El Heraldo
Una de las salas del museo en las que se observan cuadros de personajes de la época. Orlando Amador
Barranquilla

Tras embargo, Distrito dice que busca plan para salvar el Museo Romántico

Distrito embargó el Museo Romántico por deuda de la Valorización 2012 • Esposa del historiador afirma que no tienen para pagar ni los servicios públicos.

Entre libros, retratos y reconocimientos al historiador Alfredo De la Espriella, director del Museo Romántico, su esposa Gloria De la Espriella habla de la decadente situación económica por la que pasa la casona ubicada en el bulevar del Prado, lugar que ha guardado por más de 40 años la historia de Barranquilla.

Ayer se conoció que la Administración Distrital decidió embargar el Museo por una deuda de $8.123.700 de la Valorización de 2012, a lo que Gloria responde que “en este momento no se puede hacer nada porque no tenemos con qué”.

En diálogo con EL HERALDO, señala que el inmueble “se está viniendo abajo” ya que no tienen las condiciones económicas para hacer los trabajos de refacción que necesitan  sus instalaciones.

“A un mueble de Gabriel García Márquez hay que hacerle un arreglo que vale unos $90.000; las ventanas y las puertas de madera están deterioradas; al piano le falta una pata y lo único que hay en el museo son cinco mil pesos”, dice.

Y agrega: “El segundo piso está casi que en el suelo. Cuando caiga una fuerte lluvia no va a quedar sino el nombre”.

Al Museo Romántico, cuenta esta bogotana que vive en Barranquilla hace más de 30 años, se han acercado varías personas con “la intención de ayudar”, pero apenas se enteran de que hay un testamento “se desaparecen”.

“El testamento dice que el Museo pertenece a la fundación de la que Alfredo es director de por vida, entonces yo lo que entiendo con ello es que las personas que quieren ‘ayudar’ vienen en realidad es por la casa”.

El historiador y cronista Alfredo De la Espriella se encuentra ajeno a toda esta situación, pues los 90 febreros que ha vivido –nació el 6 de febrero de 1926 en Ciénaga, Magdalena–han hecho que la memoria vaya y venga como un viaje intermitente. Sentado en su mecedor le pregunta a Gloria “¿a qué hora voy a ir a abrir el Museo?”, pues él espera paciente que algunos curiosos visitantes vayan a empaparse de la historia de su ciudad.

“El Museo es la vida de Alfredo”, repite, una y otra vez, su mujer, quien lo ha acompañado a lo largo de los años en un proyecto al cual ha entregado su vida, pero que asegura “Barranquilla no le  agradece” eso a su esposo.

La casa donde funciona este lugar lleno de historias fue una donación de las hermanas Carmen y Esther Freund Strunz y, según Gloria, guarda tesoros que “no los tiene nadie en Barranquilla, hasta una invitación al funeral de Simón Bolívar hay, pero la gente no valora eso”, recuerda con voz paciente y resignada.

Hace unos años la visita al Museo estaba en todos los cronogramas escolares para que los estudiantes conocieran parte de la historia que guarda cada rincón de la casa, hoy ya no es un plan académico.

Don Alfredo De la Espriella en el patio del museo.

“Antes venían tanto los colegios y había momentos en los que tocaba devolverlos y asignarles otras horas porque los estudiantes no cabían, los buses parqueados en las puertas esperaban a que salieran, en cambio ahora no viene ninguno. No sé cuál es la razón por la que dejaron de venir”, dice Gloria.

Esos convenios suplían algunos de los costos que tiene la edificación, pero con el repentino abandono de las instituciones el dinero “no alcanza para saldar” los servicios públicos.

“Pago la luz y el agua de mi bolsillo porque no puedo permitir que las corten, el teléfono está cortado hace ocho meses, pero no puedo permitir que Alfredo se me muera del calor allá” sostiene. La mujer dice, además, que el futuro del Museo es incierto porque si bien en algún momento hubo “personas muy queridas que trabajaban por su correcto funcionamiento, casi todos han muerto y solo quedamos Alfredo y yo. No sé qué va a pasar”.

Destaca la colaboración que recibió de las administraciones distritales anteriores para mantener el inmueble, pero asegura que no sabe “por qué en esta todo ha sido diferente”.

