Cesar

“Prodeco se va, y nos deja socavones de pobreza”

Habitantes de la zona aseguran que crecerá el desempleo y la pobreza. Unos $20 mil millones dejará de recibir La Jagua de Ibirico en regalías.

Con desesperanza los habitantes del corredor minero en el centro del Cesar miran la salida de Prodeco. “La empresa se lleva la riqueza del carbón, y nos deja pobreza y contaminación, se va y nos deja solo los socavones”, dijo Robert Vides, uno de los 22.000 lugareños de La Jagua de Ibirico.

 Según Vides la afectación no es solo para los 7 mil trabajadores directos e indirectos de la compañía, sino para toda la comunidad que en su mayoría depende de los dividendos que dejan los ‘mineros’, como coloquialmente llaman en la región a los trabajadores de las minas.

“Aquí no hay empleo formal, gran parte de la gente vive del comercio y del rebusque, los que genera esta actividad”, sostuvo.

“Nosotros quedamos con el impacto ambiental, la compañía se va y no repara nada; aquí con la parálisis de las minas, ya ha empezado a sentirse el descalabro económico en el pueblo, porque los ‘mineros’ aportaban bastante con sus compras, ahora ya no se ve tanto movimiento, y con el retiro de Prodeco será peor”, subrayó.

Aunque La Jagua de Ibirico y los demás municipios del corredor minero como El Paso y Becerril, han recibido miles de millones en regalías, los recursos no se ven reflejados en el bienestar de las comunidades que siguen padeciendo por falta de agua potable y condiciones dignas.

Muchas administraciones municipales dilapidaron estos recursos en maniobras de corrupción.

En medio del impacto ambiental que han dejado las minas y los efectos nocivos en la salud de la gente, los habitantes presagian que el retiro de la compañía terminará ocasionando una catástrofe socio-económica en la zona. 

Restaurantes, lavanderías, billares, estaderos, arriendos, transportadores, tiendas, supermercados, todos obtienen sus ingresos de lo que dejan los empleados de las minas.

“Aquí casi el 80% vive del comercio, y al irse la empresa, también nos tocará cerrar”, precisó Vides.

El Grupo Prodeco opera las minas Calenturitas y La Jagua, las cuales paralizaron operaciones en marzo del 2020, cuando comenzó la pandemia.

“Teníamos la esperanza de que pudiera reactivarse la minería, pero en cambio nos encontramos con que la compañía se retira de Colombia, eso agudizará más nuestra situación”, señaló José Amín, propietario de un billar.

“Me tocó cerrar el negocio”

Nelsy Marriaga se ganaba la vida como propietaria de una lavandería en La Jagua de Ibirico, le mantenía  limpia la ropa y los uniformes a los cientos de trabajadores de las minas, pero como paralizaron, no volvieron, y tuvo que cerrar el negocio.

“Ahora que Prodeco dice que se va la situación se agrava, se acaba cualquier esperanza de abrir. A mí me ha tocado reinventarme con venta de jugos para poder sobrevivir y pagar deudas que fue lo que me quedó”, sostuvo.

Fidelina Vera también tiene el mismo padecimiento. Ella obtenía sus ingresos lavándoles ropa a los trabajadores, les vendía comida, hacía aseo y alquilaba habitaciones en su casa. “Todo se acabó, antes tenía 15 mineros a cargo, y ahora no tengo ni medio”, se lamenta.

Jeremías Tovar vivía del arriendo de habitaciones, ahora su futuro es incierto.

Otro de los daños residuales de la operación minera son las casas agrietadas.

“Muchas viviendas están con las paredes rajadas, porque las explosiones en las minas estremecían la tierra, vibraban los techos y las estructuras, eso ocasionó que las casas están a punto de caerse”, manifestó.

Félix Jiménez López, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio El Paraíso, en La Jagua de Ibirico, sostuvo que más de 100 casas en ocho sectores de la localidad están que colapsan.

“Ese es el daño que dejan estas empresas, también tenemos ríos destruidos, contaminación y gente enferma, eso es lo que nos queda, pero las multinacionales siguen enriqueciéndose”.

