El Heraldo
Cortesía.
Colombia

Autoridades defendieron los cinco años de la paz

A pesar de los claroscuros de la implementación, la comunidad internacional reiteró que Colombia inspira al mundo con su acuerdo.

Autoridades y la comunidad internacional defendieron este miércoles en la sede de la JEP el acuerdo de paz, que cumplió cinco años de suscrito, aunque señalaron las imperfecciones y los retos que el país tiene por delante en su implementación.

“En un mundo marcado por conflictos, muchos de ellos sin un final a la vista, un acuerdo de paz negociado para poner fin a un conflicto que muchos creían sin solución es algo único y sumamente valioso”, afirmó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

El acuerdo hizo de Colombia un ejemplo para un “mundo de divisiones geopolíticas, guerras interminables y multiplicación de conflictos”; por eso, hay “la obligación moral de garantizar que este proceso de paz tenga éxito”, según Guterres.

Tras reconocer los “logros innegables” del Acuerdo de Paz, el secretario alertó sobre los riesgos que corren especialmente “las comunidades étnicas, las mujeres y las niñas” que “son siempre especialmente afectadas”.

Entre esos riesgos mencionó “la violencia de los grupos armados en conexión con el narcotráfico, las amenazas y asesinatos de excombatientes, líderes sociales y defensores de derechos humanos” en los que las víctimas “con frecuencia son mujeres y poblaciones indígenas”.

Crímenes de exguerrilleros.

El presidente Iván Duque afirmó que “tristemente” el hecho del asesinato de excombatientes “ha sido un fenómeno presente en muchos procesos de paz”.

Y dio algunas cifras: de los 900 desmovilizados de la guerrilla del M-19, 25 personas fueron asesinadas (el 2,8 %); de los 2.200 del Ejército Popular de Liberación (EPL) hubo 331 homicidios (una terrible tasa de mortalidad del 14,6 %) o de las paramilitares Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que conllevó un proceso de desmovilización de unas 31.000 personas hubo 3.589 asesinatos, lo que supone un 11,3 %.

Sin embargo, el presidente colombiano aseguró que de los más de 13.000 firmantes de paz de las Farc, 254 fueron asesinados (señalando cifras de febrero que a día de hoy han ascendido a 296), lo que es una tasa del 1,4 %.

“Podría alguien decir, analizando las cifras, que la que se ha presentado con las Farc es la más baja de estos procesos, pero esto no reconforta el alma ni el corazón”, apuntó el mandatario.

Londoño pidió perdón.

Rodrigo Londoño, quien fue el último jefe de la guerrilla de las Farc, aseguró este miércoles que el daño ocasionado, en más de medio siglo de conflicto armado, llena a su grupo de “aflicción y vergüenza”.

“Insistimos en pedir perdón a las víctimas de nuestras acciones durante el conflicto. La comprensión de su dolor crece a diario en nosotros y nos llena de aflicción y de vergüenza”, dijo.

Aseguró que “no han sido fáciles estos años por los constantes ataques al acuerdo de paz y la falta de voluntad del Estado para su implementación integral”.

“Aún así manifestamos que nada ni nadie podrá minar nuestra convicción de que el camino emprendido es el correcto”, indicó Londoño, conocido como Timochenko cuando estaba en la guerrilla de las Farc.

Justicia transicional.

La violencia y los asesinatos de excombatientes de las Farc podrían provocar un “derrumbe” del Acuerdo de Paz, aseguró el presidente de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), Eduardo Cifuentes.

“Una Jurisdicción que descansa sobre los aportes genuinos y espontáneos de verdad arriesga a marchitarse si el temor se erige en obstáculo para el acceso a la justicia y la construcción de la paz”, aseguró Cifuentes.

Así que el magistrado alertó que “esta violencia podría significar, si no se corrige el derrumbe del Acuerdo de Paz y la pérdida de credibilidad del Estado”.

Y defendió la labor de esta justicia transicional, que fue uno de los puntos más criticados del acuerdo por las penas alternativas que ofrece a quien contribuya a la verdad y a la que el uribismo cree que fomenta la impunidad, aunque en solo 19 meses de labor ya se han formulado las primeras imputaciones.

Se trata de las que se refieren al macrocaso 01, referido a los secuestros durante el conflicto armado por parte de las Farc y los delitos relacionados, y en el que imputó a la última cúpula de la guerrilla.

También se consiguieron las primeras imputaciones del macrocaso 03, referido a las ejecuciones extrajudiciales por parte de miembros del Estado, conocidas como “falsos positivos”, en el que se han documentado 6.402 hechos.

2017, el año más pacífico.

El acuerdo “tuvo efectos inmediatos”, apuntó el presidente de la Comisión de la Verdad, el sacerdote Francisco de Roux, quien recordó que 2017 fue el año “más pacífico que ha tenido Colombia en el siglo XXI”.

Sin embargo, no se llegó a “la paz grande” que el país quería, porque no hubo “el liderazgo nacional”, aseveró el jesuita, quien lamentó que “no hubo entre nosotros grandeza humana para tanto, no supimos unirnos para tanto”.

“La ausencia del Estado permitió que la guerra de la coca y la minería ilegal penetrara las comunidades y los territorios que dejó las Farc, que volvieran las minas antipersonas a la cuenca de los ríos, la destrucción de la naturaleza por la deforestación de la Amazonía y el terror de las comunidades”, resumió De Roux.

“La paz no solamente es la firma del acuerdo, sino que se vea en realidades”, dijo Débora Barros, una líder indígena y víctima que cree que se debería haber traducido en más carreteras, una mejora de la economía, empleo en las regiones y la reconciliación definitiva.

Y según la Secretaría Técnica del Componente Internacional de Verificación, uno de los problemas que enfrenta la implementación es la selectividad por parte del Gobierno sobre las políticas que apoya, que ha hecho que haya puntos con mayor desarrollo respecto a otros.

Archivo
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.