El Heraldo
Florentino Pérez, presidente del Real Madrid y líder de la Superliga, junto a Ceferín, presidente de la Uefa.
Archivo
Deportes

Superliga, un debate histórico y económico

La idea de torneo que estremeció al mundo durante 60 horas, pasó de irrupción estruendosa de 12 grandes a un proyecto fallido.

60 horas que estremecieron al fútbol europeo. Del domingo 18 por la noche al miércoles 21 a mediodía, cuando se concretaron las renuncias de diez de sus doce integrantes, la Superliga pasó de irrupción estruendosa a proyecto fallido.

Pero, ¿tenía sentido económico esta competición al margen de la Uefa? Se trata de uno de los debates más polémicos de la historia del fútbol.

Los promotores de este proyecto de competición consiguieron el aval del banco estadounidense JP Morgan AG, dispuesto a poner sobre la mesa un préstamo de 3.983 millones de euros para iniciar la competición, según pudo saber EFE, tras el acuerdo entre el banco y Tivalino Investment SL, firmado el pasado 17 de abril.

La oposición de Fifa, Uefa, federaciones y ligas, pero sobre todo la de los aficionados ingleses encabezados por su primer ministro Boris Johnson, acabaron haciendo que el ‘Big Six’ fuera el primero en retirarse, al que siguieron los clubes italianos y el Atlético de Madrid.

Varios expertos en el ámbito de la economía del deporte, el patrocinio y los derechos televisivos analizan para la Agencia EFE si los presupuestos económicos que señalaban los promotores de esta competición tenían sentido en la economía de la industria futbolística.

El diagnóstico

“La pandemia ha mostrado que una visión estratégica con un modelo comercial sostenible son necesarios para aumentar el valor para el beneficio de la pirámide del fútbol europeo”, enunciaban los promotores de la Superliga en su página web oficial, lanzada el domingo por la noche.

Esta visión y sus efectos económicos se apoyaba en un formato de torneo con 20 equipos en dos grupos de diez que generaba más partidos entre los grandes clubes europeos, que en la actual ‘Champions’ solo se cruzan en las fases eliminatorias.

“La idea de la Superliga es que las competiciones europeas no dan todo el potencial que podrían obtener, por eso consideran que con partidos más atractivos y con gran visibilidad a nivel mundial podrían generar más ingresos por televisión y derechos comerciales”, señala a EFE el economista José María Gay.

La actual ‘Champions’ data de 1992, cuando se cambió la anterior Copa de Europa con eliminatorias a ida y vuelta incluyendo la fase de grupos, pero salvando ese cambio, el fútbol es “uno de los deportes mundiales que menos ha variado sus mecanismos de competición”, apunta a EFE Rayde Luis Báez, fundador de la consultora ‘The Connect’ y exdirectivo de la Euroliga de baloncesto.

“El deporte tiene que analizarse como una empresa de medios, no de pasiones, y se trata de ocupar la mayor cantidad de espacios diarios del panorama mediático. Si quieres tener un producto ‘premium’ de lunes a domingo, necesitas competiciones europeas, y si tienes una diferencia tan grande, necesitas un revulsivo. Y a lo mejor sí es interesante para un aficionado del Real Madrid que su equipo no se permita partidos de paseo, sino que tenga que jugar cada partido como si le costara la temporada”, razona.

Discrepa Jaume Roures, director general del grupo Mediapro. “El producto que se ponía encima de la mesa no tiene mucho más valor que el actual. La diferencia fundamental es la garantía de que los grandes iban a estar. Nos equivocamos en que el atractivo sea que se crucen más, eso es una liga. Lo atractivo de la ‘Champions’ son las eliminatorias. Si juegan el noveno contra el décimo no hay interés”, opina.

Cálculo de ingresos

La mayoría de los expertos consultados consideran el préstamo inicial de JP Morgan como una señal de viabilidad económica. “Cuando un banco como JP Morgan apoya un proyecto como este es que hay un negocio interesante (...) pero no se imaginaban la reacción en contra de los aficionados”, señala Gay de Liébana. “Me cuesta pensar que gente de tanta solvencia como JP Morgan y otros consultores no tuviesen bien estudiado un modelo como este”.

Las cuentas de la Superliga, reveladas por el ‘Financial Times’, suponían unos 4.000 millones por temporada. La ‘Champions’ obtuvo, en su última edición pre-pandemia, la de 2018-19, y junto a la Supercopa, 2.816,4 millones de euros, de los cuales 2.407 fueron derechos televisivos y 409 patrocinios.

Para el consultor especializado en patrocinio Javier Mancebo, los 4.000 millones anuales son una cifra “ambiciosa, pero no imposible”. “La Premier League, solo por derechos de televisión, obtiene 3.500 millones, y LaLiga española está en los 2.000”, apunta el director de la agencia Strock.

Los clubes implicados en la Superliga sumarían esos ingresos a los de sus campeonatos nacionales, ya que en caso de que fueran expulsados de sus campeonatos domésticos “el panorama cambia totalmente. Por muy grandes que sean estos clubes, la mayoría de sus ingresos se producen en sus países”, añade Mancebo.

Derechos televisivos

Jaume Roures subraya que los contratos del próximo trienio de la ‘Champions’, el que arranca la próxima temporada para el periodo 2021-24, ya manejan cifras similares. “En los contratos hasta 2024, la Uefa ya está en unos 3.500-3.600 millones. Obtener 4.000 millones, con la pandemia es dudoso, pero en todo caso no vale la pena crear un cisma por esta diferencia”, opina.

El primer ejecutivo de Mediapro pone el acento en otro elemento clave de los derechos televisivos: quién iba a ser el postor. “Hablan de varios años de intenso trabajo, pero no han hablado con nadie de los que teóricamente podrían poner estos 4.000 millones”, considera.

Desde varios medios se apuntó la posibilidad de que fuera la multinacional estadounidense del comercio electrónico ‘Amazon’, que ya ha comprado algunos paquetes de la ‘Champions’, la Serie A italiana o la Premier League, pero la compañía se desvinculó el martes a través de un comunicado de su plataforma de vídeo ‘Prime Video’, en el que indicó que “no había estado involucrada en ninguna negociación”.

El futuro

¿Qué impacto tendrá esto en el futuro de las competiciones continentales?

Desechada la Superliga, el modelo que teóricamente prevalecerá es el de la Uefa, que propone para 2024 un incremento de equipos en la ‘Champions’ de 32 a 36, con un formato de liga inicial en el que no juegan todos contra todos, sino que cada equipo disputará diez partidos, y a partir de esas diez jornadas se clasifican a eliminatorias tradicionales. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Te puede interesar:

DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.