Temas tratados

ELN -

ENTREVISTA


En video | “Hay que recuperar la palabra, sacándose el machete de la boca para llegar a acuerdos”: Felipe González

Política

González habló sobre la situación actual de Colombia, los acuerdos de paz con las Farc, la responsabilidad del ELN frente a un proceso de diálogo y el caso de Venezuela.

Felipe González, expresidente del Gobierno de España entre 1982 y 1996, sevillano y colombiano desde 2014, dio un paso al costado en el vertiginoso mundo de la política hace más de una década. Pero este retiro voluntario, le ha venido como anillo al dedo –no solo por su reinvención como diseñador de joyas– sino porque “estar al margen” le ha permitido analizar sin filtro lo que ocurre dentro y fuera de su país. Cada vez que el líder social-demócrata estornuda, lo revuelve todo en asuntos políticos.

Esta vez lo hizo en Barranquilla durante un diálogo con EL HERALDO y durante la conferencia inaugural de la Cátedra Europa de la Universidad del Norte. Una visita a la ciudad, en la que celebró su cumpleaños 78.

P. ¿Le gusta cumplir años expresidente?

R.

No me importa. Lo prefiero a no cumplirlos, pero no lo celebro nunca.

EL MODELO DE COLOMBIA NO FUNCIONA

Pragmático como antes, como ahora, como siempre, Felipe González se refirió a la situación actual de una Colombia que él conoce bastante bien y que está viviendo un momento de reivindicación de demandas sociales, como muchos otros países de la región y el mundo, con enfoques diferenciales eso sí, pero que igual se expresa en las calles a través de multitudinarias protestas y manifestaciones.

P. ¿Estamos frente a un punto de quiebre para buscar soluciones que respondan a todas estas realidades de desigualdad y falta de oportunidades, que afectan principalmente a los jóvenes?

R.

Debería ser un punto de quiebre. Otra cosa es que se vea o no, que se establezca un buen diagnóstico y un buen diálogo. Diálogo es oír el logo del otro, no sucesivos monólogos, y mucho menos, monólogos agresivos. Luego hay que recuperar la palabra sacándose la navaja o el machete de la boca, para que no tenga ese filo cortante que descalifica al otro. Por tanto, estamos viviendo, no en Colombia, en el mundo entero y en este país con sus especificidades, una tensión. La crisis de un modelo de economía global interdependiente que no es reversible, que hay que gobernarla, pero que cuya característica fundamental es que redistribuye mal el ingreso. Por tanto, incluso cuando se elimina una parte de la pobreza, la desigualdad en la redistribución del ingreso crea inquietud. Inquietud a la que se añade la incertidumbre por un cambio vertiginoso en esto que llaman cuarta revolución industrial, y eso a quien más afecta es a la gente joven, es la que tiene el futuro incierto por delante. Los que tienen mi edad, digamos, tienen su horizonte vital detrás. Los jóvenes lo tienen por delante y están inquietos, inquietos porque el modelo no está funcionando en Colombia y en el mundo. Inquietos porque los cambios ante el futuro no son tan previsibles como fueron los cambios para sus padres o sus abuelos.

P. El presidente Iván Duque lleva meses en una Conversación Nacional con jóvenes, con otros sectores, pero aparentemente no hay acuerdos. ¿Cómo alcanzarlos en medio de esas tensiones?

R.

