El Heraldo
Jesús Rico y equipo Regionales
Entretenimiento

El Niño Dios, disfrute en familia

Bicicletas, patinetas, aparatos tecnológicos y piscinas, con chapuzones en plena calle, fueron algunos de los regalos que disfrutaron los niños este 25 de diciembre. 

“No hay nada más lindo y satisfactorio que ver la alegría de los niños cuando se despiertan desde temprano y ven los juguetes alrededor de su cama o en el pie del arbolito”, dijo Delmis Manzur, madre de Miguel Ángel Camargo, de ocho años, mientras este se encontraba afuera de su casa con toda su atención puesta en la pista de carros que le había llegado a mitad de la noche de Navidad.

Tradicionalmente el 25 de diciembre es un día en el que —a pesar de trasnochar— las familias se reúnen desde muy temprano, los pequeños disfrutan con sus nuevas adquisiciones y la satisfacción en el rostro de los padres solo se compara con las risas y gritos de euforia de los pequeños mientras, a su manera, expresan agradecimiento.

Tal como se le veía a Yirleydis Wester, sentada en el bordillo de su casa. Mientras con una mano sostenía la manguera que llenaba la piscina y, con la otra, trataba de detener las peleas entre los niños que querían aventarse al agua.

“Yo no soy mamá, pero sí soy tía y, en días como hoy, verlos a todos así, felices me llena de emoción”, indicó.

Diferentes calles del barrio Rebolo, y otros aledaños, estaban cerradas por cintas y vallas que brindaban seguridad y permitían que los menores fueran libres para correr, patinar, manejar bicicletas, pasear a sus muñecas en coche e incluso bañarse en piscina como era el caso de los 4 sobrinos de Wester.

En Valledupar, los niños salieron desde temprano a disfrutar de sus regalos.

“Ahora están aquí en el agua, pero ahorita en la tarde empiezan a reclamar para que los llevemos al parque para que manejen y coman helado”, contó la tía, quien no disimulaba la felicidad que la invadía de ver, no solo a sus sobrinos, sino a los demás niños de la cuadra, mientras disfrutaban cada uno de sus presentes.

“Aquí viven solo cuatro niños, pero cuando los vecinos ven la piscina traen a los suyos, y aquí se meten todos”, dijo Wester.

La soledad que ayer en la mañana se veía en muchas calles de Barranquilla, era inversamente proporcional a la cantidad de niños que se veían en muchas otras, que fueron el escenario principal de juegos, risas y gritos. Aunque en muchas terrazas de casas de familia se encontraban juguetes tirados, papeles de colores rasgados y muchas sonrisas en los rostros recién levantados de los pequeños.

En el barrio La Sierra varios niños se acostaron tarde esperando, la aparición sorpresiva, de cada uno de los regalos que, en días anteriores, habían pedido por medio de una carta al Niño Dios. Pero fue en horas de la mañana cuando sus peticiones tuvieron respuesta; por esto muchos pequeños se despertaron desde temprano para abrir cajas de regalos donde se encontraban sus solicitudes hechas realidad.

La actriz Laura Peñuela repartió regalos a los niños de Sucre, y compartió con ellos.

“Le habíamos regalado un computador y un PSP, por eso no se esperaba la bicicleta. Pero esta mañana cuando se levantó y la vio, su cara de alegría fue gratificante”, afirmó Katlyn Cantillo, madre de Víctor Palacio, un menor de siete años.

Cantillo indicó que el niño estuvo despierto hasta las 3 a.m., esperando a ver si algo más ocurría, o algún obsequio adicional llegaba, mientras jugaba con el regalo que le habían dado sus padres previamente. Lo que el niño no imaginaba era que después de dormirse, la bicicleta que hacía parte de su lista de solicitudes a Santa también llegaría, pero de manera sorpresiva.

Junto a Jesús Adrián, de un año, y Samuel, de 9, se encontraba Víctor sentado en el piso, mientras analizaba cada parte de la bicicleta y, paralelamente, jugaba con cualquier otro artefacto que distrajera su vista.

Como indicó Cantillo, una vez más la época navideña demostró que “la felicidad de los niños no tiene que ver con dinero sino con la ilusión que conlleva la fecha”.

En Cartagena, diferentes calles fueron cerradas y cientos de niños salieron a jugar.
Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias

Más noticias de:

  • Niño Dios
  • Navidad
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.