Sociedad | EL HERALDO

¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
INGRESAR Explora tu perfil

Amigo lector,

Haz disfrutado 5 de 10 contenidos gratuitos.

Nuestro deseo es que continues informandote y disfrutando de todo nuestro contenido, por eso te invitamos a iniciar sesión ó crea tu cuenta gratis en nuestro portal.

SUSCRÍBETE
Sociedad

La dinastía Bolaño que defienden con acordeón tía y sobrino

Madeleine Bolaño Escobar participa en la categoría de Acordeonera Mayor y su sobrino Edgardo Bolaño Gnecco, lo hace en Aficionado.

Una de las dinastías que hace presencia este año en la edición 53 del Festival de la Leyenda Vallenata, es la de los Bolaño, la cual se ve representada por la acordeonera Madeleine Bolaño Escobar, participante de la categoría de Acordeoneras Mayores y su sobrino Edgardo Alonso Bolaño Gnecco, quien hace lo propio con sus notas entre los Acordeoneros Aficionados.

Ellos son descendientes del juglar de juglares, Francisco Irenio Bolaño Marzal, mejor conocido como Chico Bolaño, músico guajiro a quien se le atribuyen las primeras mezclas de pitos y bajos en la música vallenata y también la creación de los cuatro aires: puya, merengue, paseo y son.

Esta es la gran figura por la que se guían tía y sobrino, quienes este año quieren dejar inscritos sus nombres en la historia del certamen cultural más importante del vallenato, que este año debido a la pandemia encontró en la virtualidad su mejor refugio.

Madeleine fue la primera de las damas en inscribirse este año en su categoría. Esta valduparense, de 45 años, inició la contienda acompañada en la caja por Víctor Meriño y en la guacharaca por Yilianis Julio. Su único objetivo es obtener una corona que le ha sido esquiva.

Desde niña comencé a concursar en diferentes festivales, incluido el de la Leyenda Vallenata, ocupando segundos y terceros lugares en la categoría Infantil y también Aficionado”, dijo la mujer de cabello rubio que ayer apareció con un acordeón blanco, una blusa de mangas tres cuartas con lunares blancos, en fondo negro, que combinaban con el instrumento de viento.

A medida que fue creciendo Madeleine creó un grupo llamado Las Chicas del Vallenato, con el que logró hacer seis producciones, tres bajo el sello Discos Fuentes y las otras tres con Codiscos. Sin embargo, por falta de apoyo desistió del proyecto. “No es un secreto que a las mujeres se nos ha complicado un poco incursionar en la música vallenata. Sin embargo, estuvimos insistiendo por más de 10 años con el grupo, pero finalmente las disqueras no nos respaldaron más. Yo he seguido tocando mi acordeón, amenizo parrandas, y este año he venido a reivindicarme en nuestro folclor con la corona en la categoría de Acordeonera Mayor”, dijo la ganadora de festivales importantes como el Cuna de Acordeones en Villanueva (La Guajira).

Madeleine es uno de los retoños de Hidelmaro Bolaño, conocido como el ‘Decano del Acordeón’, hijo de Chico. Anteriormente venía haciéndole barra a su sobrino en el Festivallenato, pero con la apertura de la categoría femenina comenzó a prepararse y este año ambos están en la disputa. “Siempre estamos compartiendo criterios y enriquecemos lo aprendido, unificamos criterios básicamente”, dijo la experimentada digitadora.

“Para mí es un orgullo representar mi dinastía, sobre todo porque soy la única acordeonera de los Bolaño, mi anhelo es ganar y que la dinastía se vea bien representada, sé que lo voy a lograr con la ayuda de Dios. Tengo discos de mi abuelo Chico Bolaño que interpretaré como Catalina Daza, también algunos de Lorenzo Morales, Alejo Durán y Sergio Moya, soy amante de la nota raizal”, agregó.

Sobre su herencia musical destacó que posee la cadencia tradicional y que conserva esa nota pura de principio a fin. Esa, sostiene, es su gran fortaleza.

Al preguntarle sobre lo que representa Chico Bolaño para ella, recalca que “es el juglar más grande que ha tenido la música vallenata, él fue quien dividió los cuatro aires, un gran descubrimiento que nadie puede refutar, Chico con la marcación de los bajos hizo historia”.

En cuanto a sus contrincantes señaló que demostraron un gran nivel en su primera salida y por eso deberá sacar sus mejores notas en esta dura pelea, para convertirse en la nueva reina del acordeón”.

Sigue los consejos de su tía

El acordeonero riohachero Edgardo Bolaño Gnecco este año completa su quinto intento por conquistar la categoría Aficionado. A la capital mundial del vallenato llegó acompañado del cajero Jhose Cubillos y del guacharaquero Andrés Santero. Tiene 24 años y pasó a las semifinales.

“Mi tía y yo venimos a competir en el Festival Vallenato para demostrar que ese legado que recibimos de Chico se mantiene vivo. En mis presentaciones siempre incluyo sus canciones, esa es la bandera que llevo, temas como Catalina Daza, El padre Serrano, La chulavita y El cohito, las cuales me gusta dar a conocer, siempre ando defendiendo lo mío”, dijo el ganador en 2014 de la categoría juvenil del Festival Francisco El Hombre.

Edgardo manifestó que el estilo de Chico parece que no es común entre los jóvenes, porque su pariente no alcanzó a grabar, pero aun así él lo aprendió de su abuelo Hidelmaro Bolaño, quien le enseñó muchas canciones, las caídas en la puya, la agresividad en el paseo, la cadencia y la armonía.

Este joven que también ha conquistado el Festival de Hatonuevo y Guayacanal, en La Guajira, además del Festival Universitario Nacional Ascún, señala que admira mucho a su tía Madeleine a quien definió como una guerrera que ha trabajado duro por el vallenato. “Me ha compartido sus conocimientos y trato de aplicar cada consejo que me da. Me alegra que esté compitiendo, ella antes me apoyaba mucho y me hacía barra en el Festival Vallenato, pero ahora se animó a engrandecer la participación de nuestra dinastía, así que la estoy apoyando con el corazón”.

La grandeza de Chico Bolaño
Retrato del juglar vallenato Chico Bolaño. Cortesía

Francisco Irenio Bolaño Marzal, nació en 1902 en El Molino (La Guajira), y en los años 20 ya era un gran acordeonero y posteriormente se dedicó a explicar la diferencia entre los cuatro aires vallenatos. Además creó la estructura consistente en estrofa, coro y estribillo en la música vallenata, esto se aprecia en la canción Catalina Daza, grabada por Iván Villazón y el recién fallecido Rey Vallenato, José María ‘Chema’ Ramos en la producción El vallenato mayor.

El compositor villanuevero Rosendo ‘Chendo’ Romero, quien iba a ser tributado en esta edición 53 del Festival Vallenato, es uno de los conocedores de los aportes que hizo Chico Bolaño a la música vallenata. “Fue el que enseñó la diferencia que había en los cuatro aires vallenatos, especialmente cómo se ejecutaban en los bajos la parte armónica. El propio Alejo Durán dijo que no sabía tocar puya y fue Chico quien lo enseñó. El maestro Pacho Rada, quien era el gran maestro para enseñar a ejecutar el son, dijo que el primero al que había escuchado tocar los cuatro aires fue a Chico. Emiliano Zuleta Baquero dijo que el músico que le infundía respeto era Chico. Luis Enrique es el patrón actual porque creó el esquema para tocar la música vallenata, pero antes de él estuvo Chico, uno de los pilares fundamentales”.

El investigador cultural, Celso Guerra Gutiérrez, se refirió a la importancia del juglar Chico Bolaño en la música vallenata. “Fue uno de los que le dio horma al vallenato, lo llenó de identidad al fusionar el bajo con los pitos, anteriormente se tocaba acordeón exclusivamente con los pitos. Por muchos rincones de la Costa se escucha hablar de esta figura y de sus aportes, lo que pasa es que no es tan popular debido a que no grabó, quien sí adoptó su estilo y grabó los primeros bajos en la música vallenata fue Luis Enrique Martínez, El Pollo Vallenato, quien se popularizó con sus acordes. Antes pensaban que los bajos servían para decorar el acordeón, pero Chico y Luis Enrique con su creatividad lograron un estilo propio”.

Los profesionales entraron en acción

Los acordeoneros profesionales saltaron a la arena. Los gallos del acordeón, como se les conoce a los digitadores que participan en esta categoría, hicieron sentir el sonido de los pitos y bajos, los cuales retumbaron desde las 9:00 a.m. en el auditorio Pablo Marmolejo de la Universidad del Área Andina de Valledupar.

El encargado de inaugurar esta categoría en la edición 53 del Festival de la Leyenda Vallenata fue  el valduparense Javier Rodrigo Álvarez Orozco, quien estuvo acompañado en la caja por José Murgas y en la guacharaca por Reinaldo Ortiz. Álvarez abrió el fuelle del acordeón para interpretar el merengue ‘Rosita’ y el paseo ‘La loma’.

En el mismo escenario se presentaron las mujeres que disputan la corona de la categoría Acordeonera Mayor. De las seis participantes que estaban citadas para esta pugna, Maribel Cortina, excompañera de Patricia Teherán, fue la única que se ausentó.

La bolivarense Yeimi Arrieta, quien por segundo año consecutivo disputa la categoría, abrió el telón acompañada del cajero Alberto Camacho y el guacharaquero Jorge Daza.

En la escuela de Bellas Artes los verseadores también comenzaron su pique, en medio de versos libres y algunas temáticas ligadas a la pandemia y la virtualidad del Festival

Primeros clasificados y lo que se viene

Luego de que los  acordeoneros participantes en la categoría Aficionados ejecutarán los cuatro aires, se dieron a conocer los 10 semifinalistas. Ellos son: Juan Andrade, Edgardo Bolaño, Jorge Vergel, Augusto López, Kevin Gómez, José Satoque Fernández de Castro, Ramón Lemus, Andrés Valega, Camilo Cogollo y Edwin Medina. Este viernes en horas de la mañana se presentarán en la Casa de la Cultura y los mejores disputarán la final en la noche. Lo mismo ocurrirá en piqueria.

En cuanto a los acordeoneros profesionales y las mujeres,  interpretarán el son y la puya desde el auditorio Pablo Marmolejo de la Universidad del Área Andina. Todas las competencias se pueden observar en la página web del festival.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
Ver el especial

Más noticias de:

  • acordeon
  • Acordeoneros
  • festival vallenato
  • música vallenata
  • Vallenato
La sesión ha sido cerrada con exíto
Por favor, complete su información de registro aquí
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1) Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2) Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3) EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4) Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web