Sociedad | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Ula Fabini
Sociedad

“La vida que tiene nuestra cocina se la debemos a África”

La cocinera y presentadora de televisión nacida en Miami, pero criada en Venezuela, estará mañana en Sabor Barranquilla en Casa.

“La arepa de huevo de ustedes no tiene nombre, es sublime”, dice la chef Grace Ramírez al otro lado de la línea telefónica. Ríe y suspira. La cocinera y presentadora de televisión dice que es una “neoyorkina nacida en Miami con familia venezolana”. Mañana será la invitada especial en la programación de Sabor Barranquilla en Casa, a las 6:25 p.m., como parte del programa cultural de la Embajada de los Estados Unidos en Colombia.

Grace, presentadora del canal Food Network, ex-concursante de MasterChef USA, autora del libro La Latina y voluntaria del programa mundial World Central Kitchen, habló con EL HERALDO de su vida, que en últimas, se resume en los sabores y aromas de sus preparaciones.

P.

Usted es una trotamundos, ¿cómo se ha nutrido de eso en sus creaciones culinarias?

R.

 Para mí viajar ha sido algo muy inspirador a nivel culinario, no solamente te abre la mente, también hay una apertura de corazón, alma y paladar. He tenido el privilegio de viajar a sitios en los que he probado comida que digo “wow”. En Perú me pasó mucho, ni siquiera entendía qué ingredientes tenía un plato, en México también, lo mismo en Israel, en África. Todo eso te va enriqueciendo a nivel culinario y al final se vuelve parte de ti, es inevitable ser inspirado y al mismo tiempo evolucionar como cocinero.

P.

Mencionó África, ¿cómo se ve ese continente reflejado en su comida?

R.

África ha sido muy interesante para mí porque como venezolanos y colombianos obviamente está presente en todo. Como dice Shakira en su canción: “we're all África”, todos somos África. Cuando ella creó el Waka Waka y dijo esa frase yo me pregunté por qué y es porque es verdad, al final todos venimos de ese continente de alguna manera y yo creo que nuestras costas son un claro ejemplo de esa influencia que ha permeado nuestra cultura y la ha enriquecido de una manera brutal. Solo hasta el año pasado fui a África, ya la he visitado dos veces, Fui a Etiopía y Ruanda. Yo me hice una prueba de ADN (DNA Testing) y tengo sangre 20% africana, entonces me imagino que si todos nos hacemos esa prueba en Colombia, Venezuela y en nuestras costas eso se va a reflejar, entonces para mí ha sido una búsqueda de entender de dónde vengo, entender mi entidad como persona y como ser. Ahora, nosotros estamos acostumbrados a ser fusión antes de que el término fuera popular, nosotros somos una fusión europea, africana, indígena, obviamente ahora que entiendo un poco más sobre la cultura africana me doy cuenta de lo importante que ha sido a nivel cultural, culinario y musical en nosotros.

P.

¿Y en la cocina?

R.

Por ejemplo en las técnicas, allá hacen muchos estofados entonces entiendes que todo viene de allí, el uso de las especies, los colores, los contrastes, lo vibrante,  la vida que tiene nuestra comida se la debemos a África.

P.

¿Qué es lo que más le gusta preparar de África?

R.

Me encanta un estofado que ellos hacen en Etiopía, se llama el wat, el más típico es el doro wat que es como un estofado de pollo.

P.

¿Cree que la cocina tiene nacionalidad?

R.

Creo que sí, pero indudablemente somos una fusión, tenemos que entender que somos una fusión de culturas. Para mí ha sido increíble descubrir que somos más parecidos que diferentes, pero a nivel culinario, por ejemplo Colombia no es lo mismo que Argentina, inclusive dentro de Perú los platos de la costa no son los mismos que encuentras en la sierra. La cocina más que nacionalidad tiene identidad.

P.

¿Cómo fue eso de pasar de productora a ser la protagonista de los programas de televisión?

R.

Yo vengo de una familia venezolana en la que crecí en un set de televisión, siempre estuve en el área de la publicidad y el entretenimiento. Mi tío es cantante, mi tía representa artistas, yo crecí en un set literalmente haciendo comerciales y me fascina el área del entretenimiento, pero como en Venezuela en la época en que yo crecí, en esa área sólo podían estar Miss Universos y si no tenías esas características no podías siquiera pensar en televisión, y como yo no era lo suficientemente linda, flaca, pero me encantaba el medio, me propuse convertirme en la mejor productora. Yo misma me encasillé en ese rol por miedo al rechazo, porque en mi cabeza tenía que yo no era lo suficientemente linda para conducir un programa, digamos que puse ese sueño en una cajita, pero después que empecé a trabajar, primero para Nickelodeon y luego para MTV. Resulta que yo terminaba haciendo todas las entrevistas relacionadas con los artistas detrás de la cámara, yo las escribía para los diferentes presentadores y eso me encantaba. Cuando me cambio para Food Network me enamoré de esa área de la televisión, el mundo de los chef, de la cocina, de los restaurantes, me di cuenta que esa era mi pasión y no la música como pensaba cuando yo llegué ahí. Dije: Esto es lo mío.

P.

¿Y qué pasó después?

R.

 Para mí fue un tema también como de falta de representación, yo trabajé en el Food Network y nadie lucía como yo, ni cercano. Hay un momento de la vida en el que uno va adquiriendo experiencias y te das cuenta que sí puedes, pero me faltaba un paso más que era Estudiar cocina. Ahí hago MasterChef USA, me escogen entre 60.000 personas, pero me botan al tercer episodio. Pensé que mi vida se había acabado, ahí la productora me dijo que tenía que ir a una escuela culinaria porque esa era mi pasión. Sabía que era así pero lo veía como un sueño lejano, embarcarme a estudiar cocina dos años, acababa de terminar una carrera que hice de forma muy lenta en el entretenimiento y tendría que estudiar y trabajar. Al final apliqué a una beca y me la gané. Para mí ha sido muy hermoso esta carrera porque pasé a ser chef, pero sigo vinculada al área del entretenimiento con mis shows Destino con sabor, A chuparse los dedos y Chef a domicilio.  Debo decir también que tuve que sacrificar mucho porque yo tenía un súper trabajo y me tuve que convertir en una cocinera de un restaurante en Nueva York y ganarme el salario mínimo. Eso fue bastante fuerte pero hoy en día digo que valió la pena.

P.

¿O sea que una frustración le sirvió de trampolín?

R.

Completamente, ahora lo veo muy diferente, ahora me doy cuenta qué mirando hacia atrás todos mis obstáculos los he convertido en fuerza para impulsarme. Para mí los “no” son un “por ahora” que después se pueden convertir en “sí”. El río siempre llega al mar.

P.

Háblenos de su abuela a la que le dedicó su libro ‘La latina’…

R.

Mi abuela es un personaje en mi vida imperativo ella me crío en Venezuela, se llamaba Mery Socorro. Fue una fuerza en mi vida, a quién le dediqué todos mis shows, mi libro, de hecho La Latina cuando lo abres la primera frase es: “Abuela esto es para ti”. Ella era mi estrella, mi norte, yo sentía que debía honrarla por tanto amor que me dio y la hermosa familia que formó. Cuando ella falleció para mí fue muy duro, de hecho entre en una depresión que jamás había tenido, me preguntaba de dónde iba a sacar la fuerza sin ella. Me tocó encontrarme internamente, me fui a un centro de meditación seis meses para entender que ahora debía hacer las cosas por mí. A mí me mueve mucho lo social, ser una voz para los latinos, para la mujer, ser un ejemplo. Tuve que transformar esa fuerza que ella me daba.

P.

¿Qué le gusta de la cocina colombiana?

R.

La arepa de huevo, la bandeja paisa, el pandebono, el café es maravilloso, el arroz con coco. Colombia tiene mucha variedad, no es lo mismo comer en Bogotá que en Barranquilla, en Cartagena. Esa arepa de huevo de ustedes no tiene nombre, es sublime.

P.

¿En su casa cuando está sola qué prepara?

R.

Un domingo cuando cocino para mí sola me preparo arepas venezolanas, me fascina hacer esa arepa y añadirle aguacate y queso. También me fascina hacer ceviche, mi padrastro es de Perú y me enseñó a hacerlo. Me gusta porque es un plato sencillo, saludable y no tiene ciencia, sólo se necesita un buen pescado fresco, limón, chile y cilantro. También me gusta la simpleza de prepararme un pescado al horno, yo lo cocinó con aceite de coco, después le agrego chimichurri o una guasacaca. Me encanta hacerme una reina pepiada (arepa) con el pollito desmechado, aguacate, mayonesa y cilantro.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

¿Aún no has decidido que vas a estudiar?

Descubrelo Aquí

Más noticias de:

  • Chef
  • cocina
  • comida
  • Sabor Barranquilla
  • Virtual
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web