El Heraldo
Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Cortesía
La Guajira

CIDH admitió demanda del pueblo wayuu por supresión de las regalías

El organismo internacional sugirió a las partes que logren concertación antes de un fallo y el abogado de la demanda sostiene que sería mucho dinero.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos admitió una demanda de nulidad del acto legislativo 05 con el cual el Gobierno colombiano terminó con las regalías que venían beneficiando entre otras poblaciones a la comunidad indígena wayuu de La Guajira, la cual quedó sin mayores posibilidades de desarrollo cuando entró en vigencia la decisión gubernamental.

Los indígenas vienen con una serie de problemas de diferentes órdenes, pero sin las regalías, su anhelado despertar al desarrollo se hizo casi imposible y ya no había mucho para aliviar sus penas.

Fue cuando empezaron a presentarse demandas por la cantidad de muertes, principalmente entre niños indígenas de La Guajira. Los tribunales judiciales fallaron obligando al Gobierno a invertir en la solución de los problemas. Uno de esos fallos es la sentencia de la Corte Constitucional T 302 donde se obliga a darle solución.

También se produjo la declaración del Estado de cosas inconstitucionales y con eso se pensó que entonces habría inversión social y de infraestructura sanitaria y agua potable, pero no hubo una solución integral. La misma CIDH profirió una serie de medidas cautelares que debían ser cumplidas por el Gobierno Nacional, pero han sido más las reuniones que las soluciones.

Demanda por terminación de regalías

El abogado José Manuel Abuchaibe, oriundo de Riohacha, al observar que los fallos nacionales no son tenidos en cuenta y que los nativos siguen muriendo sin solución y la condición de la mayoría de los que habitan la Alta Guajira es bastante crítica, decide salir del circulo legal colombiano y se va a la Oficina General de la CIDH Washington donde presenta la demanda pidiendo la nulidad del acto legislativo 05 que acabó con las regalías.

Abuchaibe Escolar argumenta que las regalías directas que recibía La Guajira eran el principal sustento de los indígenas y sin ellas la extinción de la etnia es más próxima. Hace más de un año presentó la demanda y ahora le acaban de dar la sorpresa de la admisión.

Que haya concertación entre las partes

La demanda de Abuchaibe, no solo fue admitida, sino que la Comisión le pide a las partes que se sienten a concertar y logren un acuerdo que termine con el litigio.

“Tenemos todas las de ganar, por ser los wayuu una etnia minoritaria debió ser consultada por el Gobierno cuando iban a expedir el decreto que terminó con las regalías, eso no se produjo y violaron los derechos de esta raza, los cuales están consagrados en los tratados internacionales que han sido suscritos por el Gobierno Nacional, no hay nada que hacer, nos tiene que llamar el Gobierno a conciliar para evitar que haya un desbarajuste financiero con un fallo de la CIDH”, dice el abogado.

El abogado guajiro indicó que ya ha notificada de la admisión de la demanda y la solicitud de la CIDH al gobernador y los parlamentarios, para que con sus equipos jurídicos empecemos a preparar cuáles serán las exigencias que planteará La Guajira a la hora de un conciliación. “Yo estoy seguro que esto será un gran amanecer para la Guajira, estamos hablando de lo dejado de percibir desde 2012 y eso son varios billones de pesos”, indicó.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.