Barranquilla | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE

Las historias de la COVID-19 contadas por sus protagonistas

En EL HERALDO recogimos los testimonios de esperanza y dolor de cuatro personas del Caribe colombiano golpeadas por la COVID-19.

“El coronavirus fue una experiencia dura”: barranquillero que superó la enfermedad

Tras 30 días confinado en España, el barranquillero Luis Castañeda fue dado de alta tras haberle ganado la batalla a la COVID-19. Su esposa y su hijo también estuvieron enfermos y ya se encuentran sanos. ​

Por: Gabis Amaya

El cumplimiento estricto de los protocolos fue, para el barranquillero Luis Castañeda, la medicina más efectiva para superar el coronavirus. El hombre de 62 años, quien vive desde hace más de 40 años en España, hace parte del creciente grupo de personas que le ha ganado la batalla a esta enigmática enfermedad.

Luego de estar 30 días confinado en su vivienda junto a su esposa, la bogotana Luz Stella Calderón Guzmán, y su hijo de 25 años, el hombre contó a EL HERALDO algunos de los detalles de su recuperación.

“Durante ese tiempo, estuvimos siempre en casa, usando tapabocas, guardando la distancia entre nosotros. El único remedio que podíamos consumir era el paracetamol porque es una enfermedad que no tiene cura y lo que se trabaja es en la disposición del cuerpo para crear anticuerpos”, expuso el barranquillero.

Castañeda indicó, además, que los momentos más duros estuvieron relacionados con la aparición de síntomas como la tos y altas temperaturas, acompañados de agotamiento general.

“El coronavirus fue una experiencia bastante dura, sufrimos porque perdimos el gusto y el olfato, esas sensaciones solo las recuperé unos días atrás. He perdido cerca de siete kilos en menos de un mes”, expuso.

Además, explicó que durante este tiempo se refugiaron en el amor fraternal y la oración para pasar el tiempo en medio del confinamiento en su vivienda, ubicada en el municipio de Villamantilla de la Comunidad de Madrid, en España.

“También aprovechamos para ver un poco de televisión y aumentar el hábito de la lectura”, explicó.

Incluso, explicó que el virus no discrimina edades y llegó a afectar a su hijo de 25 años, aunque de forma leve: “Cuando a mi esposa y a mí nos hicieron las pruebas, él ya no lo tenía. La enfermedad lo atacó 15 días antes que nosotros”.

Por último, Castañeda reiteró su llamado a la comunidad en general para a tomar medidas de precaución y respetar el aislamiento social obligatorio.

“Mis recomendaciones son simples: hablemos a más de un metro con las personas, porque se transmite a través del aire. Lavarse las manos también es muy fundamental para prevenir el contagio del coronavirus”, puntualizó.

España es uno de los países más golpeados por la COVID-19 a  nivel mundial. Según los últimos reportes, más de 130 mil personas han sido contagiadas mientras que cerca de 12.418 personas han perdido la vida a causa de esta enfermedad.

Mujer curada de COVID-19 sale entre aplausos

Por: Agustín Iguarán

Un momento muy emotivo se vivió ayer en la clínica La Mujer de Santa Marta luego de que se confirmara que una paciente positiva de coronavirus había sido dada de alta.

La mujer de 65 años salió en medio de los aplausos del personal científico de la institución, tal como se aprecia en el video que se ha compartido a través de las redes sociales.

Se trata de la  hija del anciano de 88 años que falleció en la ciudad el 23 de marzo pasado por causa del virus.

Con una Biblia en su mano derecha, la que alzaba y mostraba en señal de agradecimiento y reverencia a Dios, la mujer –en silla de ruedas– recorrió los pasillos del centro asistencial al tiempo que los médicos y enfermeras aplaudían emocionados.

La paciente expresaba repetidamente: “Gracias señor, muchas gracias, cuan misericordioso eres tú conmigo”.

También saludaba al personal científico, a quienes les manifestó su admiración y respeto por la sensibilidad, humanismo el profesionalismo.

El director médico de la clínica, Jorge Lazcano, explicó que  “la paciente se encuentra asintomática, recuperada de su patología de COVID-19 y puede estar en su domicilio con las medidas necesarias”.

En su cuenta de la red social Twitter, el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo Omar, escribió:

¡Buenas noticias!, quiero informarles que hoy regresa a su hogar, plenamente recuperada de su salud, la señora de 65 años que tuvo prueba positiva para coronavirus".

Y agregó:  “Es un triunfo del cuerpo médico que la atendió durante 12 días en UCI y piso, de su vitalidad y deseos de vivir”.

“Estoy curada, ahora el riesgo está en la calle”

Por: Alix López 

La llamada que Liliana Ricardo Iregui había esperado durante 21 días, por fin llegó el jueves 2 de abril.

A las 2:40 de la tarde el médico Mauricio Sarmiento, de la EPS Coosalud, le hablaba por el celular.

“Lili, estás curada de coronavirus”, le confirmó el galeno.

El corazón de la sicopedagoga, hermana de Arnold Ricardo, el taxista de Cartagena que se convirtió en la primera víctima de la pandemia en Colombia, empezó a latir más rápido.

“Doctor, tengo ganas de brincar”, le dijo en medio de lágrimas la mujer de 45 años que permanece confinada en un apartamento del barrio Los Alpes de la capital de Bolívar.

