El Heraldo
Jhonny Olivares
Barranquilla

La historia detrás de la piedra en Villas de San Pablo

La aparición de una extraña roca a la que muchos llamaron “meteorito”, generó la curiosidad de la comunidad en el sector. El hecho fue tendencia en redes sociales.

Lo oraron, lo tocaron, lo rasparon, lo olieron, le hicieron una canción, se subieron en él y se llevaron fragmentos para sus casas. Esto y más hizo la comunidad de Villas de San Pablo, en el suroccidente de Barranquilla, con el supuesto “meteorito” que apareció de la nada en una de sus esquinas, en la mañana de este miércoles.

“¿Cayó del cielo?”, se preguntaban muchos. La mayoría de las personas que llegaron al sitio parecían tener una respuesta para la pregunta, pero lo cierto es que la misteriosa piedra causó conmoción en el barrio.

De color oscuro y con figuras atípicas pintadas de blanco. Así se vio a primera vista la piedra. Madres sostenían a sus bebés con un brazo, mientras que con el otro tocaban lo que llamaban “meteorito”. Un par de hombres le daban golpes y acercaban sus oídos a la roca intentando escuchar una réplica del sonido.

Hasta la diagonal 138 con carrera 9E llegaron las autoridades para custodiar la extraña roca negra. Peritos acordonaron la zona, el halcón de la Policía Metropolitana sobrevoló el perímetro.

Después del mediodía el hallazgo fue aprovechado por una lideresa espiritualmente alegre que hasta bailó encima de la roca. Luego, un Superman costeño llegó a corroborar si se trataba de kryptonita.

Según Francisco Lara, conductor de una retroexcavadora que opera en el lugar, la piedra no estaba allí cuando él terminó su jornada laboral este martes. “Nosotros estamos limpiando esto para hacer unas bodegas. Cuando yo llegué en la mañana eso ya estaba ahí”, aseguró el hombre, quien como muchos no había logrado responder sus incógnitas sobre el hecho.

“Aquí se están diciendo muchas cosas, pero hasta ahora no sabemos mucho. Es algo extraño, algo anormal”, apuntó Lara.

A su vez, Luis Rodríguez, vecino de Villas de San Pablo, contó que se dio cuenta temprano, a la misma hora que se tomaba el tinto. “Yo vi la piedra a eso de las 5 de la mañana cuando me asomé por la ventana de mi casa. Dicen que estaba prendida en llamas y después me acerqué para verla”, detalló.

Las versiones siguieron apareciendo.

—Sí cayó, yo no lo escuché—

—No escuché ni a los bomberos que vinieron a apagar el fuego—.

Por otro lado, los supersticiosos creyeron en que el supuesto meteorito era una señal y que la “bendición” sí cayó del cielo. Muchas personas comenzaron a apuntar la lotería con uno de los números que lograron interpretar de unas inscripciones color blanco. “3032 y 1032, esos son los que voy a anotar”, dijo una mujer que llegó hasta el sitio.

A su vez, se conoció el caso de un taxista, que pidió no revelar su nombre, y quien gastó $76.000 intentando pegarle al gordo.

¿Y cómo no? Si Liliana, otra de las residentes del barrio que se acercó a ver la eventualidad, relató que había tenido un sueño en el que su abuela, ya fallecida, le había dicho que apuntara ese número.

“Yo soñé hace como dos meses que mi abuelita me decía que me iba a ayudar, que anotara el 3032. Ahora que lo veo en la piedra me parece muy raro, y no lo voy a apuntar porque eso me da miedo”, comentó.

Asimismo, Luis Daniel, de 14 años, se llevó un fragmento de la roca para su casa porque según él iba a esperar 10 años y lo vendería en “5.000 dólares por internet”. “Esta es una de las partes que quedó de él, las personas se las han llevado para sus casas y yo haré lo mismo”, dijo.

Todas estas historias estamparon el día en el que apareció el supuesto meteorito que no dejó cráter, pero sí mucho impacto en Villas de San Pablo, suroccidente de Barranquilla.

Estrategia galáctica. Todo era un acontecimiento de carácter ‘macondiano’. Ni más ni menos, toda una “estrategia de impacto”.

EL HERALDO conoció el trasfondo de la aparición en Villas de San Pablo. Todo se trató de una campaña publicitaria cuyo concepto era representar lo que viene luego para esta zona del barrio.

La organización social nu3, que busca contribuir con la erradicación del hambre y la disminución de la pobreza, planea construir un megaproyecto en la zona donde apareció la roca, para atender a la población vulnerable a través de un complejo social.

Dicha campaña de expectativa estaba planificada para desarrollarse desde este 8 hasta el próximo 14 de septiembre, para posteriormente dar paso a la colocación de la primera piedra del proyecto.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.