El Heraldo
Por la pandemia de la covid-19 cientos de reos han sido beneficiados de la excarcelación ordenada por Minjusticia.
Archivo
Judicial

Excarcelación: ¿Cómo afectó la seguridad en Barranquilla?

En lo que va del año, han capturado por homicidio a ocho personas que tenían casa por cárcel por el mismo delito.

La emergencia sanitaria originada por la covid-19 obligó al Gobierno nacional, a través del Ministerio de Justicia,  a tomar diversas medidas para mitigar la propagación del virus en el interior de los centros penitenciarios del país, pues el hacinamiento sobrepasaba el 53%, es decir que había una sobrepoblación de 42.907 internos.

Es así como a través de la revisión de los procesos, al menos 21.187 reclusos quedaron en libertad en todo el país y otros tantos accedieron al beneficio de la medida de detención domiciliaria.

Fue así como en la Penitenciaría de El Bosque, en Barranquilla, hasta el 16 de marzo de 2020 registraba 1.657 personas con detención intramural, 505 indiciados con detención domiciliaria (medida preventiva) y 897 con prisión domiciliaria (medida de aseguramiento tras sentencia de un juez).

Pero con la medida adoptada, hasta el 30 de marzo de 2021, la cifra varió hasta llegar a 1.108 internos dentro del establecimiento penitenciario, 577 con detención domiciliaria y 1.082 con prisión domiciliaria.

Por su parte, la cárcel Modelo tenía en marzo de 2020 1.000 hombres presos, 3.585 con detención domiciliaria y 554 con prisión domiciliaria, pero a marzo de 2021 las cifras llegaron a 693 personas con medida intramural, 3.514 con detención domiciliaria y 617 con prisión domiciliaria. 

Es decir, que durante el año que lleva la pandemia en el país cientos de reos en Barranquilla han sido beneficiados con estas medidas en sus domicilios y otros más que quedaron en libertad.

‘Andresito’ fue capturado por participar en varios homicidios. Cortesía
¿Reincidencia criminal?

Pero ese beneficio del que gozaron muchas personas incentivó, según las autoridades, “la reincidencia en los delitos” de varios de estos reos, lo que elevó la percepción de inseguridad, al menos, en la capital del Atlántico.

Precisamente para atender esa situación, esta semana la cúpula operativa de la Policía Nacional llegó a Barranquilla para reunirse con las autoridades civiles en un consejo de seguridad, pero fue el mayor general Carlos Rodríguez, director de Seguridad Ciudadana, quien colocó en evidencia que la reincidencia de los delincuentes ha sido la principal causante del incremento de la criminalidad en la ciudad.

“La coordinación con el Inpec es muy importante. Estamos verificando en las viviendas de los delincuentes de alta peligrosidad que fueron cobijados con domiciliaria por el delito de homicidio o sicariato para saber si están cumpliendo la medida, si los funcionarios que están llevando a cabo el operativo no los encuentran en sus casas, de inmediato se les comunica a los jueces y al Inpec para que les revoquen estas medidas”, manifestó el alto oficial.

Ante la situación, el general Diego Hernán Rosero, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, anunció diferentes estrategias de seguridad con el fin de lograr la recaptura de varias personas que siguen afectando la seguridad ciudadana y que solo “desfavorece la percepción de seguridad”.

“Las sospechas quedaron en evidencia cuando analizamos que ocho personas que tenían medida domiciliaria fueron asesinadas –la mayoría–  en medio de la violación del beneficio del que estaban gozando. Estos crímenes obedecerían a ajustes entre bandas”, precisó el oficial. 

Asimismo, el comandante afirmó que a través de las labores de control y persuasión han capturado a 21 personas que tenían domiciliaria por cualquier delito y andaban en las calles libremente.

“Hemos recapturado a ocho sujetos que quedaron con medida no intramural por el delito de homicidio, pero siguen delinquiendo con el mismo delito y son judicializados también por fuga de presos”, añadió el general Rosero.

Un investigador judicial le aseguró a EL HERALDO que desde que empezó la medida de excarcelación en todo el país, los homicidios y hurtos en Barranquilla “se dispararon considerablemente”.

