Últimas noticias

10:12

Salazar logró esta hazaña luego de quedar frustrado en su...

Colectro, Alberto Barros y Shakira, barranquilleros nominados al Grammy Latino 2017.
10:03

Este martes se dio a conocer el listado de los nominados a...

Zoraida Chalela, magistrada del Tribunal Superior de Barranquilla.
09:52

Se trata de Zoraida Chalela, costeña por adopción; la...

09:15

La ex participante de Miss Universo asegura que tuvo el...

Luis Narváez (15), Yimmi Chará (8) y David Murillo (4) dialogan durante el entrenamiento de este lunes.
09:00

El juego de ida de la semifinal de la Copa Colombia se iba...

Paulina Vega, ex Miss Universo.
08:45

El nuevo compañero sentimental de la barranquillera...

08:27

El mandatario colombiano señaló que el 53% de estos jueces...

La huelga de pilotos de Avianca cumple este martes siete días.
08:10

La compañía aérea anunció este...

08:05

92 páginas que recorren los temas que hacen parte de ...

07:44

La iniciativa tuvo como principal crítica, en especial de...

El titulo es:La historia de la negra Hilaria que conmovió a Carlos Vives

La historia de la negra Hilaria que conmovió a Carlos Vives

En la presentación del programa de capacitación laboral para la población vulnerable de Cartagena y Colombia.
Javier García
Javier García
Hilaria Terán Sandoval, durante su intervención. Javier García

Temas tratados

X

Te leo

Es un servicio exclusivo para usuarios registrados en nuestro portal.Te invitamos a crear una cuenta. Si ya la tienes, por favor inicia sesión para comenzar a usar este servicio.
Iniciar sesión

En la presentación del programa de capacitación laboral para la población vulnerable de Cartagena y Colombia.

La negra Hilaria Terán Sandoval, de 41 años, conmovió con su historia al cantante Carlos Vives; al embajador de EEUU en Colombia, Kevin Whitaker, y a cerca de 50 invitados especiales. Algunos lloraron. Contó su vida trágica. Sus momentos lúgubres, pero también su renacer y valentía.

En 1989 unos hombres armados, que ella asegura eran de un grupo ilegal que operaba en esa zona, llegó hasta su casa en Maríalabaja, Montes de María, Bolívar, y mataron a su padre y a su hermano. A ella la violaron. Parecían hombres poseídos por el mismo demonio. Eran los tiempos crueles de la guerra en esta zona del centro de Bolívar.

La negra Hilaria quedó embarazada después de la violación. Una niña empezó a germinar en su vientre. Eran días de mucho dolor y sufrimiento. Pero la negra Hilaria no estaba para dejarse vencer por las adversidades. Decidió valientemente tener a su hija.

Pasara lo que pasara. Dijera el mundo lo que dijera. Ella y sus hermanos tuvieron que marcharse, desplazados del pueblo y llegar a Cartagena para vivir en un barrio populoso. Al cabo de los meses nació su hija y con ella su esperanza, sus ganas de sobresalir, de vivir y echar para adelante.  “Mi hija es lo más bello que tengo en el mundo, es mi inspiración y mi fortaleza”, dijo.

Apenas tenía para sostenerla. Vendía en las calles para llevar algo a su casa. Se enamoró de un hombre que la maltrataba, que le decía que no servía para nada, que era una negra poca cosa. La negra Hilaria quería estudiar, pero cómo hacía, si necesitaba trabajar para sobrevivir.

Como estaba inscrita en los censos de familias desplazadas, un día la llamaron y le dijeron que era del Programa de Formación y Vinculación Laboral para Jóvenes, Afrodescendientes, Indígenas y Víctimas de la Violencia, que en Cartagena ofrece capacitación a través del la Fundación de Bill Clinton, el empresariado de la ciudad, el gobierno de EEUU y el de Colombia.

El embajador de los Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker; el alcalde  de Cartagena Dionisio Vélez y el cantante Carlos Vives escuchan a varios de los invitados al acto.

Llegó a Acceso y se le iluminó su existencia. Creía que era un milagro. Supo que era su oportunidad y hoy es una de las alumnas aventajadas del curso de auxiliar de cocina, que prepara personas para trabajar en el sector turístico de la ciudad.

“Cuando termine voy a trabajar en el mejor hotel de la ciudad, lo tengo por seguro, soy la mejor”, contó con una sonrisa blanca y unos ojos destellantes de felicidad. Es otra mujer. Dijo que en el programa la han tratado como a una reina y procura asimilar todo lo que le enseñan para ser mejor cada día.

Más historias. Como este testimonio de la negra Hilaria, se escucharon ayer varias de parte de los beneficiarios de estos programas de capacitación y generación de empleo para sectores vulnerables de la población.

Estuvieron el embajador de EEUU, el director de la cooperación estadounidense USAID, por sus siglas en inglés, Peter Natiello; el alcalde Dionisio Vélez y representantes del Gobierno nacional, entre otros.

La capacitación laboral tiene una duración laboral superior a seis meses y se brindan programas de formación para asistentes administrativos; administración de recursos teleinformáticos, manipulación de objetos de bodegas y centros de distribución; panadería y repostería; soldadura, cocina, metalmecánica y autopartes, entre otros.

De los cuatro mil cupos que ofrece la USAID directamente, a la fecha 1.700 jóvenes se encuentran en formación. El 44% son negros e indígenas víctimas del conflicto y el 65% mujeres.

En la primera fase del programa se han establecido convenios con más de 30 empresas para la vinculación de los aprendices.

El Ministerio del Trabajo, por su parte, tiene un cupo de diez mil personas en ciudades como Bogotá, Pereira, Bucaramanga, Barranquilla, Cali y Cartagena (en esta ciudad son dos mil). Y se suman veinte mil beneficiados adicionales de sectores rurales.

Carlos Vives, tras el testimonio de la negra Hilaria, dijo que le había conmovido las palabras de esperanza y fe de la gente como Hilaria. Que tenía la certeza en su corazón de que los colombianos “nos reconoceremos” y que vivirán agradecidos con la vida, a pesar de los momentos difíciles.

“Juntos es la única manera de salir adelante”, agregó. Dijo que ojalá el sueño americano de los colombianos no fuera irse a EEUU, sino que fuera quedarse en Cartagena, en Colombia y trabajar con alegría.  Por su parte, el embajador de EEUU reconoció que la historia de Hilaria “me afectó y la llevaré por siempre conmigo”.
 

Temas tratados

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Bolívar
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
Continuar al sitio

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
Ya soy suscriptor web