“Con la plata del boxeo luché ante un cáncer de mi papá ...

Últimas noticias

El dramático deshielo de la Sierra Nevada.
01:15

El informe, cofinanciado por el BID, señala que solo este...

00:40

El samario dice estar tranquilo tras su prematura salida...

Julio Avelino Comesaña asume con optimismo este nuevo ciclo, el séptimo, como entrenador del Junior.
00:35

El DT de 69 años de edad habló con EL HERALDO sobre su...

Anne Louyot, comisaria general del ‘Año Colombia-Francia’. Al fondo Marco Schwartz, director de EL HERALDO, quien será ponente el próximo miércoles.
00:35

Comisaria del Año Colombia-Francia instala evento de...

El embajador de España en Colombia, Pablo Gómez de Olea y el director de la Empresa de ICEX, Javier Serra, durante el encuentro con inversionistas.
00:20

Inversionistas del sector de infraestructura dicen que...

José Rivera se apoya a la reja de la carceleta ya que su enfermedad no le permite mantenerse en pie sin ayuda.
00:20

Situación se agrava debido al ‘plan reglamento’ en que se...

El gobernador Eduardo verano firma el compromiso de la campaña ‘HeForShe’. A su lado están el presidente de la Asamblea, Federico Ucros; la secretaria Zandra Vásquez y la representante de la ONU-Mujer, Belén Sanz Luque.
00:15

La Gobernación se sumó al movimiento de la ONU que pretende...

David Ospina, guardameta titular de la Selección Colombia.
00:15

La ‘Amarilla’ se enfrenta a ‘la Tri’, hoy a partir de...

La tos es uno de los síntomas que caracterizan la Epoc.
00:15

Hoy se conmemora el día mundial de la Epoc. ...

La ministra de Relaciones Exteriores, de Venezuela, Delcy Rodríguez habla junto al secretario general de la Organización de Estados Americanos Luis Almagro (i).
00:15

La canciller Rodríguez carga en la OEA contra la “...

El pegador antioqueño Irene ‘Mambaco’ Pacheco el día que fue campeón mundial.
El pegador antioqueño Irene ‘Mambaco’ Pacheco el día que fue campeón mundial.

Entrevista

“Con la plata del boxeo luché ante un cáncer de mi papá”: ‘Mambaco’ Pacheco

El titulo es:“Con la plata del boxeo luché ante un cáncer de mi papá”: ‘Mambaco’ Pacheco

Temas tratados

El ex campeón mundial del peso mosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), nacido un 26 de marzo de 1971 en San Juan de Urabá, en Antioquia, se dedica al entrenamiento personalizado en un gimnasio de Barranquilla. Se declara feliz, muy religioso e hincha fiel del Junior.  

Su madre, Inocencia Bravo, lo ajusticiaba con fuetazos de ramas de tamarindo y totumo cuando se escapaba de su natal San Juan de Urabá a pelear a otros municipios casi 20 años antes de coronarse como campeón mundial del peso mosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). 

“Con la boca y el dedo se hace rosa y macaneo. Una cosa es lo que habla la gente y otra cosa es lo que va a pasar arriba del ring”. Así respondía Irene ‘Mambaco’ Pacheco, hoy con 45 años, a los ataques verbales de sus contrincantes los días previos al encuentro en el cuadrilátero. 

P. ¿Y qué hay de la vida de Irene ‘Mambaco’ Pacheco?

R.

La verdad, mi vida es tranquila. Soy entrenador personalizado en un gimnasio y me dedico también, luego de mi trabajo, a la Iglesia. No estoy metido en problemas ni murmullos. Yo solo estoy pasándola rico y gozando mi vida. 

 

P. ¿Por qué eligió el boxeo?

R.

Yo soy hijo de un boxeador llamado Elías Pacheco, que Dios lo tenga en su gloria. Él nunca perdió una pelea y me entrenó desde niño cuando nosotros mismos vendíamos pescado y hacíamos redes. Mi papá me llevaba a los campeonatos, luego comencé a representar a mi pueblo, pero no tenía mucho apoyo.  Apareció un señor que le decían ‘El Pano’ Díaz y me apoyó bastante. En un Departamental en Turbo (1987) cogí oro. Siendo juvenil peleé en mayores y gané. 

 

P. ¿Y por qué no se quedó siendo fondista?

R.

(Risas) Corría 18 kilometros en Medellín. Un día quedé de 17 entre 1.300 atletas y yo corriendo con unas botas de boxeo de cuero. Pero bueno, a mí lo que me gustaba era pelear. 

 

P. El 19 de noviembre de 1993 debuta profesionalmente ante Wílmer Jinete, ¿qué recuerda de ese combate?

R.

Yo estaba más llevado que guardaespaldas de gamín (risas) y quería tener mi casa propia. Con esa mentalidad me metí de lleno al boxeo. Enfrenté a Jinete, apodado ‘El Chicanerito’. Llevaba como 16 peleas y todo el mundo pensó que yo iba a perder, pero lo peor que hizo él fue abrirme el párpado derecho. Me enfurecí tanto que en un momento quedé ciego, no veía nada, no escuché la campana y fui hasta su esquina y le metí varias manos (risas). Me bajaron puntos, pero a pesar de todo gané mi combate. Ahí me ven los entrenadores, viajo a Cartagena a entrenar con Orlando Pineda, pero él tenía unos campeones mundiales y no me prestó atención.

 

P. ¿Y cómo se da su llegada a Cuadrilátero?

R.

Julio Carranza me ayudó. Cuando llegué me dijeron que tenía que ganarle a todos. Al primero que le di una ‘trompera’ fue a Álvaro Mercado (risas). 

 

P. El 10 de abril de 1999 ‘Mambaco’ Pacheco derrota al peruano Luis Cox Coronado y se proclama campeón mundial mosca, ¿cómo le cambió la vida?

R.

Nunca se me olvida... 10 de abril de 1999. Ahí le cambió la vida al negrito que vendía confites, chispitas mariposas y pescado. En un segundo me cambió todo. Allí siendo campeón mundial no me lo creía hasta que hice mi primera defensa, luego la segunda y así. Duré cinco años y medio con el título. A nivel mundial nadie quería pelear conmigo, y demostré que no iba a ser un campeón efímero como muchos pensaban. 

 

Vic Darchinyan le quita el título a ‘Mambaco’ en 2004.
Vic Darchinyan le quita el título a ‘Mambaco’ en 2004.

P. Usted no quería hacer, luego de la cuarta, más defensas de su título por problemas en sus muñecas, ¿cómo hizo para realizar siete en total?

R.

Le dije a Billy (Chams) que no podía más y que mis muñecas, por fisuras, no estaban al cien por ciento. Él decide mandarme a que me operen y ahí es cuando puedo hacer tres más. Pero eso no fue fácil. 

 

P. ¿Cuánto dinero ganó al obtener el título mundial?

R.

En la primera pelea gané $3 millones de pesos y en la primera defensa 8 mil dólares. No gané nada, ni para mi casa. Por eso le digo a Billy que quiero ir afuera a pelear porque yo quería tener mi casa. Me querían poner a un muchacho de Argentina, pero no quise. 

 

P. ¿Es ahí cuando aparece la pelea con Pedro Peña?

R.

Así es. Peña estaba invicto y todos creían que iba a perder porque yo no había peleado afuera. Billy no confiaba en mí y no me acompañó (hace una pausa). Me da rabia acordarme de eso. Él era mi apoyo. Gracias a Dios este negrito noqueó a Peña en Texas. En su propia casa. 

 

P. ¿Y ahí cuánto ganó?

R.

 Unos 40 mil dólares. 

 

P. ¿Qué hizo con ese dinero?

R.

Compré un penthouse en un edificio que se llamaba Villa Miche, creo. Me costó  $87 millones 600 mil pesos. Me acuerdo como si fuera ayer (risas). 

 

P. ¿Qué pasó con ese ‘penthouse’?

R.

Tuve problemas con él. Era muy grande y decidí venderlo. Ahora tengo dos apartamentos porque compro casas y hago mejoras. 

 

‘Mambaco’ junto a su apoderado Billy Chams.
‘Mambaco’ junto a su apoderado Billy Chams.

P. ¿Ganó todo lo que quiso y que proyectaba en el boxeo?

R.

Sí, claro. Lo que yo gané en el boxeo no me lo ganaba nunca. Hubo dos peleas, la de Masibulele Makepula y la de Mike Trejos, en las que me gané 75 mil dólares. Ni un médico se gana lo que gané en un año. 

 

P. ¿Y qué le pasó ante Vic Darchinyan cuando pierde tras cinco años y medio el título?

R.

Esa pelea no la perdí yo, me la ganaron los jueces. En el octavo episodio Darchinyan no tenía fuerzas y sueltan juegos pirotécnicos y paran la pelea por 12 minutos. Él se repone y cuando salí a chocarlo, por ahí en el round 11, me golpea, caigo y pierdo por nocaut. 

 

P. ¿Aún le duele esa derrota?

R.

Sí claro. No debí perderla, pero le doy gracias a Dios que pasó. Tuve más logros porque fui a Puerto Rico y le gané a Heriberto Ruiz en el peso gallo. En Cartagena logré noquear a un panameño llamado Carlos Loaiza en el cuarto round y se da luego el combate con Leon Moore. 

 

P. Con Moore fue un combate muy intenso...

R.

Sí, fue por el título vacante mundial de los gallos. Era un púgil guyanés. Ese man pegaba muy duro y nunca me habían hinchado tanto. Se me erizaba la piel cuando me conectaba. Pero yo pensaba y me decía: “Nunca perdí en Colombia cuando era amateur y menos ahora como profesional”. Le metí un par de ganchos y comenzó a ver para atrás. Ahí pensé, se fregó conmigo.

 

P. Después hace un combate más ante Johnny González, es derrotado y se va del boxeo, ¿por qué tomó esa decisión?

R.

Fue en marzo de 2007. Se me quitaron las ganas de correr y cuando a un deportista como yo no le gusta perder, para qué va a buscar un mal golpe. Es mejor retirarse bien y que tu familia te disfrute bueno, tranquilo, sin estar chueco. ¿Y el dinero? No lo es todo. Está la familia, están los amigos y los buenos trabajos.

 

P. ¿Qué significó Billy Chams para usted y su carrera?

R.

Ese era mi papá, mi amigo, mi consejero y el hombre que me enseñó a negociar. Me dijo cómo tener mi dinero y yo se lo daba a él todo para que me lo administrara. Sacaba dinero para darle a mi papá, que sufrió una enfermedad, y a mi mamá.Gracias a Billy tengo lo que tengo hoy. El mismo día que murió me dijo que me necesitaba, pero no pudimos hablar ese domingo. 

P. ¿Qué le pasó a su padre Elías?

R.

Le daban 6 meses de vida, pero con la plata del boxeo luché contra un cáncer que lo atacó. Mensualmente había que gastar en su tratamiento unos dos millones de pesos. Le puse unos médicos de Estados Unidos y gracias a Dios pudo vivir cuatro años más. Mi viejo se fue contento. 

 

‘Mambaco’ en compañía de su padre, Elías Pacheco.
‘Mambaco’ en compañía de su padre, Elías Pacheco.

P. ¿Qué significa el nombre de Orlando Pineda en su vida?

R.

En mi carrera todos los entrenadores fueron importantes, pero el que más estuvo conmigo y lo tengo en mi corazón es a ‘Pine’. Yo decía que no peleaba si él no estaba en mi esquina, y así era. Cuando peleábamos, Billy hablaba con él.  

 

P. ¿Ninguno de sus hijos siguió sus pasos en el boxeo?

R.

No. Tuve un sobrino (José Elías Pacheco) que le interesó, pero a pesar de que no perdió, se retiró porque no le puso pasión y disciplina a esto. 

 

P. ¿Cuál fue el momento más duro que tuvo en el boxeo?

R.

Dos años antes de ser campeón, Billy Chams me quita ‘las comidas’ porque no creía que me dolían las muñecas, y me tocó vender rifas para poder comer en San Pacho. Luego peleé en un ‘Nocaut a las drogas’, me fue bien y Billy me regresó ‘las comidas’. 

 

P. ¿Además de las muñecas, qué otras secuelas tuvo a raíz de los golpes?

R.

Todavía tengo el cuarto nervio del ojo derecho tensionado. Pero ahí vamos. 

 

P. ¿Por qué lo apodaron ‘Mambaco’?

R.

Por la cantante Irene Martínez, la cual cantaba la canción ‘Mambaco’ (risas).

 

P. ¿Por qué lo bautizaron Irene?

R.

 Por mi abuelo materno. Él se llamaba así, aunque era más quieto (risas). 

 

P. ¿Nunca lo llamaron señorita Irene?

R.

(Risas) En los aeropuertos me pedían la cédula para verificar. Un día en Carulla me gané un televisor y me llamaron: “Señorita Irene, se ha ganado un televisor, por favor venga a reclamarlo” (risas). 

 

P. En el 2008 se graduó de bachiller, ¿qué tal esa experiencia?

R.

Sí, muy lindo eso. Fue en el en Ipsa (Centro de Sistema Avanzado). Yo había hecho hasta tercero de bachillerato. 

 

P. ¿Por qué siempre quiso ser como Fidel Bassa?

R.

Porque fue el man que seguí desde el 87. Un berraco. 

 

P. ¿Hincha de qué equipo?

R.

Barcelona y de Junior, ‘Tu papá’. 

En el gimnasio Spinning Center, en Barranquilla, ‘Mambaco’ Pacheco dirige clases personalizadas.
En el gimnasio Spinning Center, en Barranquilla, ‘Mambaco’ Pacheco dirige clases personalizadas. John Robledo

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Deportes
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!