El Heraldo
El baranoero de 58 años se desempeñaba en el diseño e inspección de piezas aeronáuticas, pero su pasión eran las bandas marciales y se dedicó a ello. Hansel Vásquez y cortesía Banda de Baranoa
Sociedad

Hilton Escobar, el técnico de helicópteros que pilotea la Banda de Baranoa

En este mes de julio se cumplen 26 años de este proyecto musical y social, que nació como resultado de una decisión de vida de su fundador.

En 1995, Hilton Escobar Roa empezó a escribir la historia de la Fundación Banda de Baranoa (BDB), que es también su propia historia. El baranoero se arriesgó a dejar un trabajo estable y bien pagado para tomar las riendas de un grupo sin ánimo de lucro. Sin duda, fue una decisión de vida que cambió su rumbo por completo.

El técnico de helicópteros dejó de lado el diseño, la manufactura, la viabilidad técnica e inspección de piezas aeronáuticas, además de un buen salario, para liderar un grupo de 320 jóvenes que iniciaron en la entonces conocida Banda Marcial de Baranoa. Su pasión lo llevó a pasar de volar frecuentemente, a coordinar en tierra las marchas musicales con los niños de su municipio.

“Yo trabajaba en Helicol, viajaba mucho y era muy buen trabajo, tanto así que todo lo que invertía en la banda era de lo que ganaba en mi propio empleo. Sin embargo, no era mi fuerte”, recordó el atlanticense de 58 años.

El origen

Su elección vino después de la muerte de la mujer que lo instruyó en bandas de guerra cuando era niño, ya que al no haber nadie que siguiera con el proyecto, este se acabó. “Yo siempre me quedé con las ganas de tener algo así. En un colegio me dieron la oportunidad de armar una banda de guerra para un experimento y empecé con 25 alumnos, pero a los dos meses tenía 250, y como no había recursos para financiarlo, yo me encargué totalmente de eso”.

De su propio sueldo y con actividades como rifas, bingos, verbenas y hasta venta de patacones, Hilton y su banda marcial pudieron ir por primera vez a un concurso nacional. Duraron casi dos días llegando a Bogotá en buses sin aire y sin baño, pero repleto de jóvenes soñadores con ganas de mostrar su talento. Es una anécdota que recuerda con “mucho orgullo”, pues la Banda Marcial de Baranoa fue victoriosa en 1996, en Madrid, Cundinamarca.

Al año siguiente volvieron a ser la mejor banda marcial nacional, y en 1998 la Gobernación del Atlántico los declaró como Banda Departamental.

Pero Hilton siguió visionando y llevando su organización a otro nivel. “Empezamos a implementarle otras cosas diferentes a la banda marcial, le metimos más música, luces, vestimentas coloridas y nos transformamos en una banda espectáculo. Eso en Latinoamérica se regó”, puntualizó Escobar.

Luego de los reconocimientos obtenidos, el fundador del grupo tuvo la oportunidad de comprar un espacio que hoy es la sede de la banda. Una vez más, salió a relucir el espíritu visionario que, según sus allegados, lo caracteriza.

Familiares y amigos le recomendaban casas grandes para arrancar, pero él se fijó en un lote lleno de monte que, a la mayoría le parecía una mala inversión. Hoy, esas siete hectáreas de tierra que se convirtieron después en 12, comprenden el Complejo Cultural Turístico de la Banda de Baranoa.

“A mí me preguntan que si yo he logrado todo lo que he querido, y sí lo he logrado, pero creo que estoy apenas en el 40 % de todo lo que quiero, como convertir esto en un complejo turístico y educativo, que se convierta en un ‘Disney musical’ y que nos volvamos autosostenibles”.

Eunides Escobar es la hermana de Hilton y quien ha estado con él desde el inicio de la Banda de Baranoa.
Su mayor logro

Fueron 320 personas las que iniciaron y hoy son 1.180. Durante el tiempo que la organización lleva vigente, han sido más de 8.000 jóvenes los que han pasado por las manos de Hilton Escobar. Para él no han sido alumnos, sino unos hijos más que ha formado desde el desarrollo integral. La música es solo un pretexto, pero el verdadero objetivo del maestro es una transformación social y de impacto en las vidas de niños y adolescentes.

De la mano de su hermana Eunides Escobar, con quien empezó desde cero este proyecto musical que es conocido internacionalmente, los dos hijos de unos padres campesinos han logrado que múltiples jóvenes estudien, sean disciplinados y tengan una profesión para vivir.

“Yo empecé con él desde el principio. Mis funciones son cuidar a los niños, estar pendiente de los uniformes, ayudarles con los zapatos, la formación, estar pendiente de ellos cuando se enferman. A mí me dicen ‘mami negra’, y ellos para mí son mis hijos. Lo más bonito de estar acá es tener niños de todas partes para orientarlos y que no cojan por malos caminos”, expresó Eunides.

26 años de la BDB

Este viernes 16 de julio de 2021, se cumplieron 26 años de existencia de la Banda de Baranoa, 26 años de estar mejorando vidas y de una devota entrega por parte de su fundador a este proyecto que ha llegado a diversos rincones del mundo.

“Lo bonito que se siente de haber nacido aquí y de paso compartir con las mismas personas que hacen parte de esta familia es todo lo que uno ha ido aprendiendo, el hecho de conocer otros países, visitar sitios importantes y tener más posibilidades de crecer”, contó Gerardo de la Cruz, uno de los profesores de la organización, que antes fue estudiante.

Como él, más instructores de la Banda como Andrea Chaverra (vocalista y encargada de las comunicaciones) y Luis Escobar (productor) coinciden en que estar en este proyecto “ha sido un sueño cumplido” y esperan estar “muchísimo” tiempo más.

Para conmemorar esta fecha, Hilton y su grupo ofrecerán un especial de hora y media a través de las redes sociales de la Banda de Baranoa con los viajes y presentaciones que han hecho a lo largo de su historia. En este recopilado, Escobar expondrá, una vez más, todo el talento de sus chicos que, finalmente, es el resultado de una decisión de vida.

Juntos, padre e hijo

Luis Carlos Escobar es el hijo de Hilton y desde los 10 años está junto a su padre en la Banda de Baranoa. A sus 35 años, las funciones que cumple dentro del proyecto musical y social son las de monitor (profesor) de saxofón y productor.

De su padre, cuenta, ha aprendido a ser “visionario y disciplinado”, al mismo tiempo educa a sus alumnos con bases y principios para que sean “personas de bien y que tengan una mentalidad con proyección”.

Viajes memorables

Corea del Sur

Hilton y los profesores que integran la Banda cuentan que esta fue una “experiencia sin igual”, en la que aprendieron muchísimo sobre la cultura.

Walt Disney World

Han sido varias las veces que la BDB ha estado en este icónico lugar. Lo consideran como “mágico”, sobre todo, para los niños de la organización.

Washington D.C.

Esta fue una visita memorable, ya que despertaron el interés de la Embajada Americana en la Asamblea del BID, en el año 2013.

República Dominicana

En este país pudieron mostrar la esencia colombiana, pero al mismo tiempo fusionar los ritmos dominicanos en su presentación.

Madrid, España

La organización musical recuerda este viaje por la multitud de personas que pudieron presenciar el show y por haber conocido la capital española.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.