El Heraldo
Los pantalones y camisas que la joven llevaba envueltos en su barriga quedaron en el área de maternidad.
Lorena Henríquez
Bolívar

“La ‘barriga de trapo’ llegó a la clínica en un zapatico, con aparentes dolores de parto”: testigos

Relatan vendedores de los alrededores de la clínica Rafael Calvo. Cuando se supo la verdad, la joven y su madre discutieron.

Cartagena. Separadas solo por dos casas, en el sector El Trece, en el barrio Policarpa, conviven en una misma calle las familias de quien hoy es conocida como ‘la barriga de trapo’ y de su decepcionado marido.

En el vecindario, de una inmensa mayoría de calles destapadas, todavía se habla en cada esquina del supuesto embarazo de mellizos, de una joven de 19 años, que se vino al piso la tarde del miércoles cuando se descubrió la farsa: en el vientre solo había un manojo de camisetas, pantalones y un abrigo.

Su marido,  de 21 años, se enteró del engaño cuando todo parecía estar listo para recibir a sus dos primeros hijos en la Clínica de Maternidad Rafael Calvo. Allí la noticia no fue ajena al revuelo.

No quiso ser examinada
La ropa amontonada, que estaba oculta debajo del vestido verde que llevaba puesto la joven, cayó regada sobre el piso. Minutos antes, envuelta entre nervios, esta se había negado de forma reiterada a dejarse examinar por los médicos de turno. Sin embargo, el descubrimiento de la verdad fue inminente.  Al parecer, la joven habría engañado a su pareja con la intención de que la relación no se acabara, aseguran vecinos de su barrio.

“Alrededor de la clínica la noticia se regó de inmediato. Todo el mundo comenzó a hablar de que habían pillado a  una ‘barriga de trapo’. Era tanta la gritería que hasta llegó la Policía”, dijo la propietaria de una farmacia de la zona, que pidió no ser identificada.

La noticia causó extrañeza a las afueras de la clínica, debido a que muchos habían visto cómo, al mediodía del miércoles, la joven “llegó a la clínica en un taxi zapatico, con aparentes dolores de parto”.

Inclusive, se dieron cuenta de que  compró un paño desechable ‘al menudeo’ en la chaza del ‘Villanueva’, como es conocido uno de los comerciantes más veteranos de la zona. Toda una escena, como si se preparara para las labores de parto en cuestión de horas.

Con especialistas
Tras el engaño, la Clínica de Maternidad Rafael Calvo contactó a la Entidad Prestadora de Salud (EPS) de la joven que fingió el embarazo, para tomar una medida al respecto. Se conoció que se evalúa si requiere de atención especializada ante posibles problemas mentales. La muchacha podría ser evaluada por un sicólogo si así lo considera el equipo médico que se apersonada de la situación. Al cierre de esta edición continuaba en la Clínica de Maternidad Rafael Calvo.

La tarde del miércoles, cuando se descubrió el caso, la  madre y la joven que fingió el embarazo sostuvieron un fuerte altercado, que quedó registrado en un video aficionado.

En el video se observa cómo la madre de la joven, en tono enérgico, le reclama luego de enterarse del engaño.

En el barrio Policarpa las familias de la joven que fingió el embarazo, al igual la de su marido, prefirieron no referirse a lo ocurrido.

Le dijeron a EL HERALDO “que es un asunto personal entre dos familias”. Se mostraron molestos tras la divulgación del caso, que desde el miércoles ha invadido las redes sociales. Adicionalmente la situación ha trascendido en todo el vecindario.

Una joven de 24 años, que dijo ser una amiga cercana de la mujer que fingió el embarazo, relató que desde un inicio tuvo “algunas sospechas”.

Según la amiga de ‘la barriga de trapo’, como ahora la conocen en el barrio, el pareció “un embarazo más largo de lo normal”. Parí hace tres meses y ella me había dicho que dizque estaba embarazada primero que yo. Sin embargo, iban pasando los días y esos supuestos mellizos que ella decía que tenía en la barriga nunca nacieron. Por eso no me tomó por sorpresa cuando me enteré que le habían encontrado un poco de trapos”, dijo una de las vecinas consultadas por EL HERALDO.

En 1997, un caso similar acaparó la atención de mucha gente en Barranquilla y el resto del país. La historia tuvo como protagonista a Liliana Cáceres, quien engañó a su pareja, Alejandro Ferrans, diciéndole que tenía un embarazo múltiple de siete criaturas.

Cáceres armó un falso vientre con un montón de trapos, e incluso, un pin plástico de bolos para formar el ombligo.

Antes de que se descubriera la farsa, la prensa llamó el tema ‘La historia de Blanca Nieves’, que le dio la vuelta al mundo. Cadenas de radio y TV emprendieron una campaña para ayudar a la ‘futura madre de septillizos’.

Su fantasía se le vino abajo cuando la suegra la obligó a ingresar a un hospital en el que un médico descubrió la mentira. El gracejo popular la denominó inmediatamente la ‘barriga de trapo’, que quedó inmortalizada en canciones y disfraces de Carnaval. Al final, la joven volvió a encontrar el amor en Cartagena, en donde reside con sus tres hijos.

Ferrans, quien antes de que se descubriera el engaño era conocido como el ‘Macho man’, en aquel entonces pasó en un abrir y cerrar de ojos del orgullo a las múltiples burlas de sus vecinos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.