El Heraldo
Final de la pasarela de Diego Guarnizo y María Luisa Ortiz.
Entretenimiento

El legado artesanal de los ‘Maestros ancestrales’ en BCapital 2018

Diseñadores presentaron anoche sus nuevas colecciones cargadas de simbología en co-creación con comunidades indígenas del Chocó y del Putumayo.

A través de hogueras encendidas y las melodías representativas de la música andina del Valle de Sibundoy, territorio ubicado en el departamento de Putumayo, cientos de espectadores arribaron el pasado jueves al Teatro Faenza para ser testigos de la pasarela ‘Maestros ancestrales’, en la que seis diseñadores mostraron sus más recientes propuestas en el marco de la feria de moda vanguardista BCapital 2018.

Con la intención de fusionar la moda contemporánea con la identidad cultural de las artesanías colombianas, un grupo de diseñadores nacionales se vinculó a un programa de co-creación artesanal, liderado por Inexmoda, la organización Artesanías de Colombia, la revista Fucsia y demás empresas privadas. Como parte del proyecto, los diseñadores viajaron a los departamentos del Chocó y el Putumayo para trabajar de la mano con comunidades indígenas como los kamentzá, inga y emberá.

En escena, los primeros en presentar su propuesta fue la dupla integrada por el director de arte para cine y televisión Diego Guarnizo y la diseñadora antioqueña María Luisa Ortiz con su marca Soy.

“Decidimos viajar al Valle de Sibundoy para encontrarnos con la comunidad kamentzá y hacer un ritual de limpieza, conocimiento e intercambio de saberes. Ese día llovió y para ellos la lluvia es un símbolo de abundancia, renovación de energías y limpieza para abrir nuevos caminos. Fue por eso que decidimos poner un nombre a la colección que en el idioma de ellos significa ‘Gracias lluvia”, explicó Guarnizo.

Diseñadores, modelos y artesanos comparten el escenario de la pasarela Maestros ancestrales.

En su pasarela, predominaron piezas “cargadas de simbología”. Conjuntos de ‘crop tops’ con pantalones, vestidos ‘strapless’ con vuelo y el volumen de las faldas fueron una constante en la puesta en escena. Sin embargo, los verdaderos protagonistas fueron los artesanos de estas comunidades, quienes se ‘robaron’ la atención del público al elaborar en vivo y —en simultáneo con el desfile— piezas tradicionales de sus culturas en sus respectivos telares.

De acuerdo con María Luisa, fueron los indígenas quienes les enseñaron la importancia del origen, el significado de los elementos, los ríos, los mares y lo esencial de reconocer que una pieza “tiene poder e intención del cuerpo y del espíritu”. Es por ello que en sus prendas sobresalieron figuras como el “ojo del sol o de Dios” y piezas como los zapatos que fueron tallados y enchapados por los indígenas.

Posteriormente, la diseñadora Laura Acevedo presentó su colección Horizonte, con su marca Papel de Punto, en la que las transparencias fusionadas con texturas, los vestidos ‘oversized’ (extra-grandes) y la tendencia prenda sobre prenda fueron el resultado de su “conexión” con la comunidad emberá en el Chocó.

Por su parte, la diseñadora Carolina Sepúlveda decidió apostarle a la creatividad e inocencia de los niños con ‘Dibujos’ una serie de piezas en la que retrata la manera cómo los niños de los pueblos kamentzá e inga interpretan el maiz desde el dibujo. “Esto lo transportamos a la simbología propia de la comunidad en un telar”, agregó Sepúlveda. Es por ello que en su pasarela, esta artista resaltó los colores tierra y los estampados con este tipo de ilustraciones.

Diana Crump, de Atelier Crump, no se quedó atrás y decidió incluirle a su concepto de “esmoquin femenino” el impacto de la naturaleza en pantalones y ‘blazers’ con detalles en 3D, colores pasteles y transparencias.

Finalmente, la diseñadora Manuela Álvarez, de la marca Maz, presentó ‘Primitiva’, una colección que surge de la necesidad de su creadora por “retornar a la raíz indígena”.

“Se trata de renacer. Las comunidades kamentzá e inga se concentran principalmente en la tejeduría en telar vertical y en la creación de piezas con chaquiras. Nosotros trabajamos mucho la sastrería y la chaquetería y decidimos incluirle la tejeduría de estas poblaciones que son poesía pura. También se destacó el uso del chumbe, unas fajas que se ponen las mujeres para cuidar su fertilidad y para potenciar su fuerza femenina”, afirmó Álvarez.

Así pues, frente a este vínculo de co-creación entre artesanos y diseñadores, Ana María Fries, gerente general de Artesanías de Colombia, establece que cada vez más hay un mayor visibilidad de los productos del país y que a la hora de hacer este tipo de vínculo se es importante aclarar que “un diseñador no puede llegar a imponer, pues los artesanos deben sentirse cómodos y satisfechos con el resultado de un producto. El trabajo debe ser en equipo y de crecimiento mutuo”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.