El Heraldo
Raúl Ospina, con sus hijos Juan Diego (izq.) y Raúl.
Luis Rodríguez Lezama.
Barranquilla

Cuando el ‘Niño Dios’ se retrasa en busca de los mejores precios

Muchos barranquilleros aprovecharon la mañana de este 25 de diciembre para comprar los juguetes con descuentos. Comerciantes afirman que rebajas de productos son hasta del 40%.

Mientras algunos aprovechan el 25 de diciembre para reponerse tras las celebraciones de Nochebuena, otros son conscientes de que la fecha también representa una oportunidad inmejorable para conseguir los juguetes de sus hijos a precios de remate. Esto, precisamente, es lo que motiva a decenas de barranquilleros a salir temprano de casa en busca del ansiado regalo que sus niños pidieron para esta Navidad.

Son diferentes las razones por las cuales la llegada del Niño Dios puede retrasarse unas horas. Desde hace cuatro años, Raúl Ospina acostumbra visitar la Feria del Juguete ubicada a pocos pasos del parque del Cementerio Universal, en la calle 47 entre carreras 35 y 37. A las 10:30 de la mañana, este conductor de tractomula llega al lugar señalado, en compañía de sus dos hijos.

Un comprador sostiene la bicicleta de su pequeña hija.

En busca de los obsequios deseados por sus descendientes, Juan Diego (9 años) y Raúl (11), recorren cada uno de los puestos para observar los artículos que aún están exhibidos y definir cuáles comprarán. Ospina, de 46 años, cuenta que decide esperar esta fecha porque “los precios son más bajos y no hay tanta gente buscando lo mismo que uno”. En ese sentido, economía y comodidad se asoman como dos de las principales razones para retrasar un poco la entrega de los aguinaldos.

Después de caminar la zona por algunos minutos, el menor de los Ospina sabe que ha encontrado lo que quería: un vehículo a control remoto que se convierte en robot. “El carrito Transformers costaba hasta ayer $210.000, hoy se lo dejo en $150.000”, dice un vendedor con claro acento antioqueño. Raúl medita la oferta, intenta persuadir al comerciante para bajar un poco más el precio del vehículo, pero el paisa descarta esa posibilidad. Su hijo lo mira, expectante e ilusionado, por lo que decide satisfacer el anhelo del pequeño.

Sugey Morales entrega el regalo a su sobrino Marlon.

Raúl considera que, aunque sus hijos se molestan por no tener los regalos en la fecha acostumbrada para muchos, la ventaja de comprar un 25 de diciembre es el precio de los productos. “Yo les digo que se esperen hasta hoy y se marean, pero salimos temprano a comprar lo que quieren y se les pasa. No hay casi gente y todo está más barato”, afirma sonriente, mientras su otro hijo le muestra el balón de fútbol que tanto quiere para jugar con sus amigos.

Compra casual

Sugey Morales salió de su casa, en el barrio Manuela Beltrán, de Soledad, con la intención de visitar a un familiar fallecido. Junto a ella caminan sus tres hijas y un sobrino, quienes decidieron acompañarla para no quedarse en casa. Esta vez el panorama es diferente, en lugar de flores lo que más observan son muñecos, bicicletas y patinetas.

Su sobrino, Marlon Jiménez, se deslumbra con lo que tiene frente a él. Hay juguetes por doquier y no puede esconder la emoción que esa escena le produce. Morales sabe que el niño puede antojarse en cualquier momento, por lo que se prepara para un eventual pedido del menor. El pequeño se ‘enamora’ de un artículo y ella decide complacerlo.

“El carro costaba $60.000, pero nos lo dejaron en $40.000. Estuvo bien, esos son los descuentos que a una le gustan”, dice Sugey, quien agrega que es la primera vez que compra juguetes un 25 de diciembre. “Me llevé una sorpresa con los precios, están más baratos que hace unos días”, comenta.

Remate de precios

El comerciante antioqueño Juan Cristóbal Rodríguez relata que el 25 de diciembre es el día que muchos aprovechan para llevar los juguetes a menor costo. “Hacemos descuentos hasta del 40% de lo que vale el artículo. Los remates los hacemos porque no queremos llevarnos la mercancía a casa”, agrega.

Los propietarios de negocios afirman que algunos clientes empiezan a llegar temprano en la mañana, aunque otros esperan las 5:00 de la tarde para encontrar precios aún más bajos. “Pienso estar aquí hasta que termine con esto. Si acabo a mediodía, mejor; pero si me dan las 6 de la tarde, tengo aguante hasta esa hora”, afirma Rodríguez.

En sus palabras, los compradores se muestran “reacios” a los precios iniciales, por lo que –afirma– “trato de ajustarme a las circunstancias y acomodar al cliente lo más que se pueda”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Navidad
  • Niño Dios
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.