El Heraldo
Eduardo abdicó al trono de Inglaterra para casarse con Wallis Simpson.
AFP
Entretenimiento

Wallis y Meghan: las norteamericanas que trastocaron la monarquía

¿Se repite la historia? Divorciadas y liberales, ambas son comparadas por influir en la separación de sus parejas con la familia real británica. 

Dos veces divorciada, plebeya, estadounidense y liberal para su época, Wallis Simpson puso a tambalear la monarquía británica al enamorarse del heredero al trono: Eduardo, príncipe de Gales.

La mujer fue el motivo de una profunda crisis diplomática en Inglaterra y sus dominios en 1934, cuando —tras ser amante de Eduardo— este le propuso matrimonio después de la muerte de su padre Jorge V.  
Luego del ascenso al trono de Eduardo, en adelante Eduardo VIII,  Wallis se divorció de su segundo esposo para formalizar su relación con el entonces rey de Reino Unido, sin ser aceptada por los ingleses y siendo rotundamente rechazada por los protocolos y tradiciones de la realeza.

Dos años más tarde, Eduardo VIII abdicó del trono, dejando como primero en la línea de sucesión a su hermano menor Jorge —padre de la reina Isabel II— y seis meses más tarde se casó con Wallis Simpson, quien nunca recibió el tratamiento de Alteza Real. 

El anterior, quizá uno de los escándalos más grandes que ha desatado la Corona Británica, es constantemente comparado con la noticia que ha rondado esta semana en tabloides de todo el mundo: la renuncia de los duques de Sussex a sus funciones como miembros de primer rango de la familia real. 

Comparación

 Meghan Markle, una exactriz estadounidense, plebeya, divorciada y afroamericana. A su llegada a la Familia Real fue vista como un soplo de aire fresco en una rigurosa monarquía tildada comúnmente de anticuada o anacrónica.  

La ahora duquesa de Sussex se casó con el príncipe Harry, sexto en la línea de sucesión al trono y nieto de la reina Isabel en una celebrada boda y retransmitida por las televisoras de todo el mundo. 
Sin embargo, conforme pasaba el tiempo empezó a ser criticada por “no encajar” o por ser una persona “difícil”. 

Markle, otrora querida por los ingleses, era asediada por los medios de comunicación al punto de  que el príncipe Harry demandó a diarios de ese país por acecharla, “tal como lo hicieron con su madre”(Diana de Gales quien falleció en un accidente automovilístico perseguida por paparazzis). 

Tras tomar una pausa de sus obligaciones con la Corona y una corta desaparición de la vida pública en un viaje a Canadá con su pequeño hijo Archie. La pareja anunció su intención de desligarse de la corona y buscar independencia económica.

Los duques Harry y Meghan renunciaron al monograma HRH, que significa Su Alteza Real.

Periodo de transición

 La reina Isabel anunció un periodo de transición para que la pareja se desligue de sus funciones —que se cumplirá en la primavera de 2020—. 

En la cumbre de Sandringham, la reunión de urgencia en la que participaron miembros y asesores de la monarquía para llegar a un acuerdo con los duques de Sussex, definieron que los duques renunciarían al título de Alteza Real—debido a que no representarían a la reina—y  devolverían 2,4 millones de libras esterlinas (3,1 millones de dólares) de fondos públicos que sirvieron para renovar su hogar, Frogmore Cottage, cerca del castillo de Windsor.

“Es una abdicación”, afirmó para el Sun on Sunday el experto en protocolo de la familia real, Alastair Bruce, quien destacó en la entrevista que Enrique queda retrogradado al mismo nivel que otros 30 duques británicos.

El fenómeno, que algunos medios titularon el ‘Megexit’, refiriéndose al Brexit, fue aplaudido por la prensa al “no permitir”  la Corona que los duques mantuvieran un pie en la familia real y otro en un “estatuto inédito”. 

Por la anunciada abdicación de Harry, Meghan es vista hoy por los críticos como una segunda Wallis Simpson.

Disney 

Hace una semana, el Daily Mail publicó una conversación en la que  el príncipe Harry trataba de conseguir contactos para su esposa en el estreno de la película de El Rey León en Londres. En el evento de Disney, Harry le dice al director de la película, Jon Favreau.

“Si alguien necesita alguna voz en off...”, dejando en claro la aspiración de Meghan de realizar un trabajo similar. “Realmente por eso estamos aquí. ¡Para la promoción!”, intervino Meghan en la conversación. Al parecer cerrará un trato con Disney. 

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.