El Heraldo
Cortesía
Sucre

Un año del crimen del abogado Tulio Maury Chávez

La investigación para dar con los responsables, vincula a funcionarios públicos y hasta vecinos de la víctima.  

Al cumplirse un año del crimen del abogado Tulio Antonio Maury Chávez, hecho que ocurrió a las 4:00 de la tarde del 17 de julio de 2020 en el barrio Roma, de su natal Sucre-Sucre, las voces por que haya justicia no cesan.

Lo particular es que ese pedido no solo proviene de sus hijos, sino también de habitantes de la Mojana que reconocen en él a ese líder que se atrevió a denunciar la corrupción en las entidades públicas y también del Comité Permanente de Derechos Humanos que desde un principio acompañó este proceso en aras de lograr la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

Rodrigo Ramírez Salazar, defensor de Derechos Humanos e integrante de la Mesa de Garantías de Sucre, asegura que si bien en este caso penal ha habido capturas, no se puede decir que exista justicia porque no se sabe quién pagó por su muerte y por qué lo hicieron.

“Es importante señalar que este hecho no solo ha tenido un impacto en su entorno familiar sino también en la comunidad y sociedad porque este tipo de crímenes lo que busca también es dejar un mensaje hacia quienes ejercen liderazgo en los territorios para que no denuncien, para que se silencien y tengan miedo”.

Agrega Ramírez que lo más preocupante de esto es que Tulio Maury antes de su muerte había advertido amenazas en su contra y responsabilizado a funcionarios públicos en caso de que le sucediera algo “y bueno la justicia sigue en deuda en el territorio y en otros casos, pues aunque existen órdenes de captura y judicializaciones con respecto a los autores materiales realmente la justicia se da cuando los tres elementos: verdad, justicia y reparación se constituyen. No podemos hablar de justicia en este caso cuando no conocemos aún la verdad de lo que pasó, por ejemplo quién pagó y por qué la muerte a ese sicario.

Cuando establezcamos la verdad sobre el caso de Tulio Maury podemos empezar a hablar de un principio de justicia y cuándo existan elementos de reparación no solo materiales sino simbólica, podemos empezar a hablar de que no hay impunidad. Pero en la actualidad sí hay impunidad porque no están los responsables del crimen, es decir, los que lo idearon”, anota el defensor de Derechos Humanos que espera que la justicia pueda llegar a establecer los responsables de este crimen.

 

Vecinos implicados en los hechos

Desde la óptica de la familia de Tulio Maury su hija Maura tomó la vocería y en entrevista con este medio después de un año de la ausencia de su amor, como consideraba a su padre, dijo que no regresaría al municipio de Sucre-Sucre.

Recordó que la última vez que estuvo en el pueblo fue hace tres años, las condiciones de la pandemia por la covid-19 la privaron de darle el último adiós a su padre y eso ha hecho mucho más doloroso este hecho para ella.

“Desde la muerte de mi padre mi vida y la de mi familia cambio completamente, lastimosamente en Colombia la pérdida de un ser querido a manos de bandas criminales que prestan sus servicios a funcionarios públicos o a personas vinculadas de alguna manera a entidades estatales es algo que se ve a diario, pero hasta que uno no lo vive en carne propia no puede dimensionar el drama que viven muchas familias”.

A pesar de que la vida sigue ellos se consideran incompletos por la ausencia de su padre.

“Estamos incompletos, cada segundo, cada día que pasa la ausencia es mayor y es cuando nos enfrentamos al hecho de aceptar que esa persona ya no está en tu vida”.

Maura advierte que con el crimen de su padre “no solo se llevaron a un abogado que denunciaba irregularidades al frente de Corpomojana y de la Alcaldía Municipal de Sucre-Sucre, también se llevaron un padre, un esposo, un hijo, un hermano y un amigo, y en mi caso particular a la persona que estuvo en mi vida por casi 30 años, desde que nací y así en la vida de cada uno de mis hermanos. Mi madre al igual que mi abuela paterna tuvieron que dejar su vida atrás, su casa, sus amistades, su pasado, porque de un día para otro alguien o algunos decidieron que Tulio Maury no debería vivir más”.

Recordó a su padre como una persona muy alegre y conocido por sus bromas y sentido del humor (mamador de gallo), fue mujeriego, amante de los gallos finos, los animales y la cultura mexicana. Siempre fue un padre responsable y muy cariñoso con sus hijas, “tuvimos una relación muy íntima con él, fuimos sus amigas, siempre nos decíamos te amo, te extraño, recordamos nuestra vacaciones en Sucre y lo feliz que era de tenernos allá. Hace casi 3 años estuve en Sucre-Sucre y creo que será la última vez en mi vida, ya no queda nada para mi familia y para mí en ese pueblo”.

Remata la entrevista con este medio diciendo que lo más doloroso del crimen de su papá es tener que reconocer y aceptar que “vecinos, supuestos amigos y personas que te vieron crecer desde niña están involucrados en el crimen de mi padre, ellos me quitaron el derecho de poder enterrar a mi padre, que mis hijos tuvieran un abuelo, de celebrar un día del padre, entre muchas cosas más”.

El presunto asesino se fugó

Respecto a cómo ha avanzado el proceso  penal Maura Maury recordó que hubo dos capturas. La primera de José Alfonso Torres Palomino, presunto autor material del homicidio y quien se encontraba con medida de detención preventiva en la Estación de Policía del municipio de Ovejas de donde se escapó el 3 de mayo.

Y el otro procesado es Gustavo Salcedo Sánchez, “a quien en un operativo se le encontró el arma homicida de mi padre”.

“El proceso es largo, todavía hay mucho camino que recorrer, pero son muchas las personas implicadas en el homicidio, los autores intelectuales  son en su mayoría funcionarios, consejeros y contratistas de Corpomojana, así como funcionarios, ex funcionarios y contratistas de la Alcaldía Municipal de Sucre-Sucre, un vecino y otros más que han estafado a muchas personas entre esas se encontraba mi papá con alrededor de 30 millones de pesos”.

Señala también a un hombre de apellido Támara y a alias ‘Lavomatic’, capturados en los últimos días en la región de la Mojana, como presuntos implicados en este crimen, al igual que a otro “hombre que asesinaron en el municipio y que al parecer tenía información valiosa del homicidio de mi padre porque era el superior jerárquico de los miembros del Clan en el municipio. También estarían involucrados profesores y celadores.

La Fiscalía General de la Nación sobre este proceso informó que el 30 de junio fue la acusación de Torres Palomino ante el Juzgado Promiscuo del Circuito de Majagual y para este 29 de julio fue programada la audiencia preparatoria del juicio.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.