El Heraldo
A pesar de los recursos naturales que hay en Nazareth, no poseen agua potable. Los reclamos de la gente son constantes. Ingrid Gámez
La Guajira

“Somos la tierra del olvido”, dicen en Nazareth, en la Alta Guajira

Este corregimiento cuenta con muy pocas horas de luz al día. No hay agua potable y están a 5 horas de Uribia, cuando es verano k Saben más sobre los productos de Venezuela que de los colombianos.

Solo cinco horas al día tienen los habitantes de Nazareth en la Alta Guajira  para  ver televisión, usar la lavadora, cargar celulares y utilizar todos los aparatos eléctricos que tengan.

 

Nazareth es un corregimiento de Uribia, la capital indígena de Colombia,  en donde solo hay energía eléctrica entre cinco de la tarde y diez de la noche.

La energía proviene de una gran planta eléctrica que funciona con ACPM y cuando este se acaba el pueblo se queda sin luz por varios días. Claro, que cuando hay visita de algún funcionario, como el alcalde, el gobernador o uno del orden nacional, la planta debe funcionar las 24 horas y ese día es motivo de fiesta.

Aunque parece asombroso es una realidad y los habitantes del corregimiento, que en su mayoría son de la etnia wayuu, sufren mucho por esta situación. Se sienten aislados, y no como parte de una región que, a pesar de sus grandes riquezas naturales, no satisface las necesidades de sus pobladores.

“A las diez de la noche cuando se va la luz, tenemos que dormir, queramos o no”, afirma Claudia Henríquez Iguarán, la directora del Hospital Local que, afortunadamente, cuenta con dos generadores eléctricos propios, con los que tienen energía las 24 horas del día.

En el centro asistencial, que es de baja complejidad, trabajan 109 personas, en su mayoría de Nazareth.

Solo ven productos venezolanos. El de la luz no es el único problema que padecen en Nazareth, un pueblo ubicado en las estribaciones de la serranía La Macuira, el oasis que queda a unos pocos kilómetros del área semidesértica de la Alta Guajira, en el norte departamento.

Según la líder wayuu María del Tránsito Iguarán tampoco cuentan con agua potable, y se abastecen de algunos pozos y jagüeyes que, debido al prolongado verano se encuentran secos.


El hospital cuenta con dos generadores eléctricos, lo que garantiza  el servicio de luz durante todo el día.

“En esta época estamos sufriendo mucho. Los animales se nos están muriendo y todo esto nos hace sentir que somos de otro país y que estamos abandonados por el gobierno”, afirma. E insiste. “A nosotros muy bien pueden llamarnos, “la tierra del olvido”, porque es así como nos sentimos con todas las carencias que tenemos”.

Seguramente, tampoco se sienten colombianos, porque están tan cerca de la frontera con Venezuela que no conocen los productos de nuestro país. Lo que se consume, como harina pan, detergentes, mantequilla, leche en polvo y otros alimentos son del vecino país.

Esto es totalmente lógico, porque mientras Venezuela les queda a solo 40 minutos, Uribia está a cinco horas de camino cuando es verano y a varios días cuando llueve mucho, y los caminos se vuelven intransitables.

En el pueblo hay una planta potabilizadora que vende el agua, pero muchos no tienen para comprarla, por eso es como oro, y si está fría es mucho más valiosa.

Ecos de la Macuira, único medio de comunicación. El medio de comunicación de Nazareth está en los 90.2 de la banda FM, se llama Ecos de La Macuira, y también tiene una planta propia. Llega a los tres mil habitantes de Nazareth y también a las comunidades de Puerto López, Taroa, Siapana, Puerto Estrella, Bahía Hondita, Castilletes y Punta Espada.

Uno de sus locutores es Alexander González, quien afirma que lo principal es informar a la comunidad sobre nuevas normas, leyes y acciones de los gobiernos municipal, departamental y nacional. También se informa de las actividades del hospital y el internado.


Alexander González, en el estudio de Ecos de la Macuira.

"Todo lo transmitimos en wayunaiki, porque es nuestro idioma, aunque tenemos una programación musical variada”, aseguró.

“Que la Sagrada Familia nos salve”. Una de las habitantes de Nazareth, quien dice tener como 76 años, es Irma Iguarán, quien relata con gran seguridad que el pueblo se llama así desde que llegaron los padres capuchinos Antonio de Valencia y San Cristín De la Palma, para fundar el internado.

“Fue cuando se  fundó el hogar de la Sagrada Familia: Jesús, María y José y confiamos en que así como le dieron vida al pueblo, ahora nos ayuden a solucionar nuestros problemas”, enfatizó esperanzada.

Ilusión con un proyecto

A finales del año pasado el alcalde Abel José Giacometto Fominaya anunció que el Instituto de Planificación y Promoción de Soluciones Energéticas para las zonas no interconectadas ,IPSE, ejecutaría un proyecto con el objetivo de dar solución definitiva a la problemática energética que padecen las comunidades de Nazareth y Puerto Estrella, en la Alta Guajira. Afirmó en esa oportunidad que estas poblaciones tendrían servicio eléctrico las 24 horas del día, a través de la reparación o sustitución de 8 transformadores y de las líneas de transmisión.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.