“Los cobijan con estas medidas, pero no existe un control para que cumplan este beneficio. Por otro lado nos piden operatividad y damos resultados, pero al ser presentados ante un juez los dejan en libertad o al tiempo de ser recluidos en los centros carcelarios los dejan salir. Entonces todo se vuelve un juego del gato y el ratón”, dijo el investigador.

Alias Popo, asesinado. Cortesía
¿Cómo regulan los reos con domiciliaria?

Francisco Barreto, director encargado de la Regional Norte del Inpec, sostuvo que es poco el personal con el que cuentan para la revisión de que los beneficiados con esta medida la cumplan a cabalidad.

“Nosotros hacemos una coordinación con la Policía Nacional porque no contamos con los recursos para poder tener un control total de los detenidos con domiciliaria. En la cárcel Modelo tenemos a cuatro funcionarios para esta revisión al igual que en la Penitenciaria El Bosque; mientras que dos más están pendientes de los brazaletes electrónicos”, detalló el funcionario.

Una fuente judicial le dijo a este medio que en una revisión que realizó la Policía de Barranquilla en coordinación con el Inpec – en la última semana de marzo–, de 79 personas que gozan de medida no privativa de la libertad por el delito de homicidio solo 27 fueron encontradas en los lugares correspondientes, es decir que 52 “estaban fugados”.

El director encargado de la Regional Norte del Inpec precisó que dentro de los recursos que les hacen falta están vehículos y más funcionarios para que se encarguen de este tipo de revisiones que deberían ser semanales e incluso diarias.

“Una salida humanitaria”

Andrés Felipe Caballero, abogado y criminólogo, fue consultado por EL HERALDO frente a esta situación que se ha venido presentando con el tema de la reincidencia criminal y sostuvo que para poder minimizar este flagelo se necesita más apoyo en la resocialización de los reos. 

“Creo que la solución para la reincidencia criminal es fortalecer los programas de resocialización dentro de las cárceles, identificando por grupos de delitos cuáles son los niveles de reincidencia. Esta parte que la ley establece no se está cumpliendo en un 100%”, precisó.

De igual forma, aseguró que la excarcelación en el país “fue una salida humanitaria” frente a esta crítica situación.

“Esta medida de excarcelación se ve como una salida humanitaria a un problema que ha causado el Estado colombiano durante muchos años, como lo es el hacinamiento. Tenemos capacidad carcelaria para 60 mil personas y estamos cerca a los 120 mil, o sea que el 50% de la población carcelaria está hacinada”, puntualizó.

Alias el Negro tenía prisión domiciliaria, pero fue asesinado. Cortesía
Asesinato de ‘El Negro’ y ‘Popo’

Pedro Gabriel Padilla Aguirre, alias Popo, y Hernando Padilla Aguirre, ‘El Negro’, eran responsables, según las autoridades, de las extorsiones y homicidios selectivos en el suroccidente de Barranquilla y fueron asesinados a mediados de marzo en un ataque sicarial en el barrio Los Ángeles ll, cuando se encontraban reunidos en una vivienda. El escolta que los cuidaba también murió.

Según labores de inteligencia, estos sujetos seguían en su actuar criminal en esa zona de la capital del Atlántico y este atentado habría obedecido a un ajuste de cuentas entre bandas criminales.

Al progenitor de uno de estos dos hombres –que tenían amplio prontuario criminal– lo asesinaron en 2019, también por la vendetta que libraban en su momento estas bandas en esa zona.

Tras conocerse el crimen, las autoridades reportaron que tanto ‘Popo’ como ‘El Negro’ tenían detención domiciliaria.

‘Andresito’, un reincidente

Andrés Felipe Garnica Romero, alias Andresito, gozaba de detención domiciliaria tras ser procesado por el delito de hurto, pero fue capturado el pasado mes de febrero en la calle 56 con carrera 11, barrio La Ceiba, violando la medida y por el delito de homicidio y de porte ilegal de armas de fuego.

Las autoridades lo acusan de haber asesinado de varios impactos de bala a un panadero en el municipio de Malambo, área metropolitana de esta capital.

‘Andresito’ fue llevado a la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía General de la Nación y fue judicializado por los cargos antes descritos, sumándole la fuga de presos.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Crímenes
  • excarcelación
  • Pandemia
  • Delitos
  • Capturas
  • inseguridad
  • homicidios
  • Barranquilla
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.
Ya soy suscriptor web