El Heraldo
EFE
Deportes

Lo bueno y lo malo de la Selección Colombia en esta triple fecha

EL HERALDO hace un análisis de los puntos altos y bajos que mostró Colombia en esta triple jornada de la Eliminatoria.

Lo bueno.

1. El juego ante Chile
La Selección ganó y gustó ante Chile. Más allá de los tres puntos, que eran indispensables, agradaron más las formas con las que se logró ese triunfo vital. ‘La Amarilla’ se mostró fluida, compacta, armoniosa, efectiva y muy superior.

Supo manejar el juego de principio a fin, incluso cuando el rival reaccionó, encontrando el momento perfecto para liquidar el juego y, de paso, las intenciones chilenas.

Apeló al juego colectivo, se regodeó con la pelota, humilló al rival, que en los primeros 45 minutos prácticamente no tocó el balón. El mejor partido de lo poco que va de la era Rueda, sin duda.

2. Aparición de nuevas alternativas

Uno de los aspectos positivos que dejó esta triple jornada fue la aparición de nuevos elementos que seguro le aportarán mucho a Colombia en los que resta de la Eliminatoria. La seguridad de Carlos Cuesta en defensa; la solvencia de Yairo Moreno por la banda izquierda, cuando tanto se hablaba que no teníamos laterales de nivel; el aporte sorpresivo de jugadores como Andrés ‘Rifle’ Andrade y Luis Sinisterra.

Todos respondieron a la confianza del técnico Reinaldo Rueda que echó mano de ellos en un momento importante para la Selección.

3. El regreso del ‘10’

Ante la falta de James, está Juan Fernando Quintero. El ‘10’ antioqueño se lució ante Chile, ratificando que con un creativo nato la Selección siempre ha jugado mejor. Se demostró cuando estuvo ‘el Pibe’ Valderrama, luego Macnelly Torres y James Rodríguez y ahora Juan Fernando Quintero, que llegó mucho más maduro y asumió con personalidad ese rol, especialmente en el duelo ante Chile, donde fue una de las grande figuras.

‘Quinterito’ aportó visión, claridad, asocio, pases al vacío y en profundidad, pelota quieta y media distancia. Solo le faltó el gol.

4. Aporte goleador de Miguel Borja

Una de las posiciones que estaban en el ‘ojo del huracán’ y que, quizá, lo sigue estando, es la delantera. La falta de gol condenó a ‘la Amarilla’ en el máximo torneo continental, donde sus delanteros solo anotaron un gol y de tiro penal.

Pues el autor de ese golcito, Miguel Ángel Borja, ratificó ante Chile que está listo para darle una mano a la Amarilla en la ‘era Rueda’, un técnico que confía en él y que siempre saca lo mejor de su fútbol. Si no están los llamados a ser titulares, como Duván Zapata y Luis Fernando Muriel, pues está Borja para dar una mano con goles.

5. Mantener el invicto

Si bien no se sumaron la cantidad de puntos que se deseaban, como el mismo técnico Reinaldo Rueda lo reconoció en rueda de prensa, sí se consiguieron resultados que mantuvieron al equipo en la quinta posición, que da cupo por repechaje al Mundial de Catar 2022. Además, se mantuvo el invicto con Rueda en la Eliminatoria (dos triunfos y tres empates), que es importante, porque habla de que se siguen sumando puntos importantes, especialmente por fuera, en esa lucha por mantenerse en los puestos de clasificación. Se viene otra exigente triple jornada. Duro reto.

6. La ratificación de Luis Díaz

El goleador y la figura colombiana en la Copa América, el guajiro Luis Díaz, ratificó, una vez más, que está en un  momento dulce de su carrera, donde marca la diferencia independiente del escenario en que se exhiba su fútbol.

El exjugador de Junior se destaca en amistosos, en torneos oficiales, en la Eliminatoria, donde sea. Ante Chile dio otro recital y de su mano ‘la Amarilla’ redondeó el que es, seguramente, el mejor partido de la era Rueda. El guajiro, sin duda, es el crack de esta Selección y del futuro del fútbol colombiano.

Lo malo.

1. Que no se haya podido vencer a rivales ‘ganables’

Colombia afrontó en esta triple jornada dos partidos que en eliminatorias pasadas triunfó, ante Bolivia en La Paz y Paraguay en Asunción.

En esta oportunidad los rivales dieron todas las ventajas para que ‘la Amarilla’ volviera a sumar de a tres, pero los dirigidos por Rueda no aprovecharon esa oportunidad de oro, mucho más en estos momentos en los que la Eliminatoria se define por pequeños detalles.

Más ‘papayazos’ como esos seguramente no se presentarán, así que la Selección perdió ahí una linda oportunidad de sumar, y por fuera, donde los triunfos tienen más valor.

2. La irregularidad futbolística

Si bien ante Chile la Selección mostró lo mejor de su fútbol, esa misma armonía, equilibrio y solidez no la pudo mostrar frente a Bolivia y Paraguay, donde solo por chispazos de tiempo gustaba lo que mostraba en el campo. Desde la Copa América de Brasil, ‘la Amarilla’ no ha podido lograr una continuidad en su juego.

Se destaca en uno, deja duda en dos y vuelve a enamorar en el cuarto. Ese ha sido, más o menos, el trasegar de un equipo que pierde poco, pero que enamora por momentos, sin llegar a descrestar, como sí lo hizo frente a ‘la Roja’, en el Metropolitano

3. La demora en hacer cambios

Reinaldo Rueda sigue cometiendo uno de los errores que lo condenó en su primera era al frente de la Selección, la demora en los cambios. Le pasó en estos tres partidos de la Eliminatoria, incluso frente a Chile, cuando ‘la Roja’ intentó reaccionar en el inicio de la segunda parte, logrando el descuento y rozando el empate, hasta el tanto de Luis Díaz que finalmente liquidó el compromiso.

El seleccionador vallecaucano debe mejorar en ese aspecto de cara a la recta final de la Eliminatoria porque permite la reacción de los rivales y puede llevar a la pérdida de puntos importantes.

4. Fallos individuales

En esta triple jornada algunos fallos individuales terminaron pasándole factura a la Selección, especialmente en los duelos ante Bolivia Paraguay. Frente a ‘la Verde’ se brindaron ventajas en la marca, propiciando los remates de media distancia. En uno de ellos, tras fallo de Yairo Moreno, llegó el tanto de la igualdad y fueron dos puntos que se perdieron en La Paz sobre el final.

Ante Paraguay fue Dávinson Sánchez el que propició el tanto paraguayo, en el empate 1-1. La concentración es clave en partidos tan cerrados como los de esta Eliminatoria, donde un error se paga caro.

5. Falta de efectividad por fuera

Frente a Chile se pasó con nota alta esta materia, a pesar de que se pudieron hacer más goles. Pero frente a Bolivia y Paraguay la falta de efectividad privó a la Selección de un resultado mejor. En La Paz, con 1-0 a favor, ‘el Rifle’ Andrade tuvo una clarísima que hubiese significado el 2-0 y el final del compromiso.

Y frente a Paraguay el equipo contó con algunas chances que de haberse convertido, otro hubiese sido el final de la historia. Hay que mejorar muchísimo en este aspecto que viene padeciendo la Selección desde la Copa América.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.