En ese momento recordó la muerte de Árnold, contagiado por turistas italianos a los que transportó en Cartagena, y volvió a llorar como lo hizo el lunes 16 cuando comenzó su aislamiento en el inmueble que compartía con su hermano, de 58 años.

Ese sinsabor no la dejaba llevar su proceso con tranquilidad porque además se sumaba la presión de algunos vecinos que sentían temor de que los contagiara. Pero con el pasar de los días ella se iba dando ánimo.

“Yo empecé a decirme: no puedes llorar porque no te vas a recuperar, Liliana”, se repetía.

Al cuarto día del confinamiento, el panorama empezó a cambiar para ella. Los vecinos y la dueña del apartamento no solo la dejaron de discriminar sino que se sumaron a la ayuda de familiares y amigos.

“Me escribían mensajes para darme ánimo, me preguntaban qué quería y me dejaban mercados en la puerta. Yo no tengo cómo pagar todo lo que hicieron por mí”.

En entrevista con EL HERALDO, Liliana agradeció varias veces a los médicos y enfermeras de Coosalud, su EPS, de quienes recibió una atención oportuna. “Me trataron como si fuera parte de su familia”.

No volvió a tener fiebre de 39 grados como el primer día en la clínica junto a Árnold, y los dolores del cuerpo empezaron a disminuir. Tampoco tuvo problemas respiratorios, lo que ayudó a  su proceso de recuperación.

“Los médicos me dicen que debo cuidarme porque mi organismo está resentido, tiene que fortalecerse para que no agarre una gripa. Es que no tengo que salir a la calle porque gracias a Dios, mi familia y mis vecinos no me han desamparado. Qué voy a buscar afuera si allá está el peligro para mi salud”.

“Mi padre murió de COVID-19 mientras yo suplicaba una cama de UCI para él”

Por: Camila Luque

Las redes sociales fueron la espada de Laura Scandón Rodríguez en la lucha por salvarle la vida a su padre, el barranquillero Johnny Scandon Mojica, quien a sus 64 años contrajo el coronavirus en Guayaquil, Ecuador, donde la infección ya ha cobrado la vida de al menos 172 personas —otras 146 habrían fallecido con diagnóstico de probabilidad de esta infección— y 3.465 dieron positivo por COVID-19.

La joven, nacida en Barranquilla, pero residente en Ecuador desde hace 12 años, empezó a utilizar su cuenta de Instagram el pasado 31 de marzo para exponer la difícil situación de su familia: Su papá ingresó a un hospital de la capital de la provincia de Guayas enfermo de COVID-19, pero estaban a punto de sacarlo de allí.

“Tres médicos de urgencias me dicen que me lo tengo que llevar —dijo Laura en un video que grabó a la 1:00 de la madrugada del pasado martes—. Dicen que me lo tengo que llevar como sea. No tengo oxígeno, no tengo respirador, mi papá está con un oxígeno super bajo en la sangre, por favor, necesito que me ayuden (…) me dicen que se puede morir aquí o en mi casa”, imploró la mujer que apareció con guantes y tapabocas.

El llamado empezó a despertar la solidaridad de los internautas que compartieron su clamor por la vida de su padre y, además, empezaron a poner bajo la lupa la incipiente crisis en el sistema de salud de Ecuador.

Mientras ello ocurría, Laura iba de una clínica a otra pidiendo una cama de UCI pues en el centro asistencial en el que habían atendido de urgencias a Scandón habían emitido la salida y le habían dado a la familia una especie de “periodo de gracia” con un poco de oxígeno.

“Me dieron una hora para poder llevármelo (…) Mi papá es ciudadano colombiano aquí en Guayaquil. No sé si etiquetar al alcalde de Barranquilla, a presentadores de televisión de Colombia o gente que me pueda ayudar a conseguirle un pase a mi papá aquí en hospitalización, porque de emergencias me lo sacaron”, dijo Laura en una publicación.

Pronto, comentarios y etiquetas de decenas de personas hicieron que el mensaje pidiendo ayuda llegara a oídos del alcalde de Barranquilla Jaime Pumarejo, quien se contactó con la joven a través de Instagram asegurándole que se había comunicado con la Embajada colombiana en Guayaquil (Ecuador) en un intento de que le brindaran ayuda a la familia Scandón Rodríguez.

“Como barranquillero me solidarizo con el caso de Laura Scandón; ella es de nuestra ciudad pero vive hace 12 años en Ecuador y nos dice que su padre se debate entre la vida y la muerte en Guayaquil. Hago llamado a @CancilleriaCol para que le brinden asistencia”, publicó el alcalde Pumarejo en su cuenta de Twitter junto con uno de los videos de Laura.

Sin embargo, los esfuerzos de esta hija preocupada, de un alcalde que extendió la mano y de decenas de internautas no fueron suficientes para salvar la vida de su padre que murió este sábado en Guayaquil, sin que ninguna autoridad se hubiese contactado con Laura para aliviar su lucha.

⚡ Vive la experiencia de una Feria Virtual 🏠 ¡Desde la comodidad de tu casa! 👉 VISITANOS 🚀

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp

Más noticias de:

  • Barranquilleros en el mundo
  • colombianos en el exterior
  • coronavirus
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web