Magdalena

En video | Regresó a casa ‘Coco’, el caimán viajero

Nadó más de 700 kilómetros desde un zoocriadero en la Ciénaga Grande de Santa Marta hasta las costas de la isla de San Andrés en el Mar Caribe en 2018.

Coco, una hembra de caimán aguja (Crocodylus acutus) nadó más de 700 kilómetros desde un zoocriadero en la Ciénaga Grande de Santa Marta hasta llegar a las costas de la isla de San Andrés en el mar Caribe. Después de dos años de estudio y cuidado, el reptil, catalogado como vulnerable en la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN, retornó a Santa Marta en donde será valorado por veterinarios de la Corpamag para luego dejarlo en libertad en su hábitat natural.

Este caimán, de dos metros y 40 centímetros de largo, fue hallado en junio de 2018 en las playas de Tom Hooker en el archipiélago. El director de la Corporación Ambiental Coralina, Arne Britton González, explicó que era el segundo registro de esta especie en la isla y con el apoyo de la estación de Guardacostas y la Policía de Turismo pudieron atraparlo y ubicarlo en una zona segura para su cuidado.

“Ese cocodrilo duró dos años monitoreado por Coralina, dándole los tratamientos necesarios para que no sufriera de estrés, mientras se realizaban los estudios genéticos para saber de dónde era”, manifestó Britton González.

El cocodrilo americano, como también se le conoce a esta especie, tiene un  mapa de distribución que se extiende por las aguas del Caribe y el Pacífico, desde el sur de los Estados Unidos hasta Perú.

El animal fue trasladado por la autoridad ambiental de la isla a un ‘hábitat provisional’ de albergue con condiciones similares a una laguna lodosa, adecuado especialmente para garantizar su bienestar en esa unidad militar del comando específico de San Andrés y Providencia.

Estudios genéticos
Biólogos y veterinarios de Corpamag mantienen al animal bajo el cuidado del Centro de Atención de Fauna Silvestre.

Para identificar su lugar de procedencia, las autoridades ambientales le realizaron dos estudios genéticos, el primero ejecutado por biólogos investigadores de la universidad de Los Andes y Nacional, y el segundo por un equipo de trabajo de la universidad del Tolima en coordinación con el Invemar. Ambos arrojaron el mismo resultado: el caimán era colombiano.

“Los resultados de los dos estudios independientes confirmaron que el animal no sólo es colombiano, sino que pertenece a una de las poblaciones de cocodrilos de la cuenca del río Magdalena”, explicaron desde Coralina.

Fue así como durante todo ese tiempo, los biólogos y veterinarios de Coralina, con el apoyo de la Armada Nacional, realizaron todo el tratamiento para  evitar el estrés, velaron por su dieta y su peso.

Señalaron que al analizar las marcas que la hembra tiene en su cola, el equipo técnico de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag, determinó que el ejemplar proviene de un zoocriadero, de acuerdo a los análisis genéticos ubicados sobre las riberas del Magdalena.

Una larga travesía

La bióloga marina de Corpamag, Julieth Prieto, explicó que esta especie puede viajar por el océano y migrar grandes distancias, en comparación con otra clase de reptiles.

“Este animal tiene una capacidad especial, a diferencia de las babillas, tienen unas glándulas que les permiten regular la sal, cuadrando así toda su ósmosis y permanecer grandes cantidades de tiempo debajo del mar, pero también puede nadar y surfear con las olas superficiales”, dijo Prieto.

Detalló que la distancia recorrida, más de 700 kilómetros desde la desembocadura del río Magdalena hasta la isla de san Andrés, la pudo completar gracias al apoyo de las corrientes que hay en el mar Caribe. “Aquí hay una corriente que va desde el frente del río Magdalena y cruza hasta San Andrés, creemos que viajó con la ayuda de estas”, indicó.

Coralina pudo establecer que Coco permaneció en el medio marino al menos un año, tiempo estimado por los crustáceos adheridos a su cuerpo, que, según el experto consultado de la Universidad Nacional, tarda aproximadamente un año en alcanzar su etapa adulta.

Vuelo de regreso a casa
El apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana fue clave para el traslado del caimán aguja desde la isla de San Andrés hasta Santa Marta.

El apoyo de la Fuerza Aérea Colombiana fue vital para ejecutar la operación de retorno de Coco desde la isla de San Andrés hasta Santa Marta.

El coronel Alexander Rodríguez Rojas, comandante del Grupo Aéreo del Caribe, manifestó que el traslado del caimán aguja se llevó a cabo el domingo en una aeronave Casa-C-295 que partió desde Bogotá rumbo a la isla.

“Le brindamos las condiciones para que llegara a Santa Marta y lo entregamos a las instituciones que se encargarán del proceso de reincorporación a su hábitat natural”, dijo el coronel Rodríguez.

Durante la expedición, cuyo tiempo de vuelo fue de dos horas y 40 minutos, se controló el estrés del animal, los movimientos y se disminuyeron las condiciones de ruido.

“Con este tipo de misiones que apoyan la conservación de la fauna de nuestro país, su Fuerza Aérea Colombiana ratifica el compromiso con la protección del medio ambiente y la conservación de las especies protegidas de nuestro país”, expresó el oficial.

Ya en el aeropuerto Simón Bolívar de la capital del Magdalena quedó a disposición de los biólogos y veterinarios de Corpamag, quienes lo llevaron hasta el  Centro de Atención de Fauna Silvestre- CAVF, para su atención y valoración.

La caimán aguja pasará su cuarentena en el CAVF y será puesto bajo observación por el equipo de biólogos y veterinario para establecer su salud comportamental y física de acuerdo con los protocolos establecidos por el Ministerio de Ambiente.

“Si el animal se encuentra en óptimas condiciones, se evaluarán los mejores sitios donde se puede liberar para garantizar su supervivencia, en áreas lejos de la interacción con los seres humanos, quienes representan su mayor amenaza”, explicó Corpamag.

El caimán aguja está catalogado en grado de amenaza a nivel mundial como vulnerable –(IUCN 2018) y en Colombia En Peligro –(EN); dado que también está listada en el Apéndice I de la Convención Sobre El Comercio Internacional de Especies Amenazadas de La Flora y La Fauna Silvestre –CITES.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Pre-inscríbete aquí

Formulario de inscripción

¡Pre-inscripción completada!

Tus datos han sido enviados de manera exitosa, dentro de muy poco tiempo te estaremos contactando.

Descrube más en www.unimagdalena.edu.co

Más noticias de:

  • Caimán
  • Caimán Aguja
  • reptiles
  • San Andrés
  • Santa Marta
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.