La Ley del Consumidor reglamenta los dos grandes derechos que tiene el consumidor, que son: el derecho a recibir información veraz y suficiente durante la oferta y la compra del vehículo, y derecho a que el automotor cumpla los requisitos de calidad, idoneidad y seguridad que son de esperar según el precio que se paga por el semoviente.

A primera vista la ley está hecha solamente para los consumidores, y ni le va ni le viene a quienes han comprado los vehículos para darles un uso comercial, industrial o profesional, como el veterinario que visita sus clientes y a sus propietarios en su flamante camioneta doble cabina, 4x4 y platón de amplia capacidad.

Pero, en algunos aspectos la cosa no es tan clara.

La Ley del Consumidor también le atañe a quienes comercializan productos que no son de aquellos que utilizamos los consumidores, como son una buena tractomula, un camión cisterna o una retroexcavadora, pues si se dan cuenta que el producto que están comercializando pone en riesgo “la salud o la seguridad de las personas” deben suspender inmediatamente las ventas, evitarle daños a quienes ya los adquirieron y avisarle a las autoridades para que tomen las medidas del caso en defensa de las personas, sean o no consumidores finales de tales bienes.

En cuanto a la información y la publicidad que reciben quienes compran productos que no son de los que utilizamos los consumidores finales (como una buena retroexcavadora o un carrotanque) eso es harina de otro costal, porque el destinatario de la información o la publicidad no es un consumidor final, y usualmente es un experto en la materia que debe llevar a la justicia ordinaria el conflicto con el anunciante.

Podemos concluir entonces que solo en asuntos de seguridad de las personas la Ley del Consumidor también es para quienes no lo son. Esta vez diciendo que la Ley del Consumidor aplica solo para los consumidores, salvo en el caso de los productos defectuosos que ponen en riesgo a toda clase de personas.

Por Rodrigo Bueno V.
 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.