Cultura

Falleció Luis Altamar, fundador de la cumbiamba El Cañonazo

La velación será mañana en en el Cementerio La Paz a las 4:00 de la tarde. 

Luis Altamar De la Vega, director y fundador de la cumbiamba El Cañonazo, una de las más tradicionales del Carnaval de Barranquilla, falleció ayer cerca del mediodía, a sus 92 años.

“Él estaba mal hace un tiempo con una afección respiratoria, y a eso se le sumó una baja en la hemoglobina”, relató su hijo Rafael Altamar, actual director de El Cañonazo y Rey Momo del Carnaval en el 2010. 

Su bisnieta, quien hace parte de la cuarta generación de cumbiamberos de la familia Altamar, lo recordó como una persona que siempre fomentó el patrimonio cultural de Barranquilla. 

“Mi abuelo era un hombre de carácter fuerte, generoso y también alegre. Él nos inculcó el amor por la cultura”, dijo Nuribeth Altamar, actual capitana de la cumbiamba. 

El Cañonazo apareció por primera vez en un desfile en 1964 y fue fundada por Luis Altamar junto a su esposa Natividad López, ambos bailadores de ruedas de cumbia. 

“Mi papá era un carnavalero de tiempo completo, se gozaba los cuatro días de Carnaval y hasta que pudo bailó en la vía 40. Ya en el año 1983 me entregó la dirección del grupo y a partir de ahí mi labor ha sido continuar con su legado y mantener viva la tradición del grupo”, manifestó su hijo Rafael.

En su categoría, El Cañonazo ha sido uno de los grupos que más ha ganado Congos de Oro.

“En diferentes ocasiones hemos sido declarados fuera de concurso, nos han otorgado Congos honoríficos por considerarnos parte del selecto grupo de los Líderes de la Tradición del Carnaval”, contó con orgullo su bisnieta. 

A pesar de que ya no dirigía oficialmente la cumbiamba, Luis Altamar supervisaba cada año las coreografías de su gran pasión. 

“En cada ensayo él se asomaba por la ventana y si podía se sentaba en la terraza y estaba pendiente de cada detalle, si algo no le gustaba detenía el ensayo tantas veces como quería porque para él lo más importante era conservar la tradición”, narró su nieto Ivanoff Altamar, director de las Semillitas del Cañonazo. 

Sus seis hijos, doce nietos, y cuatro bisnietos lo recuerdan como un hombre jocoso, defensor acérrimo del Carnaval tradicional. 

“De mi papá conservamos muchas anécdotas, él fue ejemplo no solo para la familia sino para sus amigos”, concluyó Rafael Altamar. 

El sepelio se llevará a cabo, a las 4:00 p.m., en el cementerio Jardines de la Paz sede norte.

Facebook
Twitter
Messenger
Whatsapp
Convierta a El Heraldo en su fuente de noticias
DETECTAMOS QUE TIENES UN BLOQUEADOR DE ANUNCIOS ACTIVADO
La publicidad nos ayuda a generar un contenido de alta calidad
No quiero apoyar el contenido de calidad
X
COMO REPORTAR A WASAPEA
1. Agrega a tu celular el número de Wasapea a EL HERALDO: +57 310 438 3838
2. Envía tus reportes, denuncias y opiniones a través de textos, fotografías y videos. Recuerda grabar y fotografiar los hechos horizontalmente.
3. EL HERALDO se encargará de hacer seguimiento a la información para luego publicarla en nuestros sitio web.
4. Recuerda que puedes enviarnos un video selfie relatándonos la situación.