El Heraldo
Trabajos de descargue de los equipos del parque eólico Guajira 1 que estará ubicado en el Cabo de la Vela. Cortesía
La Guajira

Energías renovables son la nueva bonanza de La Guajira

Esperan con expectativa la construcción de infraestructura para proyectos de generación de energía con fuentes renovables no convencionales.

La Guajira ha pasado por varias bonanzas a lo largo de su historia. Sus habitantes han gozado con unas, pero con otras han sufrido; sin embargo, siempre está la expectativa de que pueda llegar la que permita que el progreso llegue a esta región y su bienestar pueda igualarse a las bellezas naturales que posee.

Desde hace varios años se anuncia una nueva bonanza para esta región, la de energías renovables y limpias. El departamento ha sido considerado el de mayor potencial e incluso es calificado como el territorio propicio para generar toda la energía que necesitaría Colombia.

Por eso, en el marco de esta transición energética, ya comienzan a materializarse varios proyectos que han venido gestándose desde hace algún tiempo.

Uno de ellos es Guajira 1, cuyas turbinas y aerogeneradores llegaron a La Guajira, a través de Puerto Brisa, el pasado 20 de junio, un acontecimiento que no podía pasar desapercibido, debido a la importancia que tiene. Este será el primer parque eólico a gran escala que se instalará en el país, después de 17 años, cuando se instaló el Jepirachi de EPM.

El presidente de la república, Iván Duque, durante su visita a La Guajira, tuvo su primera escala precisamente en Puerto Brisa. Desde allá aseguró de forma decidida que “La Guajira será la puerta de entrada a las energías renovables”.

El proyecto

El Parque Eólico Guajira I estará localizado en el corregimiento del Cabo de La Vela, municipio de Uribia, en la Alta Guajira, aproximadamente a 11 km al occidente de Puerto Bolívar, a 12 km al oriente del Cabo de La Vela y a una distancia del casco urbano del municipio de Uribia de 65 km.

Tendrá una capacidad de 20MW, 10 aerogeneradores y una extensión de 5,5 hectáreas.

Guajira 1 será construido por el grupo español de infraestructuras, energía, servicios y telecomunicaciones Elecnor para la empresa Isagen, contará con 10 turbinas Vestas de 78 metros de altura y tendrá una potencia unitaria de 2MW cada una que estarán conectadas a una subestación elevadora.  

A Puerto Brisa arribaron nueve aerogeneradores y 30 hélices en el buque Malcom, el cual recorrió diferentes destinos y puertos de Europa recogiendo las piezas, según explicó Sandra Chalita, gerente comercial del puerto.

Precisó que el buque estuvo aproximadamente una semana, ya que el proceso de bajar los aparatos tuvo que ser cuidadoso y por lo tanto debió ser lento.

Indicó que se aspira a que este semestre arriben dos parques más, el de Wimpechi y el Alpha.

Puerto Brisa fue escogido porque está estratégicamente ubicado en el municipio de Dibulla, cuenta con un muelle de 380 metros y un viaducto de 1,8 kilómetros, además de una capacidad de almacenamiento de 354 hectáreas. 

Se espera que el parque Guajira 1 entre en operación comercial en el primer trimestre de 2022 y pueda brindar energía a unas 33 mil familias colombianas, según informó el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa.

“La llegada de estas primeras turbinas a La Guajira son un paso más que nos permitirá, junto a la Ley de Transición Energética y una nueva subasta de renovables, seguir ampliando la capacidad instalada de Colombia en este tipo de energía, haciendo su matriz eléctrica más resiliente y amigable con el medio ambiente”, aseguró.

Oportunidades de empleo

Las comunidades de la zona donde estará ubicado el parque eólico Guajira 1 tienen la esperanza de poder acceder a empleos formales para sus miembros.

Efectivamente, Isagen informó a EL HERALDO que, de acuerdo con la política de contratación de mano de obra calificada y no calificada, se contrata en primera instancia a personas de las tres comunidades del área de influencia directamente impactadas por el proyecto (Taruasaru, Mushalerrain y Lanshalia).

En segundo lugar, se tendrán en cuenta a las comunidades del corregimiento del Cabo de la Vela, y en tercer lugar a personas en Uribia, municipio del área de influencia directa del proyecto, y finalmente a personas del departamento de la Guajira.

La empresa aseguró que el proceso de consulta previa ya se surtió en los términos establecidos por la ley, con las comunidades Taruasaru, Mushalerrain y Lanshalia.

“Actualmente, en la etapa de construcción se hace seguimiento al cumplimiento de los acuerdos en el Comité Administrativo y de Convivencia, el cual está conformado por representantes de las comunidades, autoridades tradicionales, los garantes y la Autoridad Nacional de Consulta Previa”, explica Isagen.

Como parte de los acuerdos de la consulta previa, el beneficio para las comunidades incluye entre otros la compensación por uso del suelo, una inversión voluntaria en función de la generación anual y de los ingresos por certificados de reducción de emisiones.

A la fecha se han desarrollado 12 reuniones del comité administrativo y de convivencia, una instancia clave de concertación y participación para el relacionamiento armónico con las comunidades, en respeto de sus usos y costumbres.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.