Raúl Machado, Ovelio Jiménez, Félix Jiménez, Robert Vides, Nelsy Marriaga, José Amín y Fidelina Vera

“Nos salvará un milagro”

“Veníamos del lastre de la pandemia, pero teníamos una luz de esperanza que se apagó con el anuncio de Prodeco de devolver los títulos mineros, eso fue la estocada final a nuestra economía”, señaló José Amín, que de tener 18 trabajadores en el negocio ahora solo cuenta con 10.

“La salida de la compañía nos deja un futuro incierto, solo nos salvaría un milagro; aquí todos los sectores quedan afectados, pero quizás el más golpeado sea el de las viviendas, hubo gente que remodeló sus casas, hizo créditos para arreglarlas y arrendar y hoy están en el limbo, aquí en La Jagua tenemos más de 1.000 habitaciones desocupadas; la verdad todas las empresas llegan un momento que dicen que la mano de obra es costosa, que quieren gastar menos, y al final hacen borrón y cuenta nueva, asumiendo una posición de víctimas para justificar su salida”, puntualizó.

Los negocios en donde antes acudían trabajadores de Prodeco, entre otro, permanecen desocupados.

Millonarias pérdidas de regalías

El alcalde de La Jagua de Ibirico, Ovelio Jiménez, declaró que el impacto económico por la salida de Prodeco es preocupante. Sostuvo que su municipio dejará de recibir $20 mil millones, de los cuales $10 mil millones eran por regalías, y los otros $10 mil millones por impuestos de industria y comercio, y predial.

Afirmó que el país dejará de recibir $243 mil millones que generaba esta empresa en regalías, y el Cesar $65 mil millones.

“Además de los trabajadores que quedan cesantes, de las regalías que dejaremos de recibir, también se afectan los ingresos de la población, porque en La Jagua de Ibirico circula mucho recurso del dinamismo económico que dejan los mineros en los sectores de bienes y servicios”, sostuvo.

Por su parte el alcalde de Becerril, Raúl Machado, manifestó que desde marzo cuando se suspendieron las operaciones en las minas Calenturitas y La Jagua, se ha venido sintiendo el impacto en la población.

“Le pedimos al Gobierno Nacional que nos suministre la información exacta de las obligaciones de la empresa con respecto a los temas ambientales, reconversión laboral y del cierre de la estructura para nosotros hacerle seguimiento”, puntualizó.

Los alcaldes del corredor minero y congresistas del Cesar se reunieron con funcionarios del Ministerio de Minas y Energía, y la Agencia Nacional de Minería, a fin de establecer la ruta que permita vigilar el cumplimiento de la empresa, en cuanto a los efectos que sobre la zona de explotación minera realizaron por más de 30 años.

En tal sentido se establecieron iniciativas para fortalecer la competitividad y diversificación minera, entre otros, y acordaron la realización de mesas de trabajo y veedurías permanente durante el proceso de reconversión productiva, cumplimiento de obligaciones y cierre del Grupo de Prodeco.

Jeremías Tovar mira con desesperanza su pueblo, La Jagua. Vivía de arrendar habitaciones.

“Nos dejan en huesos”

El secretario de Minas del Cesar, Manuel Mejía, se pronunció por la salida de Prodeco.

“Se comieron las maduras y ahora nos dejan los huesos, finalmente terminan renunciando a un título, cuando explotan lo más fácil y quedan en el subsuelo las consecuencias más difíciles dentro del proceso de extracción”.

Sostuvo que “este territorio le aportó mucho a las finanzas de este grupo empresarial durante años, y hoy salen corriendo a pesar de las circunstancias que está viviendo la humanidad producto de la pandemia. Aprovecharon las circunstancias para legalizar lo que ya habían decidido hace más de un año, y así lo venían demostrando con los despidos laborales. Ellos querían salir corriendo porque las reservas probadas iban disminuyendo”.

Dijo que realizarán unas mesas de trabajo con los alcaldes del corredor minero. De igual manera, por directrices del gobernador, Luis Alberto Monsalvo, se insistirá al ministerio de Minas y a la Agencia Nacional de Minería, para que de alguna manera reivindiquen los daños causados.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Pre-inscríbete aquí

Formulario de inscripción

¡Pre-inscripción completada!

Tus datos han sido enviados de manera exitosa, dentro de muy poco tiempo te estaremos contactando.

Descrube más en www.unimagdalena.edu.co

Más noticias de:

  • prodeco
  • sector minero
  • Población
  • pobreza
  • socavones
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.