Por: Nilson Romo Mendoza @nilsonromom

Temas tratados

ENTREVISTA


En video | “Ponemos nuestra gotita de vino para que el reparto de agua sea más justo”: José Moro

Economía

El empresario vinícola, incluido entre los 100 más innovadores por la revista Forbes España, anuncia un proyecto social en Valencia, Córdoba.

José Moro, presidente de Bodegas Emilio Moro y Cepa 21, una de las productoras de vino más grandes del mundo, emblemática de la Ribera del Duero, Valladolid, España, y con más de 60 denominaciones, busca posicionar su marca en Colombia. Sus planes en el país también incluyen al Caribe colombiano, con la iniciativa bandera y social que es “vino ayuda al agua”.

Desde este lunes, la fundación Bodegas Emilio Moro comenzará un proyecto social en la vereda Jericó del Reposo, uno de los 15 corregimientos de Valencia, Córdoba. Esta  comunidad de la subregión del Alto del Sinú, rica en producción de frutas como mango, níspero, zapote y guanábana, recibirá agua potable con esta iniciativa.

Emilio Moro (Pesquera de Duero 1952), en entrevista con El HERALDO, mostró su interés no solo por presentar los valores de su compañía que está en sintonía con la educación en el mundo, sino también por contar cómo la primera vinícola de España, con tres generaciones, entró este año, con su presidente, en la lista de 100 empresarios líderes en innovación de la revista Forbes. Todo un hito para esta industria en España.

P. Llegan a Colombia por primera vez, ¿cuáles son sus objetivos?

R.

Estamos desarrollando y dejando ver lo que es nuestra filosofía como bodega, que está basada en tres pilares fundamentales: somos una bodega tradicional con más de 100 años de historia. Mi abuelo le enseñó todo su conocimiento a mi padre, y mi padre nos lo transmitió a nosotros, a la tercera generación. Y desde entonces, esa tradición es también innovación, no solo en lo tecnológico, en comunicación, sino en responsabilidad social, a través de nuestros proyectos en los países en los que tenemos intereses comerciales.

P. ¿Cómo son los proyectos de su fundación en Latinoamérica?

R.

Venimos de México, donde ya hemos llegado a proporcionar agua segura a más de 150 escuelas y a más de 26.000 niños, en cuatro años. Colombia es uno de los países en los que tenemos mucho interés, en los que queremos potenciar nuestra marca y que nos están recibiendo y abriendo sus brazos y dándonos su corazón. Queremos, en cierta manera, corresponder con esa responsabilidad social que tenemos como familia y como empresa.

P. ¿Cómo quieren corresponder en responsabilidad social?

R.

Hemos apoyado este proyecto en Jericó, en  Córdoba, que vamos a ir a visitarlo el lunes (mañana) y básicamente lo que hemos hecho es proporcionar agua segura, agua saludable, en toda la población de Jericó. Creamos una fundación y hace 11 años que trabaja bajo el eslogan “El vino ayuda al agua”. Hemos estado en otros países como Nicaragua, Perú y México. Ahora llegamos a Colombia y sobre todo estamos centrados en Latinoamérica, porque es donde más intereses comerciales tenemos y en cierta  manera lo que viene a decir la fundación es la expresión de nuestra forma de ser, de la familia Moro.

P. “El vino ayuda al agua”, un eslogan atractivo, ¿cómo se concibió?

R.

Es así. Creo que el agua es uno de los mayores problemas que tiene el mundo, muy por encima del hambre. Cuando la gente va a recoger agua o se tiene que desplazar, a lo mejor no en Latinoamérica que puede tener otro tipo de problemas, pero sí en África y otras partes del mundo. Hay daños colaterales y las muertes por contaminación son unos datos que producen escalofríos. Nos pareció una buena idea ayudar, poner nuestra gotita de vino para que el reparto de agua en el mundo fuera un poco más equitativo y un poco más justo.

El empresario español con estudiantes en México.
El empresario español con estudiantes en México. Cortesía

P. ¿Cómo hacen en innovación en una empresa que tiene tres generaciones?

R.

La  tradición nuestra era la innovación de nuestros antepasados. ¿Y cómo innovaban nuestros antepasados? Por intuición. ¿Dónde ponían los viñedos? ¿En qué ladera? ¿Qué hacían para procurar que el vino estuviera bueno? Pues hacían unos procesos que nos parecerían de locura y precisamente toda nuestra innovación de hoy será la tradición de la siguiente generación. Lo que sí que tenemos claro es que esa política nuestra de innovar nos  ha supuesto una mejora de la calidad de producto y una mejora en la calidad de absolutamente todos los procesos en la bodega de una manera importante. 

P. ¿Cómo fue el comienzo de ese proceso de innovar?

R.

Nosotros empezamos hace 35 años con el clon sobre el cual plantamos nuestros viñedos que se llama Tempranillo, el que tenía mi abuelo daba unas características de una calidad inmensa. Entonces  nosotros injertamos todos nuestros viñedos que tenemos con ese clon, y hoy por hoy es el mayor activo que tenemos en las bodegas, pero las levaduras, dentro del proceso de elaboración de un vino, son las que marcan el ADN, la forma, la personalidad de los vinos. 

P. ¿Qué otros pasos han dado?

R.

Fuimos a llamar a las puertas de la Universidad Complutense,  y decidimos ir a los viñedos viejos, esos de tradición, de 100 años, ver qué levaduras tenían ahí, hacer una selección de levaduras,  microvinificamos con cada una de ellas y determinamos qué levadura iba para cada vino, para que la tradición estuviera presente en la innovación en esos vinos  nuevos y con esa nueva personalidad. No nos conformamos.

P. ¿Qué dificultades enfrentaron?

R.

Cada vez que venían  las vendimias teníamos que contratar gente nueva, enseñarles dónde estaban las 400 hectáreas de nuestros viñedos y perdíamos más tiempo. Fuimos a la Universidad de Valladolid y les dijimos: queremos geolocalizar nuestros viñedos. De tal manera que cada vez que viniera alguien se le enseñaba con tomas. Después aparecieron los drones y a través de fotografías espectrales pudimos sacar toda la información de la tierra y de las hojas, y pudimos ver las cadencias, las fortalezas, las debilidades, y a partir de ahí con esas fotografías lo llevamos a una abonadora a la carta para cada viñedo, generando más productividad  y sobre todo sostenibilidad.

Josefina Villarreal

P. ¿Cómo llegaron a la lista de los 100 más innovadores de Forbes?

R.

El proyecto sensing for farming (sensores para la agricultura) es el que nos valió estar entre las personas más creativas del mundo por la revista Forbes, es la aplicación de la tecnología sensorial y satelital en todos nuestros viñedos, de tal manera que los hemos monitorizado a todos, primero con sensores, donde medimos parámetros como el estrés hídrico de la planta y la capacidad de absorción de agua. Tenemos estaciones meteorológicas con información respecto al tiempo, las condiciones climatológicas para ver el carácter de los vinos y eso se correlaciona con imágenes vía satélite.

P. ¿Cómo está la compañía en América Latina?

R.

En Latinoamérica había una cultura más en torno a los destilados, creo que el vino es algo glamuroso, algo que une,  por eso cada día tiene más adeptos. Tenemos fuertes competidores, sobre todo en Latinoamérica, los vinos chilenos, los vinos argentinos que han aparecido que parten con mejores condiciones económicas, por aranceles y demás, pero eso para nosotros no tiene que ser ningún obstáculo.

P. ¿Cómo están en Colombia?

R.

Creo que teníamos una distribución no adecuada con lo que es la marca Emilio Moro en España, que es una de las grandes marcas. Ahora con Dislicores como el nuevo distribuidor y con la capacidad que tiene de llegar a todo el país con sus tiendas y con su centro  de mercadeo, vamos a conseguir en muy poco tiempo subir los números de una manera espectacular. No tengo ninguna duda que la marca Emilio Moro sea de referencia dentro de las españolas en Colombia también.

P. ¿Cómo está el consumo de vino en Europa y Latinoamerica?

R.

Creo que ha habido una pérdida de consumo per cápita en Europa en general, y en España en particular, pero en Latinoamérica está pasando lo contrario. Estamos viendo un mayor consumo, aunque sean las cifras muy pequeñas. A los jóvenes les cuesta mucho incorporarse al mundo del vino, no es que sea un mundo de lujo ni caro.

Has llegado al límite de acceso a noticias para usuarios no registrados.

Registrate con tu correo y disfruta gratis las noticias.

¿Ya tienes una cuenta?

Disfruta de los siguientes beneficios:

Acceso ilimitado

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Economía
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
X

Hola,

Bienvenido a tu cuenta de EL HERALDO.

Con tu cuenta de EL HERALDO vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

Bienvenido a EL HERALDO

Bienvenido, puedes ingresar con tu correo electrónico y contraseña registrada.

Si todavía no tienes una cuenta, puedes registrarte aquí, es gratis.

Conéctate con tu cuenta de Facebook ó Google

Registrate en EL HERALDO

Crea tu cuenta en EL HERALDO y vive una nueva experiencia. En este momento nuestros usuarios registrados disfrutan de:

Acceso Ilimitado

* La contraseña debe ser mayor de 5 caracteres, contener una mayuscula y un numero

x

Reestablecer tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el cual te registraste, te enviaremos un enlace para que puedas restablecer tu contraseña y acceder de nuevo.

La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web