El Heraldo
Ceremonia religiosa en el Teatrino Plaza de la Paz.
Alejandro Rosales
Sociedad

“Podemos darnos el lujo de decir que esta ciudad fue visitada por un santo”

En el Teatrino Plaza de la Paz se ofició una ceremonia religiosa para celebrar los 35 años de la visita de Juan Pablo II a Barranquilla. 

Con una celebración litúrgica conocida como ‘Tedeum’ en el Teatrino Plaza de la Paz se celebraron los 35 años de la visita del papa Juan Pablo II la ciudad.

El Tedeum es un “himno litúrgico solemne de acción de gracias de la Iglesia católica”.

El acto fue presidido por el párroco de la Catedral Metropolitana María Reina, Dagoberto Rhenals.

“Hace 35 años el papa Juan Pablo II visitaba a la ciudad de Barranquilla y desde el balcón de nuestra Catedral María Reina, inauguraba y bendecía esta hermosa plaza cuyo nombre evoca el deseo de todos los colombianos de tener una nación en paz y justicia para todos”, expresó el sacerdote al iniciar la ceremonia.

Rhenals resaltó que este es un acontecimiento muy significativo para la ciudad. A su vez, el sacerdote invitó a los feligreses a mantener la Plaza de la Paz como “signo y recuerdo permanente de la necesidad de que tenemos de paz en nuestros corazones, hogares y país”.

Después de los feligreses leyeran la primera carta del apóstol San Pablo a Timoteo y se realizará la lectura del evangelio, según San Lucas, el sacerdote re refirió al extracto del video del saludo del papa Juan Pablo II en el balcón de la Plaza de la Paz.

“El señor Jesús nos convoca en esta hermosa plaza para que juntos, todo el pueblo de Dios, manifestemos nuestra alabanza a él (…) por eso hacemos un tedeum adoramus”.

El religioso definió que esta es una oración muy antigua que viene “de los tiempos de San Agustín y San Ambrosio” que es utilizado por la iglesia católica para “darle gracias a Dios porque ha sido bueno”.

De acuerdo con el religioso, este término del latín se traduce en español como “te alabamos a ti oh Dios”

“Aún en el dolor experimentamos su misericordia, especialmente en este tiempo de pandemia en el que hemos perdido tanto, pero también ciertamente hemos ganado tanto”.

Rhenals expresó también que la ciudad se puede dar el lujo de decir que recibió la visita de un santo. Cabe recordar, que el sumo pontífice estuvo en Barranquilla el 7 de julio de 1986 para cerrar una gira de siete días en el país.

“En esa visita se autoproclamó mensajero de paz e invitaba a todo el pueblo colombiano a construir esa paz”.

El sacerdote recordó alguna de las frases que ofreció el hoy proclamado santo por la iglesia católica. El Papa Juan Pablo II dijo: “Como mensajero de la paz de Cristo, tengo el gusto de encontrarme en esta plaza de la paz cuyo nombre aúna aún hoy más que nunca los anhelos de todos los colombianos. He querido ser en todas partes pregonero de la paz de Cristo (…) solo él es capaz de derribar los muros de la enemistad y hacer de nosotros hombres nuevos, reconciliados con el padre por medio de la cruz”.  

El sacerdote reconoció este espacio como un lugar donde confluyen los ciudadanos para compartir, dialogar y hasta para expresar sus ideas a través de diferentes manifestaciones.

En medio de la ceremonia, se reconoció también el papel que desempeñó el hoy obispo auxiliar emérito de Barranquilla, monseñor Víctor Tamayo, quien negociaba con las personas que habitaban en los terrenos que actualmente hacen parte de la Plaza de la Paz.

Al término del oficio religioso, la secretaria de Cultura del Departamento, Diana Acosta ofreció unas palabras de agradecimiento y resaltó el trabajo con el que se logró que se construyera la Plaza de la Paz.

De igual forma, la funcionaria resaltó este espacio como un punto de encuentro para que los barranquilleros y atlanticenses disfruten y debatan en sana conviviencia.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.