El Heraldo
Tita estudió Filosofía, Literatura e Historia.
Archivo El Heraldo y archivo particular
Sociedad

Tita de Cepeda lanza su libro ‘Burbujas de cultura’

La literata y viuda de Álvaro Cepeda Samudio lanzó una recopilación de sus columnas escritas en EL HERALDO.

Risueña y un poco adormecida, a pocos minutos de haberse puesto la segunda dosis de la vacuna para la covid-19, Teresa Manotas de Cepeda contestó nuestra llamada. —Hola, ¿con quién hablo?, preguntó, pero pidió que volviéramos a contactarla cuando estuviera su asistente, pues tenía una “sensación de cansancio grandísima” luego de ese ‘pinchazo’. Sin embargo, no colgó. La pasión y su amor por la literatura pudieron más que la fatiga física.

Teresa Manotas Llinás, conocida por muchos como ‘Tita’, viuda de Álvaro Cepeda Samudio, a sus 91 años está de lanzamiento con su libro Burbujas de la cultura, una recopilación de las columnas de opinión que escribió en EL HERALDO entre 2003 y 2019. Este espacio es el reflejo de sus vivencias, su pensamiento progresista, su defensa por el medioambiente, la pasión por el cine y de los lugares que visitó.

Juan B. Fernández Renowitzky, el entonces director de esta casa editorial, le concedió a Tita un espacio en el que pudiera escribir libremente sobre lo que quisiera. Fue el “inventor”, según ella, del nombre Burbujas de la cultura. La lucha por hacerse un lugar como mujer intelectual, también fue relatada en sus escritos. Aunque nunca le gustó que la llamaran “feminista”.

(Suelta una carcajada) “A mí no me gusta que me pongan etiquetas. Yo estoy haciendo periodismo desde 1961, empecé con Álvaro Cepeda Samudio durante 20 años y luego seguí con Juan B. Fernández de EL HERALDO. Siempre le doy a él ese crédito. Quién iba a imaginar que duraría haciéndolo por 16 años”, dijo Tita a esta casa periodística.

Para la barranquillera, la recopilación de sus columnas de opinión, más que un “diario” de lo que ocurría en la ciudad, constituyen una autobiografía de “los relatos de su propia vida”, es por eso que es tan importante para ella la entrega de este libro, que organizó de la mano con Julio Olaciregui, su amigo y escritor barranquillero. Hoy, a partir de las 5 de la tarde, por el canal de YouTube del Museo de Arte de Moderno de Barranquilla, se llevará a cabo una transmisión pública para el estreno de esta obra literaria.

La lucha por un espacio

“Una mujer sin fecha de vencimiento”, así la denomina su colega Julio Olaciregui, redactor del prólogo del libro y quien tuvo la oportunidad de compartir múltiples experiencias a su lado. Él afirma que “a sus más de 90 años, es la memoria viva del denominado Grupo de Barranquilla” por el vínculo que tenía con ellos, conformado por ilustres literatos como su esposo Álvaro Cepeda Samudio, Ramón Vinyes, Germán Vargas, Alfonso Fuenmayor, nuestro Nobel Gabriel García Márquez, entre otros.

Cuando se habla de la obra de estos artistas, muy poco se menciona a las mujeres que estuvieron a su lado, más allá de ser las compañeras sentimentales y madres de sus hijos. En el caso de Tita, al vivir en una época donde primó el trabajo masculino y se invisibilizó la intelectualidad de la mujer, hacerse un lugar y ser respetada por sus conocimientos fue un reto que afrontó y en el que le demostró a su amor eterno que también podía difundir su sapiencia.

Tita junto a su esposo Álvaro Cepeda. - Tita de Cepeda en su oficina (1983).

“Cuando a Álvaro Cepeda lo nombraron director del Diario del Caribe, ella se puso muy contenta porque su esposo había estado en Estados Unidos aprendiendo a hacer un periódico. Pensó que encontraría un espacio para escribir, pero él le dijo: mujeres en el periódico no. Sin embargo, Tita no se amilanó, sino que empezó a escribir con un seudónimo, sacaba las columnas de cine y eran tan buenas que las publicaban, pero nadie sabía quién era la persona que se escondía detrás. Cuando se supo, Álvaro Cepeda le dijo que le tenía una máquina de escribir en el periódico”, dijo Olaciregui a EL HERALDO.

Pese a estar vinculada a El Grupo de Barranquilla, no tuvo la oportunidad de ir a La Cueva y compartir con los demás escritores y artistas, ya que en ese tiempo era un lugar solo “para hombres”. Fue un rincón masculino al que Tita, por ejemplo, cuando necesitaba de su esposo, debía mandarlo a buscar con alguien. Aun así, su contacto con ‘Gabo’ fue muy cercano, gozaban de pláticas enriquecedores sobre cine, pasión que ambos compartían.

Su verano en Rusia (1987). - Fue defensora del medioambiente.

“Algo importante fueron los diálogos que sostuvo con García Márquez sobre el séptimo arte, porque esa es la pasión de ella, y cuando él llegaba a Barranquilla, siempre hablaban de las películas que habían visto. Él le tenía mucho cariño, la menciona en sus memorias y habla de la esposa de Álvaro Cepeda, porque ella se fue ganando su reconocimiento con gran discreción”, afirmó Olaciregui.

A Tita Manotas de Cepeda le gusta que la reconozcan por su creatividad y talento, no solo por ser la viuda del autor de La Casa Grande, sino también como una mujer con criterio propio, razón por la cual “es importantísimo que se conozca que ella es la decana de las escritoras de Barranquilla por su edad”, según Julio.

Acompañó a Gabo a recoger el Nobel de Literatura en 1982.

Ejemplo de resiliencia

Sobre las tres dolorosas pérdidas que tuvo: la de su esposo, que falleció a los 46 años, luego de 17 de matrimonio; la de su hijo Álvaro Pablo, y por último la de su hija Zoila Patricia, Tita no quiso hablar. Lo único que aseguró en entrevista es que “el trabajo literario fue para mí la salvación”.

Siguió su vida. María Eugenia Castro, directora del Museo de Arte Moderno de Barranquilla, afirma que lo que más admira de ella es “su capacidad de resiliencia”.

Tita con un grupo de amigas en Bogotá (1977).

“Tita es una mujer a la que admiro mucho por varios motivos, uno porque es una mujer inteligente con una visión clara de lo que es la cultura y segundo porque es una persona que ha sufrido mucho con sus pérdidas, pero sigue teniendo mucha fortaleza y las ganas de seguir aportando a la cultura y a la sociedad barranquillera”.

Añadió además que siempre “está dispuesta a seguir viviendo la vida, a seguir gozándola y eso es una experiencia diaria cada vez que hablo con ella. Si uno está vivo tiene que seguir aportando algo y queriéndose”.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Literatura
  • escritora
  • Columnista
  • libro
  • Lanzamiento de libro
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.