“Yo lo único que espero es que a Alfredo se le olvide el Museo, porque sé que en un tiempo eso va a suceder. Solo espero que no le pase (al Museo Romántico) lo que pasó con el Coliseo Cubierto y ahora quién sabe con el Amira De la Rosa, edificaciones maravillosas que guardan parte de la historia de esta ciudad”, alega Gloria De la Espriella.

“Si yo quisiera salir de ese Museo le dijera a Alfredo todos los días que es domingo para que se le olvide y yo sé que lo va a hacer, pero no es la idea porque yo sé el amor que le tiene. Ha trabajado toda la vida por él”, concluye.

Entradas

Gloria de la Espriella dice que la gente todavía piensa que la entrada al Museo Romántico cuesta $5.000, porque no han tenido como actualizar la cifra. “Cuesta $10.000 para los adultos y $5.000 para los niños, pero como no tenemos internet no hemos podido modificarla”, señala.

Salvar el tesoro de la memoria de la ciudad

Carlos Alberto Montoya, asesor de la secretaría de Cultura del Distrito, dice que tienen “toda la disposición de salvar” el Museo Romántico. Señala que siempre han tenido las puertas abiertas y la voluntad para atender y trabajar de la mano con la familia De la Espriella.

“En años anteriores ha habido una especie de convenio con ellos en compra de boletería. Hay que entender que ellos son una entidad privada y no podemos realizar inversiones de manera unilateral”, señala.

Montoya sostiene que si el Museo cumple con las garantías necesarias, se puede firmar un convenio. Por ejemplo, que tengan un horario permanente establecido, pues de esta manera incentivarían el ingreso de los estudiantes de las diversas instituciones públicas y privadas. Montoya anuncia una reunión para la próxima semana con el fin de tratar este caso.

El economista y columnista Rodolfo Zambrano dice que el Museo Romántico se ha ido deteriorando porque carece de ingresos y algunos gastos que demanda su sostenimiento son pagados con las pensiones de Alfredo de la Espriella y su esposa Gloria. “Si no hay aportes públicos o de asociaciones privadas, el Museo no tiene ingreso para subsistir y es una lástima porque es un tesoro de la memoria de la ciudad”.

En opinión de Zambrano la solución a los problemas de la institución está en que lo adopte un ente público con recursos para ello, o que algunos empresarios hagan lo mismo.

Excención tributaria

En diálogo con EL HERALDO, el gerente de Gestión de Ingresos del Distrito, Fidel Castaño, aseguró que el Museo por ser un bien privado y considerado de interés cultural, “goza de una exención del 90%” de la Valorización.

A pesar de la crisis en la que se encuentra este escenario cultural, que tiene un ingreso promedio de $250.000 mensuales, Castaño agregó que “estamos dispuestos a conversar con los dueños para, finalmente, llegar a un acuerdo de pago”.

“Hay que buscar soluciones y las vamos a ofrecer de la manera más cómoda”, manifestó el funcionario.

En días pasados, la Alcaldía de Barranquilla había anunciado embargos financieros y de bienes a 14.336 contribuyentes morosos del Impuesto Predial de la vigencia fiscal 2016 y la Valorización 2012.

Estamos en disposición de buscar alternativas de solución: Alcalde Char

El alcalde Alejandro Char Chaljub aseguró que el Distrito de Barranquilla tiene “toda la disposición para buscar alternativas y solucionar de fondo la situación del Museo Romántico”.

Las declaraciones del mandatario local las entregó tras el embargo impuesto a la institución por $8.123.700 que adeuda al Distrito por concepto de la Valorización 2012.

“A través de la secretaría de Cultura, Patrimonio y Turismo se ofertan programas de estímulo a la gestión y las prácticas culturales, a los que puede aplicar el Museo Romántico a través de proyectos específicos, a fin de obtener recursos que le permitan renovarse y operar de manera sostenible”, dijo Char.

El mandatario manifestó que las puertas están abiertas para que Alfredo de la Espriella y la junta directiva de la Fundación Museo Romántico concerten estas opciones con la secretaría de Cultura, porque “reconocemos la importancia de esta institución cultural y el invaluable aporte de su fundador a la preservación de la memoria local”.

Por último, el Alcalde ratificó que, como Distrito, tienen todo el interés para que el Museo pueda seguir cumpliendo con su “importante labor” en la ciudad.
 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.