle de honor. Era muy especial”, afirma. 

Claudia Dangond en su noche de Bando en 1993.

El Bando moderno

 Junior, el río Magdalena, la Luna de Barranquilla, Esthercita Forero, entre muchos otros, han servido como tema de inspiración para quienes escriben el Bando desde los años 80. 

Y es que su escrito no se ha limitado a un solo autor, en el año 2007 Daniella Donado impulsó la propuesta “el Bando lo escribe la gente”, donde recogió ideas durante sus recorridos para escoger los temas que querían escuchar los barranquilleros. 

Los eventos pasaron de ser cortas proclamaciones a convertirse en grandes espectáculos con fuegos artificiales y artistas invitados como Diomedes Díaz, Joe Arroyo, Eddy Herrera y Sergio Vargas. 

Alfredo de la Espriella

 Uno de los nombres inmortalizados en la historia de la escritura del Bando es el del historiador Alfredo de la Espriella, quien plasmó en pergaminos las leyes del Carnaval desde el año 1945 hasta el 2009. 

Katya González, reina de 1976, cuenta que las soberanas estaban acostumbradas a recitar los escritos de Alfredo y no a ser parte del proceso de escritura. 

Sus mandatos son recordados por ser muy jocosos, con un sentido carnavalero, siempre invitando al pueblo barranquillero a unirse a la fiesta del dios Momo. 

“Es un gran conocedor de la historia del Carnaval con anécdotas increíbles, siempre tenía grandes referencias con el arte o de carnavales anteriores”, resalta Maribel Fernández, reina de 1987.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.