Economía

El sabor agridulce de la reactivación del comercio de productos escolares

El regreso a clases presenciales ilusionó a los comerciantes del sector; sin embargo, las ventas están lejos de ser las esperadas.

Los números rojos siguen llenando las líneas de una pequeña libreta. Ilusionado, Alberto Herrera, un vendedor de libros en el centro de Barranquilla esperó con ansias la llamada “reactivación escolar”, donde gracias al avance de la vacunación en la ciudad y a la incidencia del coronavirus, los colegios tanto públicos como privados volvieron a clases presenciales de manera escalonada.

Sin embargo, la ilusión, según cuenta, “se quedó allí”. Herrera esperaba que las ventas crecieran dejando atrás ese tímido 10 % que se ha sostenido desde que regresó del aislamiento.

“Hasta ahora no se ve en mayor cuantía la reactivación, es muy poquito lo que se ha reflejado. Estamos como cuando recién empezó la reactivación. No se ha visto y es muy triste porque esperábamos más. De un 10 % que se estaba moviendo esperábamos que las ventas se dispararan quizás en un 80 % o 90 %, pero no fue así”, señaló Herrera.

En los más de 25 años de trayectoria como librero, Alberto Herrera confiesa “nunca haber vivido algo así”, una situación que explica por dos motivos: la virtualidad y la falta de celeridad institucional.

“Ahora todo está muy marcado por la virtualidad, por el mayor uso de equipos tecnológicos; al igual que está marcado por esa concertación que no se da entre las entidades de educación, los padres y Fecode, que no hace que el regreso a clases sea completo”, dijo Herrera, para quien las expectativas de que la situación mejore son nulas, ya que “estamos a dos meses y medio para que el calendario termine, no creo que en ese tiempo se pueda reactivar masivamente”.

Este panorama puede observarse en cada uno de los sectores del comercio relacionado con la reactivación de los colegios, como pueden ser las zapaterías; las papelerías y la venta de uniformes escolares. Cada uno, en su medida, no ha podido aprovechar del todo el impulso del regreso a clases.

“Antes de la pandemia, en febrero y hasta diciembre de 2019, las papelerías cerca de la plaza de San Nicolás estaban haciendo compras del 80 % de su inventario para surtir a los colegios y de repente comenzó la pandemia. Prácticamente ahora, que los colegios están volviendo a la presencialidad es que están viendo alguna ganancia, porque con la alternancia ni siquiera”, dijo Dina Luz Pardo, directora de Asocentro, el gremio que agrupa a los comerciantes del Centro de Barranquilla.

“A eso se le suma el hecho de que ahora muchas actividades se hacen de manera virtual. Es una afectación para todos, pero más para las papelerías”, agregó Pardo.

Las papelerías

Apoyado sobre un pequeño mostrador mientras anotaba a mano la factura de un pedido, Armando De Vega, supervisor de una papelería, comentó que desde la pandemia el comercio al que se dedica ha sido uno de los más golpeados.

“En las papelerías ninguno se ha podido recuperar, algunas hasta han cerrado. A nosotros particularmente nos ha golpeado mucho, pero aun así seguimos luchando sobre todo haciendo descuentos, que es lo que nos está ayudando a atraer nuevamente la clientela”, dijo De Vega.

Si bien las ventas no se han detenido del todo, porque “lo esencial nunca deja de salir”, la expectativa del regreso a las clases estaba por todo lo alto, pero, como él dice “no fue lo suficiente que uno esperaba”.

“Teníamos una expectativa de que el regreso a clases fuera muy bueno, pero en realidad la subida de las ventas fue muy superficial, no fue lo que uno esperaba. Las ventas han sido muy calmadas. Quizás han aumentado un máximo 30 %”.

 

Calzado y uniformes escolares

Mariela González, gerente de una distribuidora de ropa al por mayor, recordó que, al inicio de la pandemia, sus clientes quedaron con la mercancía escolar recién adquirida almacenada en sus bodegas por el cierre de los colegios. Un año después, con una reactivación incipiente, estos locales “poco a poco” han ido desocupando sus existencias.

“El regreso a clases sí incrementó en algo las ventas (…) Nosotros somos distribuidores y nuestros clientes quedaron embodegados, esta reactivación les ha servido a ellos para desocupar sus bodegas”, dijo González.

“Nosotros sí hemos vendido, pero no ha sido tan representativo como una entrada a clases normal”, agregó la gerente. Para la representante de la tienda, la compra de uniforme escolar se da, en el mayor de los casos, por el factor de crecimiento que pudieron experimentar los niños mientras estaban en sus casas.

“Los niños están en etapa de crecimiento y durante su estancia en casa pudieron crecer, por lo cual ya no les puede quedar un uniforme, no le ajustan”, agregó González.

Esta es la misma teoría que maneja María Carmen Antequera, administradora de una zapatería en el Centro de Barranquilla. “Los padres que se acercan buscan calzado para los niños que han crecido, más que todo”.

“El regreso a clases nos ha beneficiado. Las ventas han aumentado cerca de un 70 %, pero sobre todo en julio, en este agosto no tanto”, manifestó.

Aunque el regreso a clases permitió un ligero repunte de las ventas, es la apertura general del comercio la que ha catapultado la reactivación. “El mercado ha respondido y las ventas han aumentado, especialmente en este mes de agosto, que no solía ser muy bueno”, señaló Mariela González.

Caso El Cid

En Barranquilla, la papelería El Cid, de larga tradición en la ciudad, cerró sus puertas a raíz del impacto de la pandemia sobre dicho sector del comercio, según se conoció extraoficialmente. En un recorrido por distintos puntos de la ciudad pueden verse las distintas sedes cubiertas con protección de madera y con su interior vacío. EL HERALDO contactó a los representantes de la compañía, pero no obtuvo respuesta.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.