El Heraldo
El llamado de las autoridades es a protegerse si se expone a la brisa y acudir a los servicios de salud. Hansel Vásquez
Atlántico

Cuide su salud, arrecian las brisas

El Ideam decretó alerta naranja en el Caribe hasta mediados de la semana. Autoridades entregan recomendaciones para evitar afectaciones.

Las brisas que por estos días soplan en la región, producto de la cercanía de un frente frío, y que es frecuente por esta época del año, ha motivado a las autoridades de Salud a prevenir a la comunidad sobre posibles afectaciones en la salud.

Patologías como resfriados con rinitis, congestión nasal, tos y estornudos, y conjuntivitis son motivos de frecuentes consultas médicas en esta época del año.

Una de las recomendaciones es abrigarse si se tiene que exponer a las brisas, especialmente en horas de la noche, y siempre llevar el tapaboca para reducir los riesgos de un resfriado.

Así mismo se recomienda el lavado frecuente de manos, especialmente si ha estornudado o se ha sonado la nariz, así como mantener el distanciamiento preventivo entre personas.

De acuerdo con el secretario de Salud del Distrito, Humberto Mendoza, una persona con afección respiratoria u otra patología no debe automedicarse, de ser necesario debe acudir al médico de confianza, en caso de resfriado o gripe consumir abundante líquido, exponerse lo menos posible a lugares húmedos o fríos y consumir frutas ricas en vitaminas para subir las defensas.

Las autoridades en salud también recomendaron la protección de los ojos para evitar que partículas o elementos extraños puedan causar lesiones irreversibles.

“Las brisas pueden producir irritación, resequedad e infecciones que podrían terminar en una conjuntivitis u otras lesiones si no se tienen en cuenta las oportunas precauciones”, explicó Mendoza.

En tal sentido se recomienda, en esta época de brisas usar gafas especiales para proteger la visión, evitar frotarse o tocarse los ojos, lavarse con agua limpia en caso de afectarse la vista.

Además es recomendable la hidratación continua, no usar medicamentos sin supervisión médica, y en caso de ser necesario consultar un especialista.

Techos y cubiertas

Por otro lado, también existe el riesgo de daños en las cubiertas o techos de las residencias por lo intenso del fenómeno.

Los riesgos de ocurrencias de accidentes por la afectación de los vientos en las cubiertas o techos de las casas también generó llamado de las autoridades para que se tomen las medidas necesarias.

Candelaria Hernández, subsecretaria de Prevención y Atención de Desastres del Atlántico, manifestó que es necesario asegurar los caballetes, tejas y cubiertas de las viviendas, cerrar y asegurar puertas y ventanas, retirar macetas y todos los objetos que pueda arrastrar la brisa y provocar un accidente.

“Así mismo, se deben evitar elementos sueltos en balcones,  alejarse de muros, vigas o árboles que pudieran  desprenderse y estar atentos a las recomendaciones de los consejos municipales de gestión del riesgo”, indicó.

De acuerdo con la funcionaria, los consejos municipales de gestión del riesgo están constantemente socializando a la comunidad qué hacer en caso de presentarse una emergencia.

Aseguró que en el departamento del Atlántico los municipios costeros son los de mayor riesgo por la arremetida de las fuertes brisas, pero que desde su dependencia, que trabaja de la mano con el Ideam y de los consejos municipales de gestión del riesgo, se está en constante monitoreo de la situación.

Se mantiene la alerta

Las fuertes brisas han ocasionado un incremento en la altura de las olas que han superado los cuatro metros; sin embargo, de acuerdo con el Ideam (Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales), se espera que entre miércoles y jueves de esta semana disminuya la fuerza de los vientos y que el oleaje vuelva a la normalidad .

El jefe de servicios de pronósticos de la entidad, Daniel Useche, indicó que por ahora se mantendrán vientos que oscilan entre 40 y 70 kilómetros aproximadamente, y que por lo tanto se mantiene la alerta naranja decretada a manera de prevención.

En este sentido, el oleaje, que ha presentado variaciones de  entre 2 y 3 metros de altura, pudiera retornar a la normalidad, es decir una altura de entre  0,5 y 1,5 metros, según el funcionario.

La Capitanía de Puerto, por su parte, hizo un llamado a los pescadores que se movilizan en pequeñas embarcaciones a que estén atentos y atiendan sus recomendaciones sobre la conveniencia o no de adentrarse en el mar a realizar sus faenas diarias.

¿Qué pasó con la niña?

Aunque el Ideam manifestó que el fenómeno de la Niña se mantendría hasta entrado el mes de enero, las lluvias, al menos en esta zona del país, han  estado ausentes.

“El fenómeno sigue vigente,  y aunque el pronóstico no indicaba que se diera con eventos continuos, sí se han dado, pero no tan importantes, en departamentos de las regiones Pacífica y Andina”, según explicó Daniel Useche.

Manifestó que entrado un año nuevo no es común que haya lluvias en el Caribe colombiano, y aunque por ahora predomina el tiempo seco, no se descartan algunas ocurrencias de leves precipitaciones en la región de Urabá, el Sur de La Guajira, Sur de Bolívar y Sur del Atlántico, antes del 31 de enero.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.