El Heraldo
Jeisson Gutiérrez
Judicial

Asesinan a balazos a hombre en el municipio de Malambo

El suceso ocurrió en la noche de este sábado en el barrio La Milagrosa. La víctima mortal fue trasladada hasta un centro asistencial donde se confirmó su deceso.

El festejo de Amor y Amistad terminó en dolor para la familia de Geovanny Antonio Montes López, quien había llegado a la casa de su mamá luego de una larga jornada laboral. El hombre de 39 años quiso felicitar a su progenitora por motivo de su cumpleaños, pero le dijo que iba a bañarse y cambiarse, pues tenía la camisa sucia de harina. Cuando estaba próximo a arribar a su vivienda se vio envuelto en un aparente hecho de intolerancia en el que recibió dos balazos que terminaron por acabar con su vida.

El crimen ocurrió pasadas las 10:00 de la noche en el barrio La Milagrosa, de Malambo, exactamente en la calle 18 con carrera 5 sur.

Olga Rojo, esposa de la víctima mortal, dialogó con EL HERALDO y contó a detalle la hipótesis que los detectives de la Fiscalía tendrían en su investigación. La mujer, en medio del llanto y el desconsuelo, narró: “Nosotros vivimos cerca de donde eso pasó. Escuché los disparos y salí a ver qué había pasado cuando llegaron a decirme que era Geovanny”.

Los conocidos de López corrieron hasta donde él estaba, lo montaron a un vehículo y se lo llevaron hasta la Clínica Campbell de ese municipio. Empero, la herida que sufrió en el pecho fue mortal, así lo determinaron los galenos al asegurar que el hombre de 39 años había ingresado al centro médico sin vida.

“Lo único que se comentó es que aparentemente había una pareja discutiendo y mi esposo llegó en esos momentos a mediar. Él trabajaba en la venta de deditos a $200 al frente de la Universidad Autónoma del Caribe, venía de allá y llegó al barrio San Martín porque su mamá cumplía años. Le dijo a ella que se iba a cambiar y después pasó lo que pasó”, agregó Rojo.

De acuerdo con la pareja del hombre, gran parte de su vida había laborado en dicho lugar, en donde era popular: “Yo también trabajo ahí, pero en la refresquería haciendo los jugos naturales. Geovanny era el que hacía los deditos y las empanadas, no se metía con nadie, siempre era de la casa para el trabajo y del trabajo para la casa”.

López dejó tres hijos, de 17, 14 y 6 años, residía en el barrio La Milagrosa, donde fue recordado por testigos del caso como una persona cordial: “Pedimos que se haga justicia, él no se metía con nadie, queremos que el caso no quede en la impunidad”.

Trascendió que el CTI se apersonó del hecho de sangre y que con videos de cámaras de seguridad y relatos de fuentes humanas comenzaron a buscar a quien le disparó al hoy occiso en una ocasión.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.