Judicial

En video | “El arroyo me lo arrebató”: mamá de vendedor ambulante ahogado

Elizabeth Díaz aseguró que su hijo, Joel Díaz, murió por rescatar su carro de helados.

Mientras caminaba con el tapabocas en la mano, lejos del murmullo de los que en la mañana de este martes estaban a las afueras de Medicina Legal, Elizabeth Díaz Sánchez lamentó no poder volver a desayunar con su hijo Joel Díaz. 

A diario, aunque ella se ofrecía, él siempre iba a la tienda a comprar dos panes. Uno para ella y otro para él. Los compartían con café tibio, porque ella no le dejaba volver a encender la estufa. "Te va a coger el día", le decía Elizabeth poco antes de dieran las 8:00 de la mañana. "Qué va, mi vieja, tranquila", respondía. 

Justo así había sido la mañana del lunes que, sin saberlo, fue la última que compartieron. Por eso, de tanto en tanto, mientras esperaba por el cadáver de su hijo este martes, Elizabeth se apartaba y trataba de contener las lágrimas caminando frente a los barrotes del instituto forense. 

"Él era un muchacho sano. No fumaba, no tomaba, no se metía en problemas. Ni mujer tenía. La mujer era yo, la mamá, que lo cuidaba, le organizaba su ropa. Más nada puedo decir de la vida, que el arroyo me lo arrebató. Ojalá que Dios le ponga mano a eso y no siga habiendo más ahogados", fueron las primeras palabras que pronunció en voz alta la mujer, enjuagadas por las lágrimas que tanto trataba de contener. 

Para ese momento, Elizabeth había decidido dejarle a su hija la tarea de responder las preguntas que los forenses tenían sobre la muerte de Joel. Ya no quería pensar en ello, aunque ya se había recompuesto un poco, pues confesó que en la tarde del lunes, cuando la llamaron a decirle que el arroyo se lo había llevado, “parecía una loca”.

"Por allá en Las Mercedes, donde él estaba, encontraron el celular y llamaron a un nieto mío.  Ahí fue que nos enteramos lo que había pasado. Ya hasta lo habían sacado", recordó la madre.

El carro de helados rescatado del arroyo se encuentra en el CAI de Las Mercedes. Hansel Vásquez

Intentó salvar el carrito de helados

La familia Díaz recibió la llamada pasadas las 4:30 de la tarde del lunes, minutos después de que Joel fuera arrastrado por el arroyo El Salao. Testigos aseguran que todo fue tan rápido que, después de que la corriente hizo lo suyo, no hubo mucho que hacer.

Joel Díaz llevaba 15 de sus 40 años de edad vendiendo "medio litro de helado, por tan solo dos mil pesitos". Sin embargo, hace 15 días le había dicho a su mamá que se estaba cansando del trabajo. Aún así, este lunes siguió la ruta de siempre, que incluía el barrio Las Mercedes, por donde solía pedalear al compás de la grabación que lo identificaba. 

El aguacero que bañó a Barranquilla lo sorprendió y se detuvo en la esquina de la calle 79B con carrera 35C. Joel se bajó del carrito de helados y buscó un sitio para refugiarse. Pero las aguas comenzaban a crecer y su vehículo de trabajo empezaba a ceder a la corriente.

"Nosotros lo vimos allá en la esquina, donde se forma la laguna, pero ese arroyo creció bastante, a mi hasta se me metió el agua. Él estaba ahí con el carrito pero se lo empezó a llevar el agua y por sacar el carrito, se lo llevó el arroyo", contó Ruby Woo, quien desde el balcón de su casa, en la esquina de la 80 con 35C, vio la tragedia. 

Justo en ese punto, una baranda de cemento fue puesta como barrera para evitar que vehículos arrastrados por las turbias aguas siguieran el curso del arroyo El Salao. Sin embargo, justo después de la barrera, hay una caída de dos metros que hace casi imposible que una persona se salve de las inclementes aguas. Allí cayó Joel Díaz. 

ansel Vásquez

"El carrito de helados quedó atorado en la baranda, pero él se soltó por la fuerza del arroyo y se fue. Aquí todos los que vimos, gritamos, y llamamos a la Policía enseguida", continuó Ruby.

Los patrulleros del cuadrante, Wilhen Álvarez y Rafale Ramos, corrieron enseguida y llegaron hasta la calle 82 F con carrera 27 C, en el barrio Villa del Rosario, donde vecinos del sector también se habían percatado del cuerpo de Joel siendo arrastrado por el arroyo. Había fallecido.

El cadáver quedó atascado sobre una viga de metal por la que los habitantes del sector suelen cruzar para pasar la corriente. Le habían atado cuerdas al tórax y halaban para sacarlo. Los patrulleros, osados, se metieron a la corriente y ayudaron a rescatar el cuerpo de Joel Díaz, dejándolo en la orilla para que la Sijín procediera al levantamiento. 

En el carrito de helados de Joel habían quedado sus teléfonos celulares. Al regresar al sector, los uniformados llevaron el carro hasta el CAI y conectaron el teléfono para hacer la llamada.

Piden canalizar otra vez el arroyo

David Torres, quien desde hace varios años reside en el barrio Las Mercedes, aseguró a EL HERALDO que hace varios periodos gubernamentales se hizo un buen trabajo con el arroyo El Salao; sin embargo, considera que hace falta una nueva canalización.

“Los que vivimos aquí ya sabemos cómo es el movimiento del arroyo, por eso cuando llueve no salimos. A los que les han pasado cosas son los que no vienen por aquí. Sabemos que cuando el arroyo se junta con la otra corriente forma un remolino que se traga a cualquiera y, más adelante, se estrella contra un muro”, explicó Torres. Así mismo, indicó que todo empeora cuando lanzan escombros al arroyo, pues este “se represa”, sube mucho más el agua a las casas y “el que cae se mata”.

Gladys Martínez, también residente en el barrio, estuvo de acuerdo y dijo que “la Alcaldía debe visitar el barrio para que vea la problemática”.

“Así como pasó eso con el heladero, le puede pasar a cualquiera. A mis hijos no, porque ya ellos conocen cómo es el arroyo y lo evitan, pero a otros sí”, agregó la mujer.

Lugar de los hechos. Hansel Vásquez
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • ahogado
  • arroyo
  • Arroyos en Barranquilla
  • El Salao
  • muere joven
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.