Esa, la verdad, sería la respuesta del millón que dicen en mi tierra. Todo gobierno tiene dos restricciones: la restricción número uno y está muy ligada, es que el gobierno tiene que priorizar. Uno no gobierna sumando mil demandas dispersas porque tiene la otra restricción, con qué recursos afronta los desafíos que tiene que afrontar. Entonces, imagínese que es pura elucubración que se prioriza la educación o la asistencia sanitaria o las dos. Son dos derechos que se pueden considerar de carácter general universales, eso se prioriza. ¿Qué significa priorizar? Que la disponibilidad que tiene de ingresos, incluso el incremento de los ingresos que pudiera conseguir va a ir destinado a luchar contra las desigualdades con dos instrumentos. Pueden ser 10, da igual. Dos instrumentos: la educación, que iguala las oportunidades, incluso que las iguala predistributivamente. El que tiene dificultad para acceder a una buena formación y somos capaces de permitirle acceder, está predistribuyendo antes de redistribuir y hasta redistribuyendo y teniendo oportunidades. Entonces, yo creo que hay que explicarlo. Yo creo que los gobiernos tienen la obligación de priorizar siempre con recursos escasos. Fíjense que lo que les digo no se atreve a decirlo la política, incluso cuando los recursos son suficientes, son escasos respecto de las demandas. Siempre, por definición, en los países más ricos, no digo los países con menos renta; por tanto, los gobiernos tienen la obligación de encauzar su gobernanza con un doble diálogo, un diálogo que podríamos llamar de representantes. 

P. ¿Cómo debe ser ese diálogo?

R.

Ese diálogo debe ser un diálogo en el que renunciemos unos y otros a dialogar con el cuchillo entre los dientes porque la palabra puede ser tan afilada que hiera más de lo que resuelve. Pero ese diálogo entre representantes sería la condición necesaria, no suficiente, porque aguas abajo lo que vemos en todo el mundo es una crisis de representación, no del que gobierna. El que gobierna lo padece más porque es el gobierno de turno, pero si imagináramos la sustitución del que gobierna por otro gobernante, pues tendríamos la misma crisis de representación. Así que uno tiene que tener en cuenta la necesidad de entenderse entre los representantes, pero aguas abajo tienen que hacer un esfuerzo para recuperar a los representados. Si no, la crisis de la política se va a seguir ahondando y va a ser dramática. Y una reflexión adicional que es un campanazo de alerta, “la crisis de los partidos políticos solo es comparable a la crisis de los medios de comunicación y la pérdida de credibilidad de los partidos es la pérdida de credibilidad del cuarto poder.

EL ACUERDO DE PAZ CON LAS FARC

P. En el caso de Colombia, además de la crisis de la política, tenemos también la crisis de la paz porque no terminamos de poner en marcha el acuerdo que se firmó ya hace varios años y que respaldaron millones de personas. En ese asunto, tampoco nos podemos de acuerdo.

R.

Sí, vamos a ver. Como antes me hablaba de la edad que tenía y de si celebro cumpleaños. Yo sólo hace 45 años que vengo a Colombia o 46, por tanto las nuevas generaciones ni siquiera existían. Y a esta Costa hace mucho tiempo que vengo. Para colmo de males tengo la nacionalidad colombiana, que es una cosa que realmente me honra. Aparte de otras condecoraciones que he recibido la que más me honra, que no es decoración, que no tiene un impacto de fotografía. Así que yo he visto cómo durante 45 años, tratando con todos los presidentes, todos es todos, sin excepción, y sabiendo con plena conciencia por mi situación privilegiada que todos los presidentes lo intentaron, todos intentaron superar el conflicto. Y me sorprende que ahora me digan que no hubo conflicto, porque entonces yo tengo el sentimiento de que fui bastante estúpido cuando no salía a 30 kilómetros de Bogotá porque mis amigos en el poder me decían que era peligroso, y resulta que no era verdad porque no había conflicto, entonces yo hice el tonto. No pero ya, aparte de la broma, creo que ponerse de acuerdo en ese proyecto común de reconciliación, de reencuentro desde la verdad, para los desafíos que tiene la Colombia actual es la condición necesaria, ni siquiera la suficiente, porque hay algunos desafíos que son muy importantes y muy urgentes, y algunos serán permanentes.

VENEZUELA

P. ¿Uno de esos desafíos urgentes es Venezuela?

R.

Bueno, como estamos en Barranquilla le diré que los 1.300 kilómetros de frontera con un señor tirano en el país vecino y con 1.700.000 venezolanos huyendo del paraíso que les ofrecen, es un desafío de una enorme magnitud que exige un consenso nacional muy importante.

Además, consideró que millones de venezolanos dejaron su país porque “vieron su madre patria convertida en madrastra”. Y señaló, con esa mezcla de sorpresa y asombro que produce el desconcierto que nunca había conocido en el mundo un proceso de destrucción más completo de las instituciones, de las libertades, del aparato productivo, la economía, la salud y la alimentación, en un período tan corto, como el que se ha producido en Venezuela.

“Nunca pude imaginar que en Caracas iba a ver más muertes violentas al año que en Damasco en plena guerra siria. La excusa es el imperialismo americano, pero ni a (Donald) Trump, incluso si tuviera la peor de las intenciones (y desde luego que él no es pájaro de mi devoción), le ha dado tiempo de destruir tanto como a (Nicolás) Maduro”, indicó.

LA RESPONSABILIDAD DEL ELN

P. Otro tema que sigue sin resolverse es el del ELN. En ese tampoco avanzamos, expresidente González.

R.

Tiene usted razón, pero de todas maneras lo que hay que hacer es equilibrar seriamente en el análisis la tremenda responsabilidad que ha tenido y tiene el ELN de no haberse incorporado a su debido tiempo a un proceso de diálogo, de entendimiento y de compromiso en el que realmente no colaboró.

Hay que recuperar esa oportunidad, habría que recuperarla. Y quiero decir que es mi posición, el esfuerzo que ha hecho el ELN para hacerlo, a diferencia de lo que hicieron la inmensa mayoría de las FARC, se aproxima a cero.

González es un defensor de la democracia y de la centralidad. Está convencido que sin ella, los ciudadanos nos quedaremos en manos de tentaciones tiránicas y lo de menos, para él, es que sean de izquierda o de derecha porque “un tirano es un tirano”.

Es lo que hoy ve en Cuba y en Nicaragua. “Cuba es la continuación de una experiencia que es más vieja que los viejos dirigentes cubanos. Cuba no es una democracia que se haya caído. Es una dictadura que sustituyó a otra dictadura de signo contrario. Conviene no olvidar esto”.

“Hay varios tipos de autoritarismo: Hay dictadura, totalitarismos, tiranías y democracias más o menos imperfectas. Lamento tener que decir que -el que fuera mi amigo-, Daniel Ortega, hoy es Somoza para los nicaragüenses”.

González es un revolucionario, pero de las ideas, que hoy apuesta por implementar reformas de las pequeñas cosas. Una iniciativa que lidera su fundación en varios países de Iberoamérica y que quiere generar mejoras simples, concretas y factibles para ofrecer más calidad de vida a las personas. Y mientras avanza en estos proyectos; que demandan diálogo, acuerdos, consensos, debate en positivo, liderazgo y compromiso ético; garantiza que seguirá dando la pelea en la defensa de las libertades, eso sí, sin celebrar más años.

El expresidente Felipe González es entrevistado por la directora de EL HERALDO, Erika Fontalvo.
El expresidente Felipe González es entrevistado por la directora de EL HERALDO, Erika Fontalvo. Hansel Vásquez

Has llegado al límite de acceso a noticias para usuarios no registrados.

Registrate con tu correo y disfruta gratis las noticias.

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Temas tratados

ELN -

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Política
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
ALERTA 🔴 El número total de infectados por coronavirus en el mundo supera los 800.000 🔴 España registra 849 muertos por coronavirus en 24 horas y los contagiados ascienden a 94.417 🔴 Reino Unido registra un récord de 381 muertos por coronavirus en 24 horas 🔴Alemania suma 61.913 casos y 583 muertos por coronavirus 🔴 La OMS anuncia que casi el 92 % de los infectados en China por covid-19 se han recuperado 🔴 Muere una niña de 12 años con coronavirus en Bélgica 🔴 La Fed permitirá a los bancos centrales extranjeros acceder a efectivo a cambio de bonos 🔴 X
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web