El Heraldo
Maria Victoria Bustamante Fernandez
Sucre

Líderes y lideresas ejercen su labor sin garantías en Sucre

Denuncian presencia de grupos armados.

Los líderes y lideresas sociales que este viernes se movilizaron por las principales calles y avenidas de Sincelejo para exigir que no haya un muerto más de ellos en el país, coincidieron en afirmar que las garantías que tienen en este territorio para ejercer su labor no son plenas y precisamente sus peticiones están enmarcadas en lograr esas garantías.

Alejandrina Pacheco Peña es una de esas mujeres luchadoras de Sucre que clama por unas garantías reales para poder continuar en la lucha de construcción y puesta en marcha de las políticas públicas y de construcción de democracia y paz.

Ella considera que el panorama de Sucre en la actualidad con las alertas tempranas, panfletos amenazantes y presencia de grupos armados es muy adverso y por la coyuntura electoral está polarizado, pero “mi llamado es a la paz, la convivencia y reconciliación, además de analizar la situación de contexto de nuestro departamento para ejercer liderazgo a nivel del país y el Caribe”.

Íngrid Vergara Chávez, desde el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) le hizo un llamado a las autoridades civiles y armadas de Sucre para que no minimicen los hechos violentos que están ocurriendo en el departamento.

Asegura que en Sucre se está dando una mal llamada limpieza social que denota la reactivación de fenómenos que ya habían desaparecido, lo que es una alerta en especial en el municipio de San Onofre que este año lleva ya muchos muertos.

Advierte la líder del Movice de la necesidad que hay de mirar hacia las poblaciones de la alta montaña en Montes de María donde “se afrontan situaciones difíciles que negarlas es una irresponsabilidad del Estado porque eso no garantiza la vida de nadie”, anota Vergara, al tiempo que celebra la adhesión del presidente Iván Duque a la movilización social por los líderes, pero esta buena voluntad de marchar debe estar acompañada de acciones serias como la implementación de los acuerdos de paz.

El Movice se ratifica en que desde hace dos años están denunciando la presencia de armados en Montes de María y otras situaciones de inseguridad en San Marcos y San Benito.

“Aquí hay cosas que están pasando y que las niegan y ese no es el camino, la ruta es sentarnos a ver cómo se va a contrarrestar eso. No podemos ponernos a esperar para contar los muertos porque esa no es la idea”.

Desde la Mesa Sucreña por la Paz de la que hace parte José Fredy Aguilera también denuncian la presencia de grupos armados que están ejerciendo el control territorial en algunas zonas, además de la proliferación de panfletos amenazantes, de lo que él asegura no pueden quedar como situaciones espontáneas, sino investigar hasta el final para evitar que las amenazas se cristalicen como ocurrió con el presidente de la JAC en Coveñas, Julián Quiñónez.

Por su parte Franklin Donado, también miembro de la Mesa, rechazó que en Colombia se haya criminalizado la labor de los líderes sociales y aplaudió que la sociedad civil se haya movilizado en un país que está enfermo porque la corrupción los carcome en todos los niveles.

Este líder pidió a las autoridades del país a que pongan a funcionar la inteligencia para que los autores intelectuales de los homicidios de los líderes sociales también respondan por esos hechos.

Se lamentó de que la institucionalidad de Sucre no se hubiese sumado a la movilización en favor de los líderes y eso a su juicio denota la desidia criminal del Estado.

Donado recordó que en Sucre no solo han asesinado a Julián Quiñónez sino también a una líder en San Marcos.

La que sí se sumó a la marcha en Sincelejo fue la Iglesia Católica. El Vicario General de la Diócesis, presbítero Adalberto Sierra Severiche hizo un llamado a ser solidarios con todo lo que tiene que ver con la vida, y se lamentó de que la seguridad en Sucre esté tan desmejorada por unas formas distintas de convivir.

El obispo de la Diócesis de Sincelejo, monseñor José Clavijo Méndez, finalizó la movilización en el Parque Santander con la lectura de la postura de la Iglesia que la Confederación Episcopal Colombiana tituló ¡Toda vida humana es sagrada e inviolable! y a través de ella invitan al pueblo colombiano a sumar esfuerzos para promover y defender valientemente la vida de todos nuestros hermanos, particulamente la de los más débiles y necesitados.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • líderes sociales
  • marcha
  • Sucre
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web