El Heraldo
Este es el estado actual de la infraestructura interna del Colegio de Barranquilla sede de la calle 51. Luis Rodríguez Lezama
Barranquilla

Codeba, las memorias de un patrimonio olvidado en Barranquilla

Desde su fundación en 1908, el Colegio de Barranquilla para Varones gozó de reconocimiento en el departamento al ser la primera institución pública de la ciudad.

La soledad y el olvido son los únicos que recorren sus pasillos. Montañas de hojas secas, basura, polvo y bancas rotas lo convierten en un lugar poco apto para visitas. Nadie que pueda verlo hoy podría reconocerlo e imaginarse que allí se formaron algunos de los personajes más ilustres de esta ciudad.

Desde su fundación en 1908, el Colegio de Barranquilla para Varones (Codeba) gozó de reconocimiento en el departamento al ser la primera institución pública de la ciudad y contar con una infraestructura adelantada a la época.

“Ser alumno del Codeba es un honor”, es la frase que resalta en la placa ubicada en la entrada del colegio en conmemoración al aniversario 50 del plantel. Ese mismo lema es por el que hoy sus exalumnos luchan para que no se pierda.

A través de la Asociación de Egresados, Asocodeba, se han venido adelantando estrategias que permitan lograr la ejecución de obras de recuperación de la sede principal, ubicada en la carrera 41 con calle 51 esquina, junto a la sede de la Universidad del Atlántico.

Así se ve el patio principal del colegio en este momento. Luis Rodríguez Lezama

Ahmed Aguirre, egresado y presidente de Asocodeba, manifestó que haber sido estudiante de este colegio lo hace sentir orgulloso.

“Yo recuerdo que el colegio poseía una extraordinaria condición académica por parte del profesorado y de quienes adelantábamos los estudios. Teníamos una particularidad acentuada y es que el colegio poseía una filosofía de libre pensamiento, no estábamos sujetos a aprender o educarnos en medio de la fuerza o sometimiento”, dijo.

En cuanto a la infraestructura, Aguirre explicó que las aulas de clase eran amplias con capacidad para más de 40 estudiantes, ventanales grandes, con pasillos cómodos y tenían acceso a las comodidades por la funcionalidad de los espacios.

“En la torre principal funcionó el primer telescopio astronómico que tuvo Barranquilla y el departamento; ese sigue siendo un monumento, por eso es especial. Había una biblioteca de dos plantas, amplia, todo estaba perfectamente diseñado”, agregó.

Estudiantes del Cobeda en clase de mecanografía

 En 1972 esta edificación pasó a manos de la Universidad del Atlántico realizando modificaciones en la infraestructura con el fin de ampliar la capacidad estudiantil.

“El colegio fue construido con unas especificaciones técnicas. Desafortunadamente cuando la edificación pasó a manos de la Uniatlántico le quitaron el verdadero arte a la estructura interna. Igual pasó con la parte externa, los ventanales fueron llenados con ladrillo de una forma agreste, burda. Todo esto fue deteriorando la imagen del colegio”, agregó Aguirre.

En 2018 se hicieron unos arreglos en la sede Boston y todos los estudiantes fueron trasladados a la sede de la 51, con el fin de no detener el proceso académico. Para esa obra se invirtieron alrededor de 7 mil millones de pesos con recursos propios.

Arturo Leal, exalumno del Codeba, recordó con nostalgia algunos de los momentos que vivió dentro de este plantel educativo, donde –según él– pasó los mejores años de su vida.

“Ese colegio se caracterizó por egresar a bachilleres que se profesionalizaron en todas las áreas de la época. Este es un sentido de pertenencia partiendo de la calidad humana porque el colegio es un patrimonio histórico”.

El estado actual del edificio no está cerca de volver a ser lo que fue –dijo Leal– al  ver cómo está sumido en la desidia de las administraciones: “Eso da ganas de llorar porque yo estuve 7 años ahí. No se debe dejar perder ese inmueble, hay que recuperarlo”.

Importancia arquitectónica
Pasillos de un bloque del colegio. Luis Rodríguez Lezama

El Codeba fue una de las edificaciones más simbólicas de la Barranquilla de mediados del siglo XX, según lo explicado a EL HERALDO por el arquitecto y restaurador Ignacio Consuegra, quien también recalcó que su estructura de carácter republicano albergó –en su torre principal– el primer observatorio astronómico de la ciudad.

“El deterioro que ha sufrido este colegio hoy es repudiado por quienes reconocen los valores arquitectónicos y espaciales que sin duda hacen parte de la memoria de una ciudad que se dio el lujo de recibir la modernidad y la influencia de la arquitectura neoclásica europea, que se irrigaba entonces por el mundo”, dijo.

El arquitecto y urbanista Porfirio Ospina recalcó que el edificio está organizado “en forma de claustro, con salones que giran alrededor de un patio central y con una arquitectura que se podría considerar ecléctica, que incluye una atalaya o torre que, de acuerdo con algunos relatos, fue pensada para que sirviera como observatorio astronómico, con un resultado en ritmo y proporción de sus fachadas muy atractivo para el contexto urbano”.

Ospina también manifestó que la ley obliga a los propietarios de inmuebles patrimoniales o bienes de interés cultural (BIC) a su conservación en buen estado, so pena de ser sancionados, y siendo la Alcaldía la propietaria debe dar el ejemplo.

“Es una lástima que lo hayan dejado deteriorar, pero su restauración es un imperativo para la historia educativa y cultural de la ciudad”, puntualizó.

Entre los personajes ilustres que se formaron en este colegio están Juan B. Fernández, socio fundador de esta casa editorial; José María del Castillo, Luis Alberto ‘Cheo’ Feliciano, Chelito de Castro. También deportistas de talla nacional y mundial como Efraín ‘el Caimán’ Sánchez, Francisco ‘Paco’ Córdoba, Ernesto Cortissoz y Humberto Perea.

¿Será restaurado?

El Ministerio de Educación, a través del Fondo de Financiación de Instituciones Educativas, FFIE, destinó inversiones presupuestales en el programa de recuperación y adecuación de colegios y planteles educativos en el país.

A Barranquilla le fueron asignados 119 mil millones de pesos, de los cuales  $16.630.954 millones estaban destinados para las obras de restauración en el Colegio Barranquilla sede de la 51.

De este monto a la administración local le corresponde aportar 5 mil millones para que la firma contratista encargada de realizar la obra pueda comenzarla.

“El Codeba ha sido ignorado por la administración distrital pese a que los trámites pertinentes, diligencias de tipo jurídico como derecho de petición y tutelas para las licencias de construcción se han surtido favorablemente para que se dé inicio a la recuperación del edificio”, expuso Aguirre.

Varias mesas de trabajo convocadas por la Contraloría General –en su regional Barranquilla– se han cumplido con presencia de rectores, docentes, miembros de Asocodeba y representantes de la Secretaría distrital de Educación, en las que se han hecho compromisos para que la reconstrucción del colegio se inicie pronto.

Cabe recordar que la Gobernación del Atlántico le cedió la propiedad a la Alcaldía de Barranquilla y sería esta última la responsable de su conservación.

Bibiana Rincón, secretaria de Educación distrital, afirmó que esta institución, al igual que otros colegios de la ciudad, “hace parte de los proyectos de infraestructura educativa que serán ejecutados en el marco del convenio con el Ministerio de Educación Nacional, que tiene por objeto aunar esfuerzos para dar cumplimiento al Plan Nacional de Infraestructura Educativa en el marco de la Política Pública de Jornada Única”.

Actualmente el Distrito avanza en la gestión correspondiente para la disponibilidad presupuestal que permita iniciar la ejecución de las obras en el plantel educativo.

“Mientras esto se da la sede se encuentra resguardada, con paredes y ventanas selladas para impedir posibles invasiones en el lugar”, puntualizó Rincón.

Plano hecho a mano de la fachada del colegio.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.