A Terpel le adeudan 700 millones de pesos y temen que no les suministren más combustible.

El paro realizado el pasado 21  de diciembre por los conductores del Sistema de Transporte Masivo, Transmetro, quienes en esa oportunidad reclamaban el pago de sus obligaciones laborales, es en opinión de los operadores un campanazo de alerta, pues este puede colapsar y llegar a una parálisis definitiva en cualquier momento.

La advertencia fue hecha por los operadores de Transmetro: los empresarios de Metrocaribe y Sistur, Carlos Vivas y José Emiro Picón, respectivamente.

“En la reciente junta directiva de Transmetro en la que participó la Ministra de Transporte, Cecilia Álvarez-Correa, no tuvimos la oportunidad de comentar la serie de inquietudes  y preocupaciones que tenemos, pero la verdad es que estamos decepcionados porque el plan de choque que se anunció después de esa  reunión para solucionar los problemas del Transmetro no es nada novedoso”,  expresó Carlos Vivas.

El transportador advirtió que  existe un problema financiero muy delicado en el sistema y es precisamente eso lo que hay que revisar, y mientras se revisa oxigenarlo con recursos del fondo de contingencia.

Vivas insistió en que el paro fue un campanazo de alerta porque la situación persiste y  cada quincena hay que cumplir con el pago de los salarios y todos los días los dos operadores tienen que pagar más de 60 millones de pesos en combustibles. La deuda con la empresa Terpel ya suma los 700 millones de pesos y si no le hacen un abono importante no les seguirán suministrando más combustible.

Agregó que los recursos que necesita el sistema son cuantiosos y es necesario trabajar en una solución definitiva.

En el plan de choque que se anunció, explicó Vivas, se contempla reconocerle a los operadores lo que son los kilómetros vacíos, (que es lo que se demora un bus desde el terminal de Soledad, por ejemplo, a la ruta alimentadora El Bosque), pero eso es “una obligación contractual de la administración con los concesionarios. En diciembre nos giraron 500 millones de pesos para los dos operadores, pero eso realmente es mínimo para las necesidades que nosotros debemos atender”.

Agregó que en el caso de Metrocaribe mensualmente les toca atender necesidades por $1.200 millones y una suma similar Sistur. Es decir, alrededor de $2. 500 millones los dos operadores.

Por su parte, José Emiro Picón, destacó la presencia de la Ministra de Transporte y la voluntad que ha mostrado la alcaldesa Elsa Noguera en favor del sistema, pero considera que lo fundamental que garantizaría la sostenibilidad financiera del sistema no estuvo por ninguna parte en esa reunión: el fondo de contingencia o el fondo de estabilización tarifaria.

“El Fondo garantiza que el sistema sea autosostenible y garantiza a los usuarios el servicio ”, expresó.

Agregó que Transmetro les ha dejado de pagar más de $50 mil millones  y hoy están en grave riesgo para operar, porque les ha tocado sobre endeudarse.

En respuesta a los operadores, Manuel Fernández, gerente de Transmetro dijo que es importante destacar que por primera vez un Ministro de Transporte asiste a una reunión de junta directiva de la entidad, y que esa presencia se repetirá en febrero. “Durante la reunión del sábado se hizo un análisis a fondo de los problemas estructurales del Sistema, que fue mucho más amplio que las medidas anunciadas hasta el momento.

  Le solicitamos a los operadores y demás actores del Sistema, paciencia y apoyo en el desarrollo de este proceso, puesto que es evidente el compromiso del Gobierno Nacional y de la Administración Distrital de analizar a profundidad los aspectos estructurales y las contingencias del Sistema, para encontrar, en conjunto con Transmetro, medidas que permitan impulsar y consolidarlo”.

En lo que respecta al fondo de contingencia dijo que este tema hace parte de las mesas de trabajo que continuarán. Pero se debe tener en cuenta que, si logran descargar los costos de construcción de las estaciones y portales de la tarifa, se generaría una mejora significativa en sus ingresos.

En lo que hace referencia a la deuda que reclaman los operadores por $50 mil millones dijo que no está de acuerdo con la cifra mencionada, en especial porque los ingresos del Sistema requieren de la vinculación de la totalidad de la flota a su cargo. “Esta cifra no se debe confundir con el pago de los kilómetros en vacío que Transmetro viene realizando. Para esto es necesaria la presentación de las facturas y los soportes respectivos, que a la fecha ascienden a $1.800 millones aproximadamente”.

Por Alexandra De la Hoz

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.