El Heraldo
Cortesía
Cesar

Penitentes en Valencia de Jesús, una ‘reliquia’ de las tradiciones religiosas

En este pueblo del Cesar se vive con mayor fervor la Semana Santa. Cuenta con la hermandad de Los Nazarenos, que tiene más de 260 años de historia.

Forrados con túnicas negras y a pies descalzos, los penitentes en Valencia de Jesús, el pueblo de mayor fervor religioso en el departamento del Cesar, mantienen viva una de las tradiciones más antiguas de la hermandad de Los Nazarenos, una congregación con más de 260 años de historia.

“Esta es una reliquia de nuestras tradiciones durante la Semana Santa. El jueves, los penitentes caminan bajo el sol, descalzos, algunos cargando postes de madera, en representación de la pasión de nuestro señor Jesús de Nazaret. Antes se flagelaban”, sostuvo Nicolás González, quien lleva 40 años como integrante de la hermandad.

Se trata de una de los actos de fe más arraigados de la población en la que los participantes pagan promesas cumplidas a Jesús de Nazaret.

Este jueves Santo,  los miembros de la hermandad de los Nazarenos y particulares que hicieron peticiones y les fueron cumplidas, salieron en inmediaciones de la iglesia colonial, una joya arquitectónica que ahora está en restauración,  para hacer el recorrido de un kilómetro con ocho estaciones en el pueblo. Durante el trayecto, algunos cargando postes de madera, dieron gracias por los milagros recibidos.

“Normalmente es algún favor que una persona le ha pedido a Jesús y él se lo ha concedido, y para recibirlo le hace una promesa y si está allí es porque se la cumplió, por eso decimos que nuestra imagen es muy milagrosa”, sostuvo otro de los nazarenos en Valencia de Jesús.

Sobre el pavimento caliente por la fuerte temperatura que generalmente se registra para esta temporada, los penitentes caminan sin calzado, haciendo estaciones en las que se arrodillan para orar, siguiendo luego la procesión hasta retornar a la iglesia. Lo vivido este jueves, así lo evidencia; sin embargo, algunos no aguantaron y debieron ser retirados del recorrido.

Entre los favores por los que se pagan estas mandas figuran la cura de enfermedades, superación de dificultades en el hogar y problemas económicos.

“También celebramos la pasión, muerte y resurrección de Jesús, además de las eucaristías. Realizamos la procesión que representa la muerte y el sermón de las siete palabras, todo se hace con imágenes sagradas que son cargadas en hombros”, sostuvo Nicolás González.

Hasta hace unas tres décadas los penitentes dejaron de flagelarse, Teófilo Ruiz y Américo Rosado fueron de los últimos en hacerlo. Se pegaban en la espalda con un látigo de cuero maduro.

Cortesía

Los actos son organizados por la hermandad de los Nazarenos que nació en 1760. Empezó con 24 miembros, que tenían cada uno su puesto asignado en la procesión. 12 de ellos cargaban el peso del Nazareno, cuatro La Veracruz, uno tocaba el estandarte, otro el caracol marino, uno más la matraca y otro la esquila.

En ese entonces, no había relevo en la procesión. Los demás participantes en el recorrido eran personalidades de la región. Con ese número de integrantes, la hermandad llegó hasta principios del siglo XXI.

A partir de 1925 admitieron 12 miembros más, para llegar a 36, con el objeto de relevarse en el paso del Nazareno. Después en 1933, dieron vía libre para que ingresaran todos los varones y crearon la figura del aspirante, que remplazaba al hermano que moría o se retiraba. Hoy son más de 300 los miembros de esta congregación.

Esta es la comunidad religiosa más antigua del Cesar y se encarga de conservar la tradición de fe y devoción en esta población, que cada año se convierte en centro de romería de miles de fieles que llegan de diferentes regiones. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.