Atlántico

Plan desenguayabe de Año Nuevo con poca afluencia de bañistas

Quienes viven del turismo en las playas del Atlántico aseguraron que el comportamiento se registró en el mes de diciembre y la razón es por la Covid.

Un comienzo de año distinto se vivió este viernes en las diferentes playas del departamento del Atlántico por la pandemia de la Covid-19 y el mar de leva.

Las personas que laboran en los balnearios afirman que pese a que hay un aforo menor que otros años, asignado para evitar más contagios del virus, pocos son los bañistas que llegaron a darse el tradicional chapuzón de desenguayabe del primero de enero.

Masajistas,  vendedores y meseros de la zona aseguran que otros años no cabe un alma en las playas y que este año es distinto.

Edwin Naranjo, quien trabaja en un restaurante de Puerto Colombia, contó que por el coronavirus el flujo de personas fue bajo. “Ni siquiera hemos llegado al aforo permitido, que es la mitad, la gente no está bajando”, dijo Naranjo.

El hombre, mientras esperaba en la carretera del malecón la llegada de turistas, recalcó que el lugar estaba solo y que esperaba que durante el día el panorama cambiara, ya que la situación los afecta económicamente y muchos viven del turismo, sobre todo el que se da los días festivos.

Playas del Atlántico con poca afluencia de visitantes

El plan del primero de enero de ir a playa tuvo pocos participantes en Puerto Colombia. EL HERALDO estuvo de visita en las plays del Country, Salgar y Puerto.

Aseguró que la Alcaldía del municipio ha mantenido los puntos de control para el ingreso de las playas, por lo que es seguro que las personas vayan a recrearse.

Por su parte, Zuleima Solano, quien se dedica hace años a hacer masajes a los visitantes, señaló que este es el primer primero de enero en que las playas no están llenas.

“Otros años esto está más lleno, y mira que es feriado, pero bueno, uno entiende que la gente no sale por cuidar su salud. Aquí todos tenemos que usar tapabocas y echarnos alcohol a cada rato”, añadió Solano.

Varios habitantes, cuyos ingresos dependen del turismo en las playas, aseguran que ese comportamiento se había venido presentando durante el mes de diciembre, algo que para ellos y la temporada es inusual.

Durante el recorrido por las playas, EL HERALDO habló con los bañistas que se encontraban en el lugar y encontró que para algunos es la primera vez que organizan este plan, y que lo hacen debido a que por las restricciones del 2020 no pudieron salir y disfrutar.

Tal fue el caso de Javier Cárdenas, un joven que se encontraba tomando el sol en compañía de amigos.

“Es la primera vez que vengo el primero de enero a playa porque estuvimos todo el año encerrados y uno quiere salir un rato”, dijo.

Explicó que era la primera vez que iba a playa en tiempo de pandemia y que sobre los protocolos sabía lo que se hablaba en las noticias. Sobre la adopción de estos resaltó que son “muy buenos” porque antes de ingresar les tomaron la temperatura, los desinfectaron con gel antibacterial y les tomaron los datos.

Otros indicaron que su visita al mar por primera vez un primero de enero era para tener un comienzo de año distinto y cambiar de ambiente que se vivió el año pasado.

Sigifredo Londoño contó que quiso ir a la playa para tomar buena energía desde el primer día del año. “Las playas han cambiado, están muy bonitas y este nuevo año lo esperamos con mucho positivismo”, dijo.

Luis Mesa, quien estaba acompañado de su esposa, resaltó la gestión que se está haciendo para que las personas cumplan con los protocolos de bioseguridad.

“Los protocolos de bioseguridad han estado buenos, la Policía está pendiente al igual que los salvavidas. Están dando vuelta, no hay personas tomadas y al entrar nos dieron las pautas que debíamos tener en cuenta para poder estar acá”, dijo.

Las playas del departamento del Atlántico son vigiladas por la Policía con el apoyo de los funcionarios encargados de los protocolos en cada punto de acceso.

Lucy Sierra, quien se encarga de registrar a los visitantes, aseguró que en el punto de control se encargan del cumplimiento del protocolo y que no se exceda el número autorizado del acceso, que es el 50% en cada playa.

Aseguró que las personas tuvieron un buen comportamiento y recibieron bien todas las instrucciones.

Pánico en playa de Pradomar

Momentos de pánico vivieron los bañistas de la playa de Pradomar, en Puerto Colombia, Atlántico, luego de que siete jóvenes se estaban ahogando en las aguas de esa zona del departamento.

Las personas que allí se encontraban indicaron que el episodio se produjo debido al fuerte oleaje que se registra en las playas del Caribe.

Según las primeras informaciones conocidas por EL HERALDO, estos jóvenes no habrían acatado las recomendaciones que los rescatistas les entregaron y fueron arrastrados por el fuerte oleaje, muy cerca del espolón de Pradomar.

Fueron cuatro los salvavidas que realizaron el rescate de estas personas y trasladaron a uno de ellos a un centro asistencial para valoración médica por el agua que ingirió.

Al parecer, el bañista que fue llevado a un hospital tiene 17 años.

Cabañas vacías en playa de Salgar.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Año nuevo
  • desenguayabe
  • playas
  • Playas de Puerto Colombia
  • Playas del Atlántico
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.