"Justo en la hora pico del mediodía, los vendedores de verdura del centro se sentaron en la calle 27 y ocasionaron monumentales bloqueos en la ciudad.

Sin la más mínima intención de una tregua navideña, la Alcaldía de Montería, en cabeza de Carlos Eduardo Correa, ordenó ayer un operativo contra los vendedores estacionarios de verduras y frutas de la calle 31 con carrera cuarta, Centro, alrededor del negocio de razón social Carnecol, y a través de la Policía les decomisaron las carretas y la mercancía que ofrecían a los clientes.

Para colmo de males, al negocio que atrae a los pequeños comerciantes sí le permitieron la instalación de un local adicional para vender verduras, por encima – presuntamente – de las especificaciones del Plan de Ordenamiento Territorial. Muchos comparan la esquina con otro mercado dentro del centro, aunque el propietario del establecimiento estaría amparado por el permiso de uno de los gobiernos anteriores.

Los pequeños comerciantes sin carretas, sin verduras y endeudados – porque trabajan con plata de los cobradiario – no tuvieron otra opción que sentarse en la calle 27 con carrera cuarta, con el pavimento hirviendo, para manifestar de forma pacífica por lo que llamaron un atropello de la Alcaldía y lo peor, el silencio rotundo toda vez que ningún funcionario los atendió.

El decomiso en camiones del espacio público con el respaldo de la fuerza disponible de la Policía, fue a las 10:00 a. m. y hora y media más tarde los vendedores acudieron a las vías de hecho, lo que causó traumatismos en el centro de la ciudad por tratarse de la hora pico cuando la movilidad es más afanosa. La manifestación se suspendió después del mediodía.

“No nos entregan siquiera una orden de decomiso, esto es un atropello porque nosotros no comercializamos nada ilegal para que nos incauten nuestros productos. Se trata de plátano, yuca, verdura, frutas. Nos llevan hasta los antimotines, nos encierran como si se tratara de un operativo contra delincuentes, la Policía nos atropella, nos insulta y los funcionarios de la Alcaldía no nos dan la cara. Nosotros no estamos robando”, dijo Linda Luz Bolemos, una de las afectadas.

FALTA POLÍTICA PÚBLICA
Para el Concejal Omar Darío Lozano, el círculo vicioso de decomisar la mercancía de los verduleros y retirarlos de los alrededores de Carnecol, aunque al día siguiente regresen, es producto de la falta de una política pública clara.

“Es falta de ordenamiento y buen uso del espacio público. Aquí no se está cumpliendo el uso del suelo como en las grandes ciudades. A Montería le pueden hacer los andenes más bonitos del mundo, pero si no se regula el tema del espacio público no resultan los proyectos que pretenden darle prioridad al peatón”, precisó el cabildante.

SIN PLAN DE REUBICACIÓN
Al inconformismo de los comerciantes se suma que las administraciones de turno han procedido con el decomiso de los productos, pero no les ofrecen una alternativa de reubicación que garantice los mismos ingresos.

“Me quitaron el sustento de mi hija y de mi familia. Hace tres meses pasó lo mismo y lo peor es que es un negocio a crédito. Siempre usan la fuerza”, dijo Jairo Baltazar, otro de los vendedores.

Al cierre de esta edición la Alcaldía no se había pronunciado y los vendedores se habían disuadido hacia sus casas en busca de otra alternativa para subsistir en Navidad.

Al Día Montería

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.