Últimas noticias

Decenas de venezolanos duermen diariamente en el parqueadero y alrededores de la Terminal de Transportes.
02:39

Plan para atender a los retornados y migrantes...

Las autoridades decomisaron 2.432 kilos de coca.
01:56

La droga estaba camuflada dentro de un cargamento de madera...

Cancha principal del Parque de Raquetas, ubicado al norte de la ciudad.
01:10

Gonzalo Baute, secretario distrital de Deportes, indicó que...

Ibáñez ofreció una conferencia sobre el papel de las instituciones regionales en el posconflicto.
00:44

La reparación a las víctimas es uno de los procesos...

Render que muestra las atracciones del Parque Édgar Perea, ubicado en el barrio Ciudadela 20 de Julio.
00:44

Antes de finalizar este año, el Distrito espera entregar...

Edificio central del Fondo Nacional del Ahorro en Bogotá.
00:35

Ente de control dice que recursos del Fondo Nacional del...

Teóricos del marketing se han dedicado a estudiar este fenómeno.
00:29

Las marcas cada vez miran más de cerca esta forma de...

Uno de los bloques de la Universidad del Atlántico en la sede norte.
00:25

La elección por un cupo en el Consejo Superior de la...

Agentes de la Policía de Infancia, durante una campaña de prevención.
00:21

Comunidad exige mayor control en las instituciones...

Modelo de las máquinas que adquirió el Distrito.
00:17

Tienen un elevador especial para rescate en edificios como...

El titulo es:La encrucijada de las Farc por el nombre de su partido político

La encrucijada de las Farc por el nombre de su partido político

Al mantener la misma sigla, el nuevo partido se cohesiona internamente, pero se enfrenta al reto de romper el estigma tras más de 50 años de lucha armada.  

X

Te leo

Es un servicio exclusivo para usuarios registrados en nuestro portal.Te invitamos a crear una cuenta. Si ya la tienes, por favor inicia sesión para comenzar a usar este servicio.
Iniciar sesión

Al mantener la misma sigla, el nuevo partido se cohesiona internamente, pero se enfrenta al reto de romper el estigma tras más de 50 años de lucha armada.  

Los 1.200 delegados de las Farc que se dieron cita durante cinco días esta semana en la ciudad de Bogotá para decidir los lineamientos del nuevo partido político, tuvieron entre sus álgidas discusiones un tema de vital importancia para el futuro de esa colectividad: escoger el logo y el nombre con los que se le identificará, ahora que recorrerá el camino de la política legal.

La decisión no era un asunto menor. A partir de ella, el movimiento tenía que resolver la encrucijada de elegir entre mantener la unidad al interior de sus bases, o ampliar sus apoyos políticos externos. Además, se estaba jugando su imagen frente a una población expectante por confirmar si lo que vendría sería un cambio o una especie de continuismo. 

Para nadie es un secreto la carga negativa que muchos colombianos tienen respecto a las Farc por los hechos de violencia que cometieron en los más de 50 años de guerra contra el Estado; por tanto, la elección del nombre se configuraba, de alguna forma, en la oportunidad para dar un primer paso en la estrategia política de ‘ganar puntos’.

Lo que se estableció

Los delegados del congreso constitutivo tuvieron la oportunidad de considerar, en cuanto al nombre, dos opciones de las cuales resultaría una definitiva. 

Por un lado, estaba la opción ‘Nueva Colombia’, impulsada por  Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, y, por otro, la de mantener la sigla ‘Farc’, aunque con un significado diferente, que tuvo el apoyo de la llamada ‘línea dura’ de Iván Márquez y Jesús Santrich. 

La diferencia de la votación habló por sí misma. Con 628 comicios, la mayoría del congreso determinó que el nuevo partido se llamaría Fuerza Alternativa Revolucionara del Común, Farc. La otra opción, ‘Nueva Colombia’, obtuvo tan solo 264.

La razón de las siglas

Ahora bien, ¿por qué la balanza se direccionó a mantener las antiguas siglas? De acuerdo con los analistas, en la decisión ganó la necesidad de mantener  todo el bagaje histórico e identitario que significó llevar por tanto tiempo esas siglas, cuestión que a la vez implicó perder en términos de imagen con el común de la gente. 

Tal como afirmó Juan Carlos Rodríguez, codirector del Observatorio de la Democracia de la Universidad de  los Andes, para las Farc “era muy difícil satisfacer simultáneamente los dos propósitos de mantener la cohesión en su interior, por un lado, y mejorar sus prospectos electorales, por otro”.

“Las Farc, en parte por la forma como tomaron la decisión (con votación de sus miembros), simplemente optó por el segundo”, concluyó Rodríguez.  

Por su parte, para Luis Fernando Trejos, director del Instituto de Desarrollo Político e Institucional de la  Universidad del Norte, que la exguerrilla haya decidido mantener su identidad interna “es reflejo de que la militancia que estuvo en armas es la misma que se va a trasladar al escenario político, y desde ese punto de vista, mantener las siglas significó que se mantiene viva toda una historia y unos símbolos”.

Por lo tanto, añadió Trejos, la apuesta que hizo la exguerrilla fue a nivel interno, pues al cambiar las siglas “se hubieran borrado 53 años de historia que ellos construyeron a partir de metarrelatos y héroes propios, como por ejemplo   Manuel Marulanda”.

El propio Iván Márquez, en una rueda de prensa al finalizar el congreso, afirmó que “a pesar de que para algunos las siglas representaran algo negativo, estas simbolizas nuestro pasado histórico que no se va a desdibujar. Vamos a continuar con el conflicto, pero en otro terreno, en el de la política legal”. 

 

Miembros de la nueva Farc luego de la rueda de prensa de clausura del congreso constitutivo de su partido.
Miembros de la nueva Farc luego de la rueda de prensa de clausura del congreso constitutivo de su partido.

¿Una decisión conveniente?

Electoralmente hablando, muchos analistas coinciden en que fue un gran error de las Farc el haber decidido mantener sus siglas. 

De acuerdo con José Penso, experto y consultor en marketing político, “si bien el movimiento escogió seguir con su marca pensando en un posible nicho cercano, al momento de analizar el contexto más amplio, esa misma marca no es favorable, pues despierta sentimientos negativos en la mayoría del electorado”. 

“Si ellos pensaban ampliar su base han debido hacer una marca mucho más amplia e incluyente que a la vez permitiese dejar atrás el pasado de violencia del nombre Farc”, puntualizó el experto. 

Un elemento que añade Luis Trejos es el hecho de que haber mantenido  las siglas también es reflejo del amplio desconocimiento que las Farc tienen del quehacer político del país. 

“Es innegable que ellos están haciendo tránsito a un mundo que desconocen totalmente que es el de la política legal; esa política legal se define en Colombia en escenarios urbanos y no rurales. No se trata solo del tránsito de la política ilegal a la legal, sino del tránsito del mundo rural al mundo urbano, lo cual les va a implicar algunos tropiezos y todo un proceso de adaptación”, señaló Trejos. 

Con todo esto, el nuevo partido político de las Farc surgido de la desmovilización se juega su futuro político, y se enfrenta a unas elecciones congresionales y presidenciales que se desarrollarán en menos de un año. 

Noticias más populares

  • EN EL HERALDO
  • EN Política
  • EN VÍDEOS
  • EN FOTOS
¡Hola!

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
¿Quieres recibir notificaciones?
Si
No
Continuar al sitio

Recuerda que puedes usar tu cuenta de EL HERALDO en cualquiera de nuestros portales:

Inicia Sesión
Regístrate
La sesión ha sido cerrada con exito
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
Ya soy suscriptor web