Más contenidos

Entrevista Moisés Wasserman

“El nivel de inversión en ciencia en Colombia es bajísimo”: Moisés Wasserman

Por: Estefanía Fajardo De la Espriella @Estefaniafd
Ciencia

El exrector de la Universidad Nacional integra el foco de ciencias básicas y del espacio en el proyecto que busca crear una política de ciencia a largo plazo en el país. Dice que se ha avanzado, pero falta muchísimo.

Dejar a un lado la mentalidad de logros a corto plazo, investigaciones y proyectos basados en las ciencias agrícolas o de la salud, hacen parte de los objetivos de un grupo de expertos que integran el foco de ciencias básicas y del espacio en la actual Misión Internacional de Sabios.

El grupo, conformado por Moisés Wasserman, Carmenza Duque, Adriana Ocampo, Ana María Rey y Serge Haroche (de Francia y premio Nobel de Física en 2012), busca aportar a la construcción e implementación de la política pública de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación en el país. Un proyecto creado para responder a los desafíos a través de la unión de la Vicepresidencia de la República, Colciencias, Icetex y el Ministerio de Educación.

En el aspecto puntual de las ciencias básicas y del espacio, señala el profesor Wasserman en diálogo con EL HERALDO, se tiene “una particularidad muy especial”, y es que permanentemente se debe “tratar de convencer a la gente de porqué es importante en Colombia hacerlas”. Para ello, los integrantes se han propuesto diferentes tareas y metas, que darán como resultado final un documento que será entregado al Estado.

“Uno de nuestros argumentos es también el deber moral que tenemos, en participar, en la construcción de la cultura de la especie humana. La matemática es un ejemplo, es una ciencia básica, y a veces parece un poco abstracta, pero no hay nada realmente que se pueda hacer bien sin las matemáticas. Es el idioma de la naturaleza, por decirlo de una forma simplificada”, señala el exrector de la Universidad Nacional.

P. ¿En qué va la Misión de Sabios?

R.

Hay varias etapas en la Misión. Estamos aún en la primera, que consiste un poco en definir los límites del trabajo de cada uno de los focos y efectivamente en eso se está. Hemos tenido reuniones frecuentes entre cada uno y entre los coordinadores para compartir ideas y estrategias.

En el foco de ciencias básicas y del espacio hemos hecho varias actividades en dirección a ese primer acercamiento. Una muy importante en nuestra opinión ha sido una serie de encuestas, decidimos que era muy importante preguntarle a la gente qué sentía sobre los problemas que tiene para hacer ciencia, los que se encuentra con respecto a la ciencia, sugerencias de eventuales soluciones. Hemos realizado dos, una con los decanos de las 40 facultades de ciencia del país y otra, que se cerró el 15, la hicimos con investigadores que están inscritos en el sistema de Colciencias. Tenemos 600 respuestas, que es bastante bueno y representativo, de lo que piensa la comunidad de científicos.

Estamos preparando también otros encuentros. Tenemos preparado uno para el 14 de mayo con industriales de la zona de la Sabana de Bogotá, apoyados por la Universidad de la Sabana y estamos planeando otros con agencias del Gobierno e internacionales y otros sectores sociales. Es el esfuerzo para recabar información y no hablar solo en nombre de cinco personas que estamos en ese foco, sino con un mayor conocimiento de lo que muchos sectores sociales piensan del problema de la ciencia en Colombia. 

P. ¿Cómo convencer a las personas de la importancia de las ciencias básicas?

R.

Una de las cosas que acordamos en la Misión es que habrá documentos distintos, uno de análisis, pero también uno que es una especie de declaración, va a exponer algunos principios básicos, ideas fundamentales sobre cómo vemos la importancia de la ciencia en el país. En este foco tienen una particularidad muy especial, y es que tiene que permanentemente tratar de convencer a la gente de porqué es importante en Colombia hacer ciencias básicas y del espacio. Nadie duda porqué hay que hacer ciencias agrarias, de medio ambiente o de la salud, pero la gente sí se ve a veces sorprendida cuando se habla de ciencias básicas. Ya tenemos el documento bien elaborado, lo entregaremos en los próximos días a la Secretaría de la Misión que verá cómo lo incorpora. 

P. ¿Bajo qué parámetros lo hicieron?

R.

Decidimos abordar la pregunta desde el principio, tomar el toro por los cuernos y tratar de desarrollar ese asunto. Ese documento demuestra cómo detrás de todos los crecimientos tecnológicos, innovaciones y desarrollo hay siempre y necesariamente un componente de conocimiento básico que es absolutamente ineludible. Y a pesar de que a veces no se ve, que pareciera pasar desapercibido, siempre está presente. Y haciendo comparaciones internacionales, vemos que países que han tenido un éxito dramático en su desarrollo y han tenido un crecimiento grandísimo en su competitividad económica y en generar bienestar a los ciudadanos, tienen todos la constante de que han hecho un fuerte esfuerzo en el desarrollo de las ciencias básicas y del espacio.

Es importante el hecho de estar en una comunidad mundial, poder hablar el idioma de la comunidad, intercambiar ideas y conocimientos. Es imposible pretender tener una posición de importancia y de pares en el contexto mundial y no participar en la conversación.

Cosas tan extrañas como las ciencias del espacio y el desarrollo en comunicación que ha generado es increíble, el hecho que nosotros carezcamos de, por ejemplo, un satélite —que ha sido un plan nacional varias veces— nos deja en una situación de desventaja para muchas cosas. Las ciencias del espacio no solo sirven para explorar el espacio desde la Tierra, sirven para explorar la Tierra desde el espacio. Tenemos bastantes argumentos para convencer al país que las ciencias básicas también son importantes.

P. ¿Cómo ve el panorama de Colombia en temas de ciencia?

R.

En estos temas de ciencia varias veces lo he dicho, es justo mirar el vaso medio lleno y medio vacío. Hemos crecido mucho, estamos muchísimo mejor de lo que estábamos hace unos años, por lo menos lo que vivimos eso podemos decirlo con seguridad. Pero nos falta mucho, y uno de los problemas que se perfilan en las encuestas, que aunque aún no hemos sacado el análisis ya se ven algunas cosas, es una financiación deficiente, la falta de becas para estudio de doctorado y posgrado en ciencias básicas. Pero, por otro lado, hay que reconocer que hicimos una encuesta y nos respondieron 600 investigadores, es decir que ya tenemos una comunidad, una masa razonable, y que tiene muchos logros y capacidades. Si algo va a contribuir esta Misión es a proponerle al Gobierno unas estrategias para que esta comunidad crezca, se consolide y tenga un impacto en el desarrollo económico y social del país.

P. ¿Y en lo que se refiere a recursos?

R.

El tema de los recursos es muy fácil de responder porque es con número y esos no dicen mentiras. El nivel de inversión que tenemos es bajísimo y se ha mantenido constante durante los últimos 20 años por debajo del 0,3% del PIB, muy por debajo de lo que es el promedio de la OCDE, el club de países elegantes al cual queremos vincularnos, que es 10 veces más. Y además tienen PIB mucho más altos.

Tenemos insuficientes apoyos para que los jóvenes que quieran hacer carreras de investigación la hagan. Muy insuficientes también para retener y captar a todos los que han salido a estudiar por fuera. Indudablemente el país tiene que invertir más recursos de los que hay ahora, tanto el Estado como el sector privado.

P. Siempre se habla de aumentar los recursos, y actualmente muchos se ven obligados a buscarlos en el exterior o irse…

R.

Los ejemplos internacionales muestran que el motor inicial es el Estado, cuando la cosa crece suficiente el sector privado se vincula con mucha energía. Respecto a los recursos del exterior, esos son bienvenidos, es parte de la internacionalización, de interactuar con nuestros pares del mundo, pero hay que verlo como algo complementario, no como lo que sustituye al esfuerzo nacional. No podemos pensar que los fondos internacionales van a remplazar al Gobierno, no hay ningún país en el mundo que haya construido su ciencia con la plata de otros, eso no existe, lo que sí existe es la cooperación, la capacidad de intercambiar, de conseguir financiamiento internacional, pero es limitado. Hay que verlo como algo importante, pero más allá del recurso mismo es la conexión con otros grupos y otras culturas de investigación. No hay que verlo como una estrategia de sustitución, eso no tiene sentido.

P. Ya tuvimos una Misión de Sabios y esta no tuvo éxito. ¿Se puede confiar en que esta tendrá un resultado diferente?

R.

Una de las condiciones para dedicarse a una carrera científica es ser optimista, si uno no lo es, entonces, le toca buscar otro campo. Nosotros vivimos en una desconfianza permanente, creo que estamos en una crisis de desconfianza. Optimismo no quiere decir ingenuidad. Sabemos que hay muchas leyes en el país que nos pegan, muchas cosas que no se hacen. La pasada Misión hizo recomendaciones muy precisas que en 25 años, que son seis gobiernos, ninguno las cumplió. Pero eso no nos puede impedir seguir insistiendo, mostrando y tratando de convencer.

Nuestra política ha sido tradicionalmente de muy corto plazo, casi que constitucionalmente estamos obligados a tener políticas de cuatro años y no a largo plazo. Una de las tareas autoimpuestas por la Misión es la de hacer propuestas de política de muy largo plazo, de políticas de Estado y no de políticas de gobierno. Se ha planteado la posibilidad de proponer que se apruebe una ley de la Misión que contenga esos elementos de política de largo plazo, solamente una política de largo plazo nos puede generar desarrollo científico.

P. ¿Entonces cambiaremos esa actitud de pedir todo a corto plazo?

R.

Si me dicen que resuma el posible principal logro de la Misión yo diría que es que se genere una política de Estado de largo tiempo.

Has disfrutado de todos los contenidos gratuitos del mes que ofrecemos a nuestros visitantes

Te invitamos a registrarte en EL HERALDO

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Ciencia
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web