Barranquilla

Dueños de restaurantes, con la “esperanza viva” tras reapertura

De los buenos resultados dependerá que en 30 o 45 días abran todos los negocios de este tipo en la ciudad.

Después de casi cinco meses sin atender de manera presencial, 30 restaurantes volvieron a abrir sus puertas a los comensales, como parte de un plan piloto bajo estrictos protocolos de bioseguridad.

Este medio realizó un recorrido por algunos de los restaurantes y habló con clientes y dueños. Ambos resaltaron que “ya era necesario tener esos espacios para la gente”.

Varios propietarios y administradores aseguraron que cuando dieron las 12:00 del mediodía comenzaron a llegar las primeras personas a los negocios, a las cuales se les enseñó cómo será la nueva realidad de los restaurantes.

Mientras en unos leían una serie de recomendaciones, en otros –además– garantizaban la salud del personal y de visitantes con el cumplimiento de los protocolos de bioseguridad estipulados por el Ministerio de Salud.

Ana Lucrecia Roldán, comensal de Varadero, describió la experiencia de volver a la terraza de un restaurante y ser atendida como una de “las mejores cosas que nos puede pasar en estos momentos después de tanto tiempo de estar aislados en la casa cuidándonos”.

Señaló que la reapertura gradual del sector de la gastronomía es la oportunidad para que Barranquilla dé ejemplo haciendo las cosas bien para que así “podamos cuidarnos entre todos”.

Por su parte, Eduardo Castro dijo –entre risas– que volver a espacios es como “salir de una cárcel o salir de una jaula”.

Afirmó que después de tanto tiempo al hombre le hace falta la “sociabilidad” y compartir con más personas. “Un hombre no puede vivir solo”.

Visitantes serán atendidos con reserva previa.

Eduardo Isaza, visitante de Sabina, se declaró “feliz” de tener la oportunidad de volver a compartir con amigos y disfrutar de la comida recién hecha de un restaurante.

Aseguró sentirse tranquilo con los protocolos de bioseguridad, ya que hay “bastante control” en la entrada y en el interior del restaurante.

Isaza añadió que las personas deben perder el miedo de volver a salir porque se puede compartir nuevamente con mucha precaución. “Cumpliendo con los protocolos se puede volver a asistir a estos lugares”.

Por otro lado, Julián Fernández, quien está en la ciudad de visita, aseguró que esta reapertura es una “gran oportunidad” para volver a degustar la gastronomía de Barranquilla.

“Venimos de afuera de la ciudad y una de las cosas que más queríamos era volver a estar en los restaurantes que nos gustan”,  dijo.

Para los trabajadores de este sector de la economía también les resulta “gratificante” la reapertura ya que era algo que necesitaban porque muchos de ellos son el sustento de las familias.

Elkis De la Hoz, cajera de La Gran Paella del Río, aseguró que volver  a atender personas le resulta “emocionante” porque llevaba cinco meses sin laborar y sin dar su mejor sonrisa  a los clientes.

“Uno se va complicando  económicamente y es necesario para nuestras familias el empleo, entonces es bastante gratificante y emocionante volver a trabajar”.

Por su parte, María Beatriz González, socia de El Crepino del Caimán, señaló que para ellos la reapertura es una sensación de emoción, acompañada de ansiedad.

“Quizá tenemos los sentimientos más a flor de piel que cuando inauguramos la marca la primera vez porque este es un momento muy esperado”, dijo González al referirse que la experiencia que tuvieron en Caimán del Río fue muy corta antes de que tuvieran que cerrar por la pandemia.

Explicó que el negocio lo habían inaugurado en diciembre del año pasado y que cuando anunciaron la cuarentena obligatoria apenas estaban “cogiendo fuerza”.

Sin embargo, aseguró que tiene “la esperanza viva” ya que han recibido todo el apoyo de la Alcaldía.

Carlos Guerra, propietario del restaurante Sabina, recalcó que haber quedado entre los restaurantes del plan piloto no solo es un premio, sino que es una gran responsabilidad porque el buen trabajo que hagan va a permitir que los otros establecimientos también puedan retomar sus actividades y va a demostrar que en Barranquilla se pueden cumplir los protocolos de bioseguridad.

Recordó que el gremio de los restaurantes genera “muchísimos puestos de trabajo y son la alegría de la ciudad porque son espacios donde se puede compartir en familia”.

Se tiene que mantener la distancia entre clientes.

Se proyecta que en el próximo mes todos los restaurantes puedan reabrir: Pumarejo

El alcalde Jaime Pumarejo Heins visitó el Caimán del Río, uno de los 30 establecimientos autorizados para atender de manera presencial a los comensales de la ciudad. 

“El día de hoy es para mí muy gratificante y me da mucho optimismo porque estamos viendo que la gente que está abriendo el restaurante, los empleados que están asumiendo el reto, lo están haciendo con todas las ganas de que esto salga bien, de cumplir las normas para que los demás también puedan abrir”, manifestó. 

El mandatario distrital agregó que el piloto con los primeros 30 restaurantes es un proceso donde van a aprender, para que de manera masiva “no nos vaya mal” cuando abran los demás.

En ese sentido, el alcalde recordó que de los buenos resultados del piloto dependerá de que se sigan abriendo las puertas de otros establecimientos y sectores económicos. “Lo que estamos haciendo es aprender de estos 30 restaurantes para que el próximo mes o en 45 días todos los restaurantes de Barranquilla puedan estar abiertos con el mismo entusiasmo y con las mismas ganas porque necesitamos recuperar el empleo de los barranquilleros”, dijo Pumarejo durante su visita al Caimán del Río. 

Entre los requerimientos que fueron claves en la calificación de los restaurantes se destacan el uso de terrazas para la atención de los clientes, la correcta circulación e intercambio natural del aire en los espacios cerrados, el distanciamiento físico de dos metros entre personas, cambiar el menú de papel por pantallas, tableros o códigos QR, disponer de medios de pago sin contacto, entre otros no menos importantes que protejan la salud tanto de clientes como de trabajadores.

El secretario de Desarrollo Económico, Ricardo Plata, reiteró la importancia del cumplimiento de las medidas de bioseguridad para continuar con la reapertura de más restaurantes y de nuevos sectores de la economía. 

“El llamado a la ciudadanía es que tomemos todas las medidas de precaución como el lavado de manos, el uso de tapabocas y el distanciamiento. De esta manera, y siguiendo con los protocolos de bioseguridad, con gradualidad, responsabilidad y seguridad, que el alcalde ha mencionado en varias oportunidades, es que vamos a poder seguir abriendo no solamente el sector gastronómico, sino también otros muchos sectores de la economía barranquillera”, aseguró el funcionario distrital.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.