El Heraldo
Cortesía
Barranquilla

Jóvenes de localidades Metropolitana y Suroriente ponen fin a sus conflictos

Esta nueva oportunidad se dio con el proceso de mediación social del programa Vuelve y Juega, de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana.

Una nueva oportunidad comienza hoy para los grupos juveniles de las localidades Metropolitana y Suroriente. 150 jóvenes de los barrios Carrizal, Ciudadela 20 de Julio, Villa del Carmen y Bellarena decidieron poner fin a los conflictos que desencadenaban enfrentamientos entre ellos durante los días de lluvia, afectando a sus comunidades.
 
A través del proceso de mediación social del programa Vuelve y Juega, de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, los representantes de cada agrupación dejaron por sentado que es momento de apostarle a la sana convivencia.
 
El encuentro de mediación contó con la presencia de los diferentes actores participantes, un trabajo conjunto entre la Administración distrital, autoridades policiales y la comunidad de estos sectores.  
 
El jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Nelson Patrón Pérez, explicó que “con esta articulación que venimos teniendo con la Policía Metropolitana y líderes comunitarios llegamos a un nuevo encuentro de jóvenes que están haciendo las pases entre ellos, están transformando sus vidas y les estamos dando la oportunidad de hacer las cosas de manera distinta. Continuaremos con este proceso para llegar a cada punto de la ciudad donde los jóvenes lo requieran, para atender sus necesidades y escriban una nueva historia”.
 
Por su parte Dayan Mendoza Pulgar, joven del barrio Carrizal, aseguró que participar en este proceso ha sido interesante. “Queremos ya un cambio de vida, salir de esto”, asegura Dayan, quien también compartió que entre sus planes se encuentra: “ayudar a mi mamá, ayudar a mi familia y salir adelante”.
 
Igualmente, David Alcázar Gómez, del barrio Bellarena, cuenta que ahora tiene mejores planes para su proyecto de vida como, por ejemplo, emprender el oficio de barbero y comenzar a estudiar de nuevo. Alcázar Gómez también hace un llamado a otros jóvenes para que opten por dejar la violencia y llevar una vida más tranquila.
 
El comandante operativo de la Policía Metropolitana de Barranquilla, coronel Oleskyenio Flórez dijo que “aquí es muy importante resaltar que, definitivamente, rescatar a estos jóvenes para unirlos al entorno social resulta ser muy positivo teniendo en cuenta que cada vez que traemos estos jóvenes que han estado en situaciones de conflictividad, les estamos dando una nueva oportunidad para que, de manera activa vuelvan a la sociedad, como un componente muy importante para el desarrollo económico, social y cultural de una ciudad pujante como Barranquilla”.
 
Henry Barragán Orozco, rector de la Institución Educativa Distrital Ciudadela Estudiantil, y quien apoyó la realización del encuentro, afirmó: “Como vivo en esta comunidad que es difícil, donde los jóvenes no tienen ocupación, felicito a la Oficina de Seguridad y a la Alcaldía por esta labor. Es muy importante que esto se lleve a cabo y de buena gana defiendo que estas actividades se sigan haciendo”.
 
A la fecha han sido cuatro los procesos de mediación realizados durante el año en curso en diferentes localidades de la ciudad, como resultado de las intervenciones a las comunidades de 46 barrios priorizados por el programa Vuelve y Juega.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.