Judicial

En video | A las estaciones de policía no les caben más detenidos

El sobrecupo en los centros de reclusión transitoria de la Policía supera el 200%. Ministerio de Justicia dice que trabaja para abrir más cupos.

Uno de los detenidos en la estación de policía de Malambo y también es investigado por el homicidio de un patrullero de la Sijín, ocurrido en el año 2018. Su familia denunció que, presuntamente, ha sido víctima de maltratos físicos por parte de los uniformados de la instalación policial.

Lo cogieron y lo arrodillaron en el patio, le pegaron cachetadas, trompadas, lo cogieron entre varios y lo golpearon. Le colocaron los taser, lo humillaron...”, relató una hermana del imputado.

La mujer afirmó que los reclusos se encuentran limitados de espacio puesto que las carceletas donde conviven son muy pequeñas para albergar a varias personas.

“En una celda que no tiene ni dos metros, en ella puede haber 10 personas que no se pueden acostar, no tienen colchones y duermen uno encima del otro”, añadió la pariente..

En semanas anteriores, este medio también conoció otro caso en la misma estación de Malambo. Esa vez fue Milagros Cepeda, madre de uno de los detenidos, quien precisó que, al parecer, su hijo también fue víctima de agresiones durante un motín realizado por los reclusos que se quejaban del hacinamiento.

Para verificar estos casos, EL HERALDO visitó la estación de policía de Malambo y constató que en el lugar hay tres carceletas con capacidad para cuatro personas, pero que albergan al menos 10 detenidos cada una, poniendo en evidencia el grave hacinamiento en que se encuentra la instalación policial.   

El general Ricardo Alarcón, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, informó que se está realizando una investigación disciplinaria para determinar lo ocurrido en ese lugar respecto a las denuncias de los detenidos.

“Se tomaron unas acciones, se hizo una visita por parte de la Personería y Procuraduría en compañía del comandante de estación y también con la Oficina de Derechos Humanos y Disciplina, se aperturó la investigación para que se den los ajustes y si llega a ser eso cierto, cada persona responderá”, dijo el general.

Esta es la estación de policía de Malambo, una de las más congestionadas. John Robledo

Hacinamiento

De igual forma, el oficial se refirió a que en la institución prima el respeto por el otro y que esta problemática se presenta por el sobrecupo que hay en los centros penitenciarios del Atlántico.

“Nos ha correspondido por la coyuntura que hay con la situación penitenciaria ser custodios y a ejercer funciones del Inpec. Pero independientemente de eso hay una política de nosotros del buen trato, del respeto por el otro, de respetarle los derechos a las demás personas”, señaló Alarcón.

Además, el comandante recalcó que las estaciones no se encuentran en condiciones para albergar reclusos por mucho tiempo y que este sería uno de los motivos para que se presenten desórdenes dentro de las carceletas.

“Es una vulnerabilidad que tenemos nosotros porque son instalaciones que no están para tener de manera permanente personas detenidas, ya que son sitios de detención transitoria. No son instalaciones que están adaptadas para la permanencia durante largo tiempo de estas personas. Quienes están sindicados de delitos muy graves se aprovechan de esta coyuntura para tratar de generar fugas masivas, generar caos en el interior, generar problemas”, puntualizó el general.

Cifras preocupantes

Hasta el mes de octubre, en los centros de reclusión en el Atlántico se registraba un hacinamiento del 81.6%, poniendo en evidencia que el departamento lidera la lista de sobrecupo en estos lugares de la región Caribe. 

Gran parte de ese hacinamiento se ve reflejado en las estaciones de policía y demás centros de reclusión transitoria, como las URI de la Fiscalía y la Unidad de Convivencia y Justicia, UCJ, en los cuales están detenidas aquellas personas que no caben o no fueron recibidas en las cárceles o penitenciarías.

Con respecto a las cifras de hacinamiento, el general dijo que son en total 306 imputados los que están tras las rejas en las estaciones de policía, URI y UCJ de Barranquilla y el área metropolitana.

“Solo en estaciones de policía están 200 detenidos, el resto se encuentra en lo que era la URI zonal y en la UCJ, en la cual diseñaron un sitio para 40 personas. Creo que estamos por encima del 200% de hacinamiento. Lo que hacemos es tratar de sopesar y mirar si nos reciben condenados en los centros carcelarios y penitenciarios, entonces estamos en esa lucha permanente de sacar personas de las estaciones, pero es más la gente que entra que la que sale”, señaló el comandante.

Los detenidos han denunciado incomodidades. John Robledo

Habla el personero

Luis Ramos, personero de la ciudad de Barranquilla, se refirió a las medidas que toma la Personería Distrital cuando ocurre esta clase de problemáticas.

“Nos encargamos de garantizarles las condiciones mínimas a estas personas que están retenidas, estamos haciendo un acompañamiento y vigilancia en esta situación que se está presentando. A raíz de la pandemia las cárceles se frenaron para recibir detenidos y por eso es que tenemos esta problemática bien severa de las estaciones de policía, porque ellas no están diseñadas para esta situación, pero les ha tocado”, señaló Ramos.

El funcionario mencionó que hace un mes la Alcaldía de Barranquilla inauguró un lugar de paso transitorio para los reclusos, ubicado en la vía de La Cordialidad.

“El centro nuevo se llama Centro de Detención Transitoria, con ese proyecto se logró descongestionar las estaciones de policía. Además de que les están dando las condiciones y alimentación necesaria”, concluyó el personero.

Las acciones que adelanta el Ministerio de Justicia

En una visita realizada a EL HERALDO, el ministro de justicia, Wilson Ruiz Orejuela, anunció las medidas que se encuentra adelantando su cartera para disminuir el hacinamiento en las cárceles del Atlántico.

El funcionario precisó que serán $21.000 millones los destinados para construir tres obras modulares en la cárcel El Bosque las cuales permitirán la creación de 510 nuevos cupos para la población privada de la libertad.

“Buscamos descongestionar las cárceles con este tipo de construcciones rápidas para solucionar, casi que de inmediato, esta situación que afecta a las cárceles La Modelo, El Bosque y de Sabanalarga”, indicó el funcionario.

Además, Ruiz Orejuela reconoció que las condiciones de los detenidos en los centros de detención transitoria como estaciones de policía y URI “no son las mejores”  y la responsabilidad recae en los gobiernos locales, pues estos sitios “no deben albergar a personas sindicadas”. 

Con respecto al proyecto de la cárcel de Candelaria,  en el sur del Atlántico, el funcionario señaló que la construcción de este magaproyecto, que albergará inicialmente unos 2.000  privados de libertad y a futuro unos 5.000, “no será perjudicial para la comunidad”. Este medio consultó con el Ministerio de Justicia si existía algún proyecto para descongestionar los centros de reclusión transitoria, pero desde su oficina de comunicaciones se precisó que esa es una competencia de las alcaldías locales, según se precisa en la Ley 270 de 1996.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Te puede interesar:

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.