El Heraldo
Ángel Morales con el cartel del sepelio de su hermano.
Judicial

Familia llora y casi sepulta ayer a un muerto equivocado

A Gustavo Morales lo confundieron con alias el Venezolano.

A la familia de Gustavo Alberto Morales Caro, quien resultó muerto a tiros la noche del sábado en Soledad, le sucedió ayer una historia de Ripley, o de ¡aunque usted no lo crea!, al velar y llevar hacia el camposanto a una persona distinta que también fue asesinada a tiros, pero la madrugada del domingo, en un barrio del suroriente de Barranquilla.

Con tristeza, Ángel María Morales, hermano de Gustavo Alberto por parte de padre, contó que él y el resto de sus familiares se dieron cuenta de la grave situación solo hasta ayer tarde, cuando iban a trasladar hasta su última morada el cuerpo sin vida de la víctima.

Según él, fue la madre de Gustavo, doña Vilma Caro, quien pidió destapar el féretro para ver el cuerpo sin vida de su hijo por última vez, se topó con que se trataba de Édgar Junior Primero Quintero, un hombre de 33 años, oriundo de Venezuela, y a quien conocían con el alias del Venezolano (ver recuadro).

A las 3 de la tarde de ayer, a la hora en que debían adelantarse las honras fúnebres de Gustavo Morales, el cuerpo sin vida de alias el Venezolano retornó a Medicina Legal.

Denunció el hermano de Morales que, antes de pasar por este amargo momento, él y su familia ya habían sentido lo tortuoso que resulta hacer un trámite entre la Fiscalía y Medicina Legal, todo por la cantidad de pasos que tienen que dar para reclamar el cuerpo de una persona que perdió la vida de manera violenta.

Expresó que todo empezó el domingo, cuando en el Instituto les dijeron que ese día no se podía adelantar el trámite de retirar el cadáver, y que quedaba para el lunes.

Fue así como desde la mañana –mencionó Ángel– empezaron los viajes de un lado a otro para resolver la situación.

“El que supuestamente era el cuerpo de mi hermano lo terminaron entregando a las 5 p.m. del lunes y salió de inmediato para preparación en el cementerio Jardines de la Eternidad de la Vía a Puerto; nos dijeron que demoraba unas 4 horas, es decir estaba listo entre 9 y 9:30 de la noche, hora en que el cementerio ya está cerrado”.

De acuerdo con Ángel Morales, el cuerpo “equivocado” fue entregado por la funeraria ayer en la mañana, por lo que solo hasta el mediodía se dieron cuenta de que no era Gustavo.

“Lo peor de todo es que nos tocó volver a hacer los trámites que ya habíamos hecho y el sepelio quedó para mañana (hoy)”, anotó ayer Ángel María. Según la familia, el verdadero Gustavo será sepultado a las 10 de la mañana de hoy en el Cementerio Jardines de la Eternidad. El difunto tendrá el mismo ataúd por el que ya pasó alias el Venezolano, de quien este medio conoció que no ha tenido dolientes desde que fue encontrado sin vida con ocho impactos de bala, en el barrio La Chinita.

Las dos víctimas

Gustavo Morales, de 41 años y oficio mototaxista, fue asesinado en Villa Katanga el sábado a las 8:30 de la noche. Sobre alias el Venezolano, la Policía informó que tenía aproximadamente dos meses de haber llegado a Barranquilla. En el vecino país tenía un amplio prontuario delictivo. Se espera que en el día de hoy se pronuncien las directivas de la Regional Norte de Medicina Legal sobre el inusual caso. 

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.