Falcao sufrió con la marcación de la zaga venezolana y no lució efectivo en la definición. s:

Venezuela cortó la racha triunfal de Colombia al vencerlo ayer 1-0 en el estadio Cachamay de Puerto Ordaz, por la jornada 12 de las Eliminatorias. El delantero Salomón Rondón anotó el tanto del triunfo que deja a la Vinotinto nuevamente en la pelea por un cupo al Mundial de Brasil 2014.

Las derrotas en el fútbol, como en cualquier deporte, siempre dejan lecciones por aprender. Luego de los juegos ante Perú y Ecuador, donde la Tricolor cosechó tres puntos de seis posibles, pero dejó una pobre imagen en lo colectivo, el técnico José Pékerman entendió que la identidad de esta Selección pasa por la necesidad de jugar con un volante 10 que organice las ideas. Ayer, terminado el juego ante Venezuela, debió quedarle clara la segunda y tercera lección: equipo que gana no se toca, y Falcao necesita un compañero a su lado para explotar lo mejor de su fútbol.

El seleccionador nacional cambió su esquema de juego de manera sorpresiva. Sacó de la formación titular a Teófilo Gutiérrez y con eso Falcao perdió ese compañero ideal que le hacía fácil el juego. El Tigre se vio incómodo en la cancha, tenía que hacer recorridos largos para tener contacto con el balón y se alejó del área, su lugar predilecto para hacerle daño a los rivales.
Los primeros minutos de juego nos mostraron a una Venezuela que apretó desde el pitazo inicial.

Con el impulso de su afición presionó a Colombia en su propio campo, provocando el nerviosismo de una defensa que se vio sorprendida por la arremetida local. En los primeros dos minutos los locales tuvieron tres aproximaciones de gol que delataron sus intenciones por buscar la apertura del marcador de manera rápida.

La más clara del equipo patriota llegó al minuto 4. Salomón Rondón recibió un pase dentro del área y sacó un remate fuerte que el arquero David Ospina envió al tiro de esquina. Colombia respondió y tuvo el gol en los pies de Falcao, pero el disparo del Tigre pasó cerca del vertical.

El equipo de César Farías encontró su premio al minuto 13. Salomón Rondón volvió a superar la marca endeble de un aparatoso Luis Amaranto Perea y sacó un latigazo, con pierna zurda, para vencer la resistencia del arquero antioqueño David Ospina.

Con el marcador en contra, Colombia reaccionó. Se apoderó de la pelota y comenzó a utilizar las bandas para intentar hacerle daño a la defensa vinotinto, con centros que buscaban el cabezazo de algún elemento en el frente de ataque. Así creó varias opciones a través de Amaranto, James Rodríguez y Falcao García.

El juego se volvió un monólogo a favor de Colombia, que no supo capitalizar las opciones creadas. Venezuela retrasó sus líneas y le cedió el protagonismo a la visita. Solamente Rondón se mantuvo arriba intentando hacerle daño a una defensa colombiana que no brindaba garantías.

Al minuto 36, Camilo Zúñiga tuvo el empate, pero su remate con pierna derecha pasó cerca del vertical. Esa fue la última opción de gol que tuvo el partido en la primera parte.

SEGUNDO TIEMPO. La etapa complementaria dejó como figura al arquero David Ospina. Venezuela volvió a apretar aprovechando la pasividad que brindaba la defensa colombiana.

Al minuto 9, Amaranto Perea ahogó el grito de gol venezolano. El defensor antioqueño sacó en la línea de gol un disparo de Aristeguieta.

Colombia no encontraba espacios. El de ayer no fue el partido más lúcido para jugadores como Macnelly Torres y Juan Guillermo Cuadrado (al minuto 19 le dio paso a Teófilo Gutiérrez) y la Selección lo sintió.

Después del minuto 20 llegó el show de David Ospina. El arquero antioqueño le ganó el duelo a Mikú —tuvo dos remates claros de gol que atajó el cancerbero antioqueño—, y a Vizcarrondo, este último tuvo la opción más clara luego de pescar un rebote dentro del área y solo, frente al arco, estrelló la pelota en la humanidad del portero colombiano.

Pékerman volvió a mover sus fichas, dándole ingreso a Carlos Bacca. El delantero porteño de inmediato mostró destellos de su calidad al dejar a Falcao en posición de gol con un pase a tres dedos, pero el remate del Tigre se estrelló rebeldemente en el horizontal. Fue la opción más clara para Colombia en todo el partido.

El final del juego dejó a una selección tricolor que buscaba desesperadamente el empate y a una Venezuela que cerró todas las vías para lograr, finalmente, un triunfo que lo vuelve a meter en la pelea por la clasificación